Las 10 mentiras de Occidente sobre el conflicto sirio

sirya limpia de basura

Occidente ofrece “una visión completamente falsa” de la guerra que comenzó en Siria en 2011, afirma el periodista británico Neil Clark.

Publicado en https://actualidad.rt.com/actualidad/218362-mentiras-occidente-conflicto-sirio el 10-09-16

En un artículo para RT, el periodista británico Neil Clark ha presentado “las 10 peores mentiras” sobre Siria que Occidente promueve con el objetivo de ofrecer a sus ciudadanos “una visión completamente falsa” del conflicto que padece ese país árabe desde 2011.

  1. Occidente no ha intervenido en Siria

La afirmación tantas veces repetida sobre la no intervención del Occidente en Siria es “versión copletamente falsa de la verdad”, afirma este periodista y escritor. Aunque Occidente no bombardeó directamente al Gobierno sirio de Bashar al Assad en 2013, sí que ha intervenido “enormemente” en el país árabe al financiar, apoyar y entrenar a “rebeldes violentos” que se oponen a las autoridades sirias.

Además, muchas armas enviadas por EE.UU. a esos combatientes acabaron en manos del grupo terrorista Estado Islámico. “Occidente no solo ha desatado este conflicto, sino que también ha ayudado a mantenerlo durante más de cinco años”, indica Neil Clark.

  1. El conflicto es culpa de Assad

La versión occidental dominante indica que Assad inició la guerra de Siria después de oprimir las protestas pacíficas contra su Gobierno, en marzo de 2011. Sin embargo, Clark subraya que esas protestas pacíficas a favor de la democracia “fueron secuestradas” por quienes querían provocar una respuesta violenta por parte de las autoridades del país. El primer mes de hostilidades se saldó con la muerte de, al menos, 88 soldados sirios.

De este modo, el mandatario se enfrentó a una “insurrección violenta” protagonizada por “terroristas”,  muchos de los cuales procedían del extranjero. “¿Qué haría el Gobierno de Estados Unidos si se enfrentara a una insurrección violenta de ‘rebeldes’ respaldados desde el extranjero que mataran a soldados norteamericanos e hicieran estallar edificios gubernamentales?”, se pregunta Clark: “Segiro que su respuesta sería aún más despiadada que la del Gobierno sirio”.

  1. Assad cuenta con poco apoyo en Siria

Según el escritor, a las personas que viven en los países occidentales les cuentan que el líder sirio no tiene el favor popular y solo permanece en el poder porque es “un dictador brutal”. Sin embargo, existen “muchas pruebas” de que Assad goza de un apoyo considerable en su país.

A principios de 2012, una encuesta indicó que el 55 % de los sirios querían que su presidente siguiera en el poder y, dos años después, Assad obtuvo una “aplastante victoria” en las primeras elecciones presidenciales multipartidistas del país en los últimos 50 años.

Asimismo, el periodista recuerda que una encuesta de julio de 2015 mostró que el 47 % de la población pensaba que su mandatario tenía una influencia positiva en los asuntos en Siria. Sin embargo, Occidente no difundió ninguna de esas noticias.

La última prueba que ofrece el artículo trata de que, pese a que el conflicto de siria lleva vigente cinco años y medio, Assad todavía permanece en el poder.

  1. Assad no está interesado en la paz y la reconciliación

De hecho, el presidente sirio y su Gobierno han demostrado de manera repetida su deseo de hacer concesiones para tratar de poner fin al conflicto. En 2012, el país árabe aprobó una nueva Constitución y puso fin al monopolio de la formación política Baaz. El artículo 8 de esa Carta Magna establece que “el sistema político del Estado se basará en el principio del pluralismo político y el ejercicio del poder de manera democrática mediante las urnas”.

Clark subraya que tanto esta reforma “significativa” como las diversas amnistías que otorgó Assad a algunos rebeldes tuvieron poca cobertura en los medios occidentales.

  1. El conflicto sirio es sectario

“La verdad es que tanto sunitas como chiitas apoyan al Gobierno secular sirio, mientras que EE.UU. trata de hacer todo lo posible para aprovecharse de las divisiones religiosas y crear tensiones entre esos colectivos”, según indicaron las últimas filtraciones de WikiLeaks que recuerda el periodista. Durante siglos, “las potencias imperiales han empleado una estrategia de división y dominación y el Imperio estadounidense no es diferente”, rememora Clark.

  1. El Gobierno sirio utilizó armas químicas contra sus ciudadanos

“Si recibiera 10 libras [13,3 dólares] por cada vez que leí ‘Assad gaseó a su propio pueblo en Guta’ u otras frases similares, sería un hombre muy rico”, asegura Clark, refiriéndose a la cobertura occidental sobre el incidente. Tres años después, todavía no se sabe con certeza quién realizó el ataque químico en esa ciudad siria.

“El sentido común nos dice que Assad habría estado loco para ordenar ese ataque porque sabía que, en ese momento, los inspectores de la ONU estaban en Damasco y los halcones occidentales buscaban una razón para bombardearlo”, sostiene el escritor, quien agrega que “resulta poco probable” que nadie pueda ofrecer pruebas de que el Gobierno sirio utilizó armas químicas.

  1. Rusia y el Gobierno sirio ayudan al Estado Islámico

“Este es un buen ejemplo de una ‘teoría de la conspiración’ aceptable”, sostiene Clark. Según el periodista, después de que Moscú comenzara a bombardear a los grupos terroristas en Siria en septiembre de 2015, a los ciudadanos de los países occidentales les quisieron convencer de que proporcionaba ayuda aérea al Estado Islámico.

Sin embargo, cuando un Airbus A321 ruso de pasajeros fue derribado a finales de octubre en la península egipcia del Sinaí, la línea de los medios occidentales cambió y afirmaron que aquel ataque era un “disparo de advertencia” para Rusia por parte del EI.

Neil Clark se pregunta de manera retórica “¿por qué el grupo [terrorista] querría derribar un avión ruso si Rusia estaba proporcionando al EI fuerza aérea?” e insinua que, de hecho, Damasco y Moscú organizaron una operación antiterrorista para acabar con las atrocidades de los yihadistas.

  1. Occidente está de parte de “chicos buenos” en Siria

“La verdad es que Occidente no ha luchado contra el terrorismo en Siria, sino que lo ha ayudado. Según cualquier estándar objetivo, los rebeldes moderados apoyados por EE.UU., Reino Unido y sus aliados han cometido crímenes atroces que se calificarían como ‘terrorismo’ si se hubieran perpetrado en un país occidental o de un aliado de Occidente”, afirma Clark.

  1. Hay 70.000 rebeldes moderados en Siria

La afirmación que realizó el exprimer ministro británico, David Cameron, cuando indicó que en Siria hay 70.000 rebeldes moderados fue “excéntrica” porque “no estaba corroborada”, según el periodista. En ese momento, noviembre de 2015, el político trataba de obtener la aprobación del Parlamento británico para realizar ataques aéreos en Siria y colaborar con los rebeldes moderados. Sin embargo, en enero el antiguo líder conservador admitió que algunas de esas personas eran “islamistas de una línea relativamente dura”.

  1. Las intenciones occidentales en Siria son humanitarias, mientras que Rusia actúa por su propio interés

“De hecho, el cambio de régimen en Siria estaba en la agenda de Occidente mucho antes de que tuviera lugar cualquier protesta contra el Gobierno y se remonta, por lo menos, a 2006, cuando Israel acusó a Siria de que su apoyo a Hezbolále impidió derrotar a esa organización militarizada chiita libanesa en el enfrentamiento que tuvieron durante 33 días”, explica el escritor.

“¡Imagínense cómo sería la respuesta norteamericana si Rusia propusiera llevar a cabo un cambio de régimen violento en un país aliado de EE.UU. desde hace mucho tiempo. ¡Podemos estar seguros de que las acciones rusas no serían consideradas como ‘egoístas’ ni ‘humanitarias’!”, indica Clark.

 

Anuncios

4 pensamientos en “Las 10 mentiras de Occidente sobre el conflicto sirio

  1. ERC a favor del estado islámico
    28 octubre, 2016

    Purificación González de la Blanca. – ERC ignora muchas cosas, por ejemplo que el “dictador sirio Bashar al-Assad” gobierna Siria en una coalición de partidos, como resultado de unas elecciones

    El grupo parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha pedido la comparecencia de los ministros españoles de Asuntos Exteriores y de Defensa, José Manuel García-Margallo y Pedro Morenés, para que aclaren si España dio apoyo a buques de guerra rusos que operan en Siria, según informó el diario Público.

    De acuerdo con esta información, el texto registrado por ERC insta a los dos ministros a “explicar la posible colaboración de España con fragatas rusas que han participado en operaciones militares en Siria”.

    La formación política catalana asegura que “cuatro de los últimos barcos de guerra rusos que han atracado en Ceuta habrían participado en operaciones militares a lo largo del último año para favorecer al dictador sirio Al Asad”.

    No es la primera vez que ERC da el tiro errado. Más de año y medio pasóEstados Unidos extendiendo el Estado Islámico, ISIS o Daesh por Siria, con el pretexto de combatirlo. El engendro ha ido creciendo, alimentado por ellos, porque en realidad fue creado (la candidata Hillary Clinton ha reconocido su participación) para invadir Siria, Iraq y Libia, desde la que se exporta cómodamente a otros países, incluidos los europeos, no olvidemos esto último. Supuestamente Estados Unidos lo combatía mientras destruía las infraestructuras sirias: puentes, hospitales, gaseoductos, refinerías, monumentos patrimonio de la humanidad… Y todo esto lo ha venido y lo viene realizando Estados Unidos con el apoyo de las Bases militares que tiene instaladas en España (Rota y Morón, principalmente) y de otras muchas instalaciones que ha ido creando en Andalucía en los últimos años.

    A raíz de la intervención rusa en Siria, en virtud de un convenio de cooperación para la defensa que ambos países – Rusia y Siria – mantienen suscrito desde hace más de veinte años, y en base a una petición expresa del legítimo gobierno sirio, el juego de los Estados Unidos ha quedado al descubierto. Y esto ha desatado sus iras a través de unos gobiernos como el español y de unos medios de propaganda escandalosamente teledirigidos, dedicados a vendernos las maldades de quienes defienden su territorio de unos grupos terroristas creados, entrenados y armados por Estados Unidos y generosamente financiados por Arabia Saudí.

    Ahora estos medios de propaganda se emplean a fondo con el asalto a Mosul que, según la periodista Nazanín Armanian, encubre también, “una huida organizada de los yihadistas de Irak a Siria, donde han sido diezmados por los bombardeos rusos sobre Alepo. Se repartirán en diferentes puntos del país para continuar una larga guerra de desgaste, ingeniada por Obama” (Premio Nobel de la Paz)

    “La “ayuda humanitaria” reclamada por EEUU para la ciudad de Alepo (mientras EEUU y Arabia Saudí han provocado en Yemen la mayor crisis humanitaria del mundo), en realidad era una tapadera para rescatar a los yihadistas atacados… Y utilizar la ciudad como una gran base de operaciones militares de la OTAN para intervenir en Siria.”

    ¿Cuándo ha pedido explicaciones ERC al gobierno español por el uso permanente de nuestro territorio para atacar a países soberanos? ¿Cuándo ha pedido explicaciones al ministro de AA.EE, Sr. García-Margallo, por financiar dos cumbres de la oposición siria, es decir, de los terroristas del Frente Al-Nusra (los que devoraron ante las cámaras el corazón de un soldado sirio), celebradas en Madrid y en Córdoba? ¿Cuándo ha pedido explicaciones por financiar a estos terroristas? ¿Cuándo ha pedido explicaciones al ministro de Defensa, Sr. Morenés, por su vinculación a dos empresas de armamento y una tercera de contratas…y el ascenso meteórico de los presupuestos en materia de defensa?

    ERC ignora muchas cosas, por ejemplo que el “dictador sirio Bashar al-Assad” gobierna Siria en una coalición de partidos, como resultado de unas elecciones celebradas con casi un 80 % de participación: El Partido Baaz, el Partido Socialista, el Partido Comunista y el Partido Nasserista.

    Ignora también ERC los planes de los Estados Unidos desde el 11-S, hechos públicos por el general Wesley Clark (excomandante supremo de la OTAN) para invadir 7 países: Iraq, Libia, Siria, Líbano, Somalia, Sudán e Irán. No menciona a Afganistán, en donde llevan muchos años empleándose a fondo, hasta conducirlo derecho a la edad media. Los resultados están ahí.

    Hay que ser muy ciego para no ver lo que está claro. O muy colaboracionista.

    En Siria, Estados Unidos está jugando la partida para conducirnos a una guerra mundial. La tremenda crisis del dólar los ha llevado a polarizarse en la economía de guerra que tanto temiera Eisenhower (poco sospechoso, por otra parte, de ser pacifista). Gracias a Rusia no estamos ya en la contienda, que nadie va a ganar.

    Pero, por encima de todo, ERC debe saber que si hay un principio básico que en Derecho Internacional debe ser respetado es el de la No Injerencia. Aunque sería pedir peras al olmo de un partido atlantista que apoya las invasiones de la OTAN frente al derecho de los pueblos a decidir su destino.

  2. Alepo o Mosul: Así cambia la retórica de Occidente de acuerdo a la ciudad y los protagonistas

    Aunque la situación en Mosul (Irak) y en Alepo (Siria) es parecida, Occidente da un trato diferente a las ofensivas en ambas ciudades, según un columnista del diario ‘The Independent’. Publicado: 23 oct 2016

    La posición de los gobiernos y de los medios de comunicación occidentales es distinta en cuanto a la situación en la ciudad iraquí de Mosul y en la siria de Alepo, donde se llevan a cabo operaciones antiterroristas, afirma en su artículo de opinión Patrick Cockburn, un reconocido periodista británico y columnista del diario ‘The Independent’. Cabe mencionar que mientras Washington defiende la ofensiva en Mosul, considerado el principal bastión del Estado Islámico en Irak, a pesar de sostener que los yihadistas utilizan a civiles como escudos humanos en la ciudad, tacha de “barbarie” a la operación antiterrorista en Alepo.

    La situación actual en Siria y en Irak es similar, afirma Cockburn. En ambos países, dos grandes centros urbanos sunitas ―Alepo cuenta con una población de 2 millones de personas, y Mosul tiene 1,5 millones de habitantes― se convirtieron en escenario de batalla entre los terroristas y “las fuerzas progubernamentales fuertemente apoyadas por el poder aéreo extranjero”: en el caso de Alepo, por Rusia, y cuanto a Mosul, asistido por la coalición internacional liderada por EE.UU. I /
    Sin embrago, aunque la situación en las dos ciudades es parecida, EE.UU. trata de modo “absolutamente” diferente a los operativos en ambas urbes, sostiene el periodista. La ofensiva de las fuerzas rusas en Alepo “ha causado criticas a nivel internacional”, mientras que “ninguna analogía se hace, por ejemplo, con Ramadi, una ciudad de 350.000 habitantes en Irak, de la cual el 80% fue destruida por ataques aéreos encabezados por Estados Unidos en 2015”, agrega Cockburn.

    Cabe recordar que al hablar de la situación en Alepo, el representante oficial del Departamento de Estado de EE.UU., John Kirby, afirmó que “se necesita un cese de hostilidades y bombardeos”. Mientras que el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, comentó la operación en Mosul y los problemas humanitarios que conlleva en los siguientes términos: “[…] La idea de que las fuerzas de seguridad iraquíes deben demorar esta operación por sus preocupaciones ante las condiciones humanitarias en Mosul no tiene sentido”.

    Escudos humanos y rehenes civiles

    Los medios internacionales anunciaron este viernes que el Estado Islámico había capturado a 550 familias de aldeas cercanas a Mosul, supuestamente para utilizarlas como escudos humanos en sus posiciones. Además, Zeid Ra’ad Al Hussein, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, afirmó que existe un grave peligro de que los combatientes del EI “también puedan optar por matar a los civiles en vez de liberarlos”.

    En ese contexto, periodistas rusos del portal Business FM afirmaron que en la zona este de Alepo, la población civil quedó bloqueada de la misma manera y quiere marcharse. Los periodistas realizaron una serie de diálogos telefónicos con habitantes de Alepo que lograron escapar de la ciudad. Y comentando las pausas humanitarias propuestas por los militares rusos, uno de los residentes de Alepo afirmó que la población civil está bloqueada en la zona este de la ciudad, como rehenes de los terroristas, porque “los yihadistas prometieron matar a cualquier persona que utilice alguno de los corredores humanitarios para escapar de su zona de control”.de Alepo, controlado por los milicianos.

    “Abusos de la propaganda”

    Cockburn concluye que “la polarización extrema en la cobertura por parte de los medios de comunicación extranjeros acerca de eventos similares en Irak y Siria” demuestra los “abusos de la propaganda”. El periodista subraya que “ese ha sido el patrón para reportar las guerras en Siria e Irak en los últimos cinco años”, cuando “los gobiernos y periodistas extranjeros a menudo malinterpretaron por completo el panorama político” según sus intereses.

  3. Daesh fue posible por el financiamiento de las monarquías árabes y las armas de Occidente
    19 noviembre, 2016

    Ciudad milenaria de Medio Oriente, Mosul está ubicada en el norte del territorio iraquí. Con casi dos millones de habitantes en la actualidad, la conocida capital petrolera de Irak siempre fue blanco de pujas de poder internas y movimientos externos que buscan su control. Durante muchas décadas, los hidrocarburos que existen en su subsuelo se convirtieron en un botín preciado por muchos.

    En 2014, Mosul fue uno de los escenarios más trágicos de la aparición del Estado Islámico (ISIS, o Daesh). Desde esa localidad, Abu Bakr Al Baghdadi anunció el establecimiento del Califato de ISIS. Aunque en Mosul había apostados alrededor de cien mil soldados iraquíes, un puñado de mercenarios de Daesh ingresaron a la ciudad, saquearon los bancos y arsenales, y desplegaron un conocida política del terror.

    En la actualidad, diversas fuerzas militares avanzan hacia la ciudad con el objetivo de liberarla del Daesh. Si Mosul es liberada esto se convertiría en un duro golpe para ISIS, pero no aseguraría su desaparición. Cuando el gobierno de Bagdad anunció la operación para derrotar a Daesh en esa ciudad, el Ejército sirio denunció que EEUU y sus aliados permitían que los mercenarios salieran de Mosul con dirección a Raqqa, localidad del norte de Siria autoproclamada como capital del Califato.

    Para descifrar las consecuencias de la operación en Mosul, El Furgón dialogó con Ángel Horacio Molina, politólogo argentino y analista internacional en la cadena informativa HispanTV. Molina, que en la actualidad cursa una maestría de Filosofía de la Ética Islámica en la Universidad de Al Mustafá de Irán, asegura que la desaparición de ISIS tiene más que ver con derrotar su ideología takfirí, la cual se profesa en Arabia Saudí, que con su debacle militar.

    -¿Qué significa la operación militar contra el Estado Islámico en Mosul?

    -Hay varios elementos a tener en cuenta en la operación militar en Mosul. En primer lugar, marca algunas diferencias entre los que sucede en Irak y en Siria. Irak es un país aliado a los EEUU, su ordenamiento político actual es producto de la ocupación norteamericana, su ejército ha sido entrenado y armado por los EEUU. Frente al aumento de la influencia iraní en ciertos escenarios claves, entre ellos también el iraquí, y los intentos rusos por estrechar relaciones con Bagdad (lo que quedó de manifiesto en la oferta rusa de colaboración para atacar las posiciones de Daesh en Irak), existe la necesidad de conservar y fortalecer el papel norteamericano. La participación de Irán y Rusia en el conflicto contra Daesh han sido decisivas para entender por qué ahora se tomó la decisión de acabar con las fuerzas de este grupo armado.

    El caso de Siria es distinto, porque hablamos de un país cuyo gobierno no es siquiera reconocido por EEUU y Europa occidental, y donde el interés en su derrocamiento es compartido por varios actores estatales en la región, como Arabia Saudí, Turquía e Israel. En ese escenario, Daesh todavía es útil para estos intereses, aunque es muy probable que para fortalecer a los sectores anti Assad en una mesa de negociaciones futura, asistamos a la gradual desaparición de este grupo, cuyo lugar será ocupado por este conjunto de fuerzas heterogéneas llamado los “rebeldes moderados”.

    En segundo lugar, la ofensiva sobre Mosul concentra el escenario de disputa en el terreno sirio y representa una gran oportunidad para presentar ante el mundo el “compromiso” de la administración estadounidense en su lucha contra Daesh, algo que fue puesto en duda tanto por Rusia como por organizaciones iraquíes y sirias. Sin embargo, con enorme cinismo, todavía escuchamos en EEUU algunas voces a favor de no acabar todavía con Daesh, como se explica en una columna de ‘The New York Times’ del 27 de septiembre último.

    -¿En un mediano plazo es posible la desaparición del Estado Islámico?

    Daesh es solamente el síntoma de una serie de “enfermedades” presentes en la zona; en mediano plazo va a ser exterminado sin que necesariamente hayan desaparecido las causas que permitieron su origen y expansión. Entre esas “enfermedades” las más terribles son: la desestructuración estatal que supone este nuevo tipo de intervención en la región, que remite a las poblaciones a unidades identitarias primarias; y la difusión del pensamiento takfirí por parte de Arabia Saudí y las monarquías del Golfo, representantes de un Islam absolutamente tosco y empobrecido, en un intento por limitar la influencia de expresiones políticas que puedan amenazar sus intereses en la región. Mientras esas causas no sean combatidas, aunque se acabe con Daesh, surgirán otros grupos con nuevas denominaciones que expresen la subsistencia de estos problemas nodales.

    -¿Por qué una organización como el Estado Islámico pudo tener una expansión tan rápida en Irak y Siria?

    -En Irak, el surgimiento y expansión de Daesh es posible tanto por el financiamiento y adoctrinamiento por parte de las monarquías árabes, ansiosas por destruir cualquier posibilidad de que “la media luna shií” (como gustan llamarla estos gobiernos) se fortalezca, como por la incapacidad del Estado iraquí post Saddam Hussein de reconstruir las coordenadas nacionales que permitieran incluir en el nuevo orden político a toda la población iraquí, abriendo las puertas al discurso sectario y étnico que fue ampliamente explotado por la organización armada. En Siria, la expansión de Daesh sólo puede explicarse por la destrucción del Estado sirio llevada a cabo con la absoluta complacencia de EEUU y Europa occidental de la mano de sus aliados regionales quienes, a su vez, tienen intereses propios en el escenario sirio. Sin embargo, en ambos casos, por lo menos en un primer momento, se ha dejado actuar a Daesh.

    Nadie puede ser tan ingenuo e imaginar que el despliegue cinematográfico de las fuerzas de Daesh en Mosul pudo no haber sido registrado por potencia alguna, precisamente en el escenario más vigilado del planeta y donde hay mayor presencia de servicios de inteligencias de los países más poderosos. Recuerden que, en plena invasión a Afganistán, los medios nos saturaban de imágenes capturadas por satélites y drones, donde podíamos identificar a los combatientes talibanes en pleno entrenamiento. Con la tecnología actual, ¿nadie se enteró de la capacidad militar de Daesh y de sus maniobras en el terreno? Imposible. A Daesh se lo dejó actuar porque generó ciertos escenarios que podían ser utilizados por varios actores estatales.

    -¿A quiénes le conviene la presencia del Estado Islámico en Medio Oriente?

    -Daesh en Irak permitió crear un escenario de inestabilidad que, por un lado, fortaleció el discurso sectario absolutamente funcional, desde 1979, a los intereses de las monarquías árabes y, por el otro, generó una amenaza real en la frontera occidental de Irán, obligando a este país a aumentar sus controles en dos zonas “porosas”, la frontera con Irak en el oeste y la frontera con Afganistán en el este. En el caso de Siria, Daesh sigue un actor clave para debilitar al gobierno de Al Assad y avanzar a la balcanización del territorio sirio, aunque lo más probable es que sus militantes se incorporen gradualmente a las filas de los “rebeldes moderados” que, con el apoyo explícito de EEUU, Europa occidental y sus aliados regionales, buscarán fortalecer sus posiciones y avanzar en el mismo sentido que el grupo takfirí ya sin las “objeciones éticas” (siempre meramente declamativas) que trae consigo la complacencia frente Daesh.

  4. EEUU anuncia fin de apoyo al ESL tras publicación de vídeo de decapitación
    19 noviembre, 2016

    EEUU publicó el jueves un comunicado, citado por Al Masdar News, en el que afirma que había retirado su apoyo al Ejército Sirio Libre, apoyado por Turquía.

    Esto tuvo lugar poco después de que militantes de este último hayan decapitado en un vídeo a un hombre que podría ser un combatiente kurdo de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), integradas sobre todo por kurdos.

    La decapitación tuvo lugar en un momento en el que fuerzas turcas y del ESL se aproximan a Al Bab, ciudad del norte de Siria, que las FDS y el Ejército sirio también buscan tomar.

    La declaración estadounidense cita como razón el hecho de que el ESL haya atacado a las FDS en varias ocasiones.
    La ofensiva turca y del ESL no es apoyada por la coalición liderada por EEUU, dijo su portavoz coronel John Dorrian, que señaló que Turquía actuaba “de forma independiente”.

    Las noticias sobre decapitaciones no afectan sólo al ESL. Otro grupo “moderado”, el Movimiento Nureddin al Zinki, que salió a la palestra hace pocos meses por su cruel decapitación de un niño de 12 años en el campo de refugiados palestino de Handarat, en Alepo, publicó recientemente otro vídeo del que el periódico libanés Al Akhbar obtuvo una copia y que muestra a una decena de militantes decapitando a un hombre del cual lanzan la cabeza.

    Según el movimiento, se trataba de un checheno que pertenecía al EI.

    Las imágenes fueron obtenidas en la población de Tal Aishat, en la provincia de Alepo, que fue tomada recientemente por el Ejército turco dentro de su operación llamada “Escudo del Éufrates”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s