DIEZ REFLEXIONES SOBRE EL PCE E IU

Miguel A. Montes

20 de Enero 2016

Los últimos y diferentes informes de valoración de las elecciones generales presentados para el debate en IU se sitúan en clave externa. Siendo justo destacar tales factores externos, pero ignorando las responsabilidades y las carencias propias, al final se hacen lecturas parciales e incompletas.

Es verdad que en este ciclo electoral una vez más IU ha sido relegada a la marginación por los media, también es verdad la falta de voluntad de confluencia de los líderes de Podemos, y también es conocido el objetivo de la oligarquía financiera de apartar a IU de las instituciones, y la injusta ley electoral, pero éstas no son per se una suficiente explicación de la debacle del ciclo electoral. Falta autocrítica.

Tocaría analizar los elementos y las causas internas.

  1. EL CICLO ELECTORAL HA CASTIGADO A IU A PESAR DE LA CRISIS ECONÓMICA Y EL DECLIVE DEL PSOE

Sin contar los votos y diputados/as de Catalunya y Galicia, IU ha pasado de 1.338.137 a 923.105 votos (3,67%), una pérdida del 31% del electorado, obteniendo sólo 2 diputados/as de los 8 que contaba en la anterior legislatura, sin contar los obtenidos por la coalición ICV-EUiA, de los cuales 1 era de EUiA.

Si hacemos la comparativa con las elecciones generales del 2008 donde IU se quedó con 1 sólo diputado (1), podríamos decir que son los segundos peores resultados.

Pero también nos quedaríamos cortos. Ya que en el 2.008 el contexto era de crecimiento del PSOE y no había crisis. Sin embargo, en estas elecciones generales este resultado se da en un contexto de crisis profunda y con un declive electoral del PSOE que todavía no toca fondo. Este sería un elemento autocrítico a destacar, ya que no sólo no se ha recogido del declive del PSOE, sino que también se ha perdido electorado propio.

  1. LA HERENCIA DE LA VIEJA ESCUELA EUROCOMUNISTA PESA

La herencia del eurocomunismo ha pesado y sigue pesando tanto en lo ideológico como en la práctica política. No olvidemos que el PCE hasta abril del 2009 no comienza públicamente a apostar por la ruptura del pacto constitucional y abrir un proceso hacia la IIIª República para superar la crisis económica (2). Hasta entonces nunca se había cuestionado el régimen de 1978. En el  XVIII Congreso (finales 2009), en los documentos se introduce la “propuesta republicana del PCE”, la República como objetivo estratégico, reconociendo las iniciativas municipales por la IIIª República que se habían desarrollado al margen del partido, al año siguiente, en noviembre del 2010, el PCE realizaría su conferencia republicana.

En IU hasta la XIª Asamblea de diciembre de 2008 no aparece un documento que reivindique la república. En ese documento precongresual encabezado entre otros por los actuales secretario general del PCE y coordinador general de IU (Centellas y Lara), se comienza a reivindicar la República Federal. Cuatro años más tarde en el documento político de la Xª Asamblea se incluye la reivindicación del proceso constituyente hacia la IIIª República. Mientras tanto, en Catalunya EUiA ni tan siquiera participa en las plataformas unitarias por la IIIª República.

Salvo en el Vº Congreso del PSUC, de forma discontInua y que provocó en su momento la escandalización de los media del régimen (Diario16, ABC, El País…), no se ha hecho 3 décadas a posteriori una autocrítica profunda y análisis marxista sobre el proceso de transición donde la dirección eurocomunista asumió el proyecto político programado y permitido por el imperialismo para nuestro país, la monarquía parlamentaria y la impunidad del régimen franquista. Carrillo llegaría al extremo de confesarse monárquico (3). Renunciando con ello a la ruptura democrática y al proyecto socialista en un momento de ascenso de la lucha de clases tanto en España, como en Europa y en el mundo, muy difícil para poder articular una salida reaccionaria a la crisis orgánica tanto para el régimen franquista como para la crisis capitalista. Sin embargo se acabó por considerar a la crisis no como parte de la naturaleza del capitalismo, sino como un  incomprensible resultado de la voluntad e incompetencia de los gobernantes. Hoy la llaman “estafa”.

07

Así los dirigentes eurocomunistas asumieron los pactos de la Moncloa como alternativa a la crisis dentro del capitalismo, pagando la clase obrera el coste y las consecuencias de la crisis mediante un pacto social con la consolidación del sistema de mercado sin ningún aporte de avance antioligárquico. Y ante la falta de una alternativa revolucionaria y el repliegue defensivo del movimiento obrero, el PCE-PSUC perdería una parte considerable de su militancia obrera con consecuencias en el ciclo electoral. El PSUC pasaría del 17% al 4,63% y el PCE del 10,77% al 4,02% en las generales de 1979-1982.

Al final, la “vía democrática hacia el socialismo” o “socialismo en libertad” como propuesta eurocomunista, se convirtió en la práctica en Europa occidental en aceptar las reglas del juego de la democracia burguesa sin plantearse su ruptura, llegando de facto a un “compromiso histórico” con la clase dominante.

  1. HA FALTADO LA INICIATIVA COMUNISTA QUE EN LOS AÑOS 30 IMPULSÓ LOS FRENTES POPULARES

IU no se ha adelantado a los cambios para encabezar la unidad popular social y política, tal y como hizo en los años 30 cuando el PCE superó el infantilismo levantando la bandera de la revolución asturiana, el antifascismo y el frente popular, convirtiéndose en la mayor garantía de la unidad popular, en la fuerza política más visible y el mejor partido republicano de la historia de España (4).

En esta ocasión, 80 años más tarde, organizaciones de IU como la de Madrid, Extremadura, y dirigentes a nivel estatal se han colocado contra la confluencia de candidaturas electorales de unidad popular, provocando una crisis interna que ha sido pública y sonora en la organización federal de IU, cuya máxima expresión ha sido la organización de IU de Madrid. Tras las primarias de IU Madrid, donde la militancia apostó por la unidad popular siguiendo las propias directrices de la dirección federal de IU, ésta no fue valiente e intervino tarde.

  1. LA REVOLUCIÓN PASIVA YA TRIUNFÓ EN LA TRANSICIÓN Y RADICA EN NUESTRAS ENTRAÑAS

Se ha hablado de la revolución pasiva  como maniobra de la oligarquía financiera y del bloque de poder para superar la crisis del régimen político y social. En la transición (1976-1982), que no fue ni modélica, ni pacífica (5), se recicló la superestructura para mantener la dominación política con el mismo aparato de estado heredado del franquismo. Justa es la definición que hace Vicenç Navarro de que Franco también ganó la transición (6).

Pero Gramsci también asociaba fundamentalmente la revolución pasiva con la absorción por el bloque en el poder político de la formación capitalista de los intelectuales de las clases subalternas, asimilándolos al propio proyecto y privando de dirigentes y cuadros a cualquier proyecto alternativo, socialista. Donde el grupo de intelectuales incluyendo a los políticos profesionales de las instituciones parlamentarias, como situó Manuel Sacristán dejan de ser orgánicos con su base obrera, pasando a ser parte del dispositivo político de la clase dominante (7). En la transición se repitió la misma historia de la IIª Internacional con los choques entre las fracciones parlamentarias y otras instancias del partido, entre revisionismo y reformismo por un lado, y el carácter de clase y revolucionario del partido por otro.

Sin ruptura y sin proyecto socialista se dejó el camino libre para que la socialdemocracia ocupara el rol hegemónico en la izquierda española, una socialdemocracia que formaba parte de la revolución pasiva, una socialdemocracia cooptada desde los centros e decisión de la coalición de la guerra fría (EE.UU., Gran Bretaña, RFA y Francia), una socialdemocracia fuertemente subvencionada (consorcio Flick, fundación Ebert…) para contrarrestar la influencia comunista en el movimiento obrero del sur de Europa (España, Portugal y Grecia).

Las consecuencias, el desarme ideológico de la clase obrera, de la izquierda, y la pérdida de su carácter anti-imperialista, al renegar del análisis marxista sobre el carácter del Estado como instrumento de dominación clasista y asumir las instituciones de la guerra fría, la UE y la OTAN. Y es ahí donde la socialdemocracia española, jugó el papel principal de asimilar y representar el proyecto capitalista en las clases populares, introdujo la precariedad laboral, se vinculó con la corrupción, las puertas giratorias y el terrorismo de Estado, aceptó la OTAN, Maastrich, etc.

otan-de-entrada-no1

En la actualidad, después de dos décadas en las que la socialdemocracia española ha sido pionera en introducir el neoliberalismo en las relaciones laborales en el continente (lo que hizo Hartz en Alemania en la primera década del siglo XXI, ya lo aplicó Felipe González en España en la década de los 80-90), sigue habiendo una falsa lectura de las alianzas con el PSOE, y hay quienes dentro de IU, recogiendo el guante que hace años lanzó Carrillo, defienden la teoría de una segunda transición, igual que ahora lo hacen los dirigentes de Podemos. Esa posición que vuelve a renunciar a la ruptura democrática no deja de ser una consciente o inconsciente voluntad de cooptación hacia el sistema económico y político dominante ante la presente y nueva crisis orgánica de régimen político y orden social. Su objetivo es la regeneración-restauración con cambios superficiales en la superestructura político-jurídica a través de la reforma constitucional sin modificaciones en la infraestructura socioeconómica. Cambios en la forma de la dominación política de la clase dominante.

  1. PACTOS DE GOBIERNO SIN PROGRAMA Y SIN INDEPENDENCIA POLÍTICA

Se han llevado a cabo alianzas de gobierno sin proyecto ni programa de cambio, no ya para implantar la democracia popular y el socialismo, sino simplemente para ampliar las conquistas sociales y democráticas comenzando por frenar la austeridad. Ejemplos: tripartit catalán, junta de Andalucía, etc. Donde se aprobaron recortes colocándose contra el movimiento obrero y popular.

En la junta de Andalucía tras la retirada de las competencias de vivienda en pleno conflicto con 22 familias desahuciadas, incomprensiblemente se seguía defendiendo la participación en el gobierno de la social-liberal y felipista Susana Díaz.

Tomando como referente nuestro país vecino, Portugal, vemos una situación distinta, el apoyo del PCP  y la CDU al gobierno del PS se basa en unos puntos mínimos para frenar las leyes aprobadas por la derecha y recuperar derechos, y no forma parte del gobierno, tácticamente mantiene su independencia política, y anuncia que votará contra las medidas que el gobierno del PS proponga contra los trabajadores. Algo que los “nuestros” no pudieron hacer ni en Catalunya ni en Andalucía. Por el contrario, se ha apoyado abiertamente el pacto de Andalucía. No se ha sabido extraer las lecciones críticas pertinentes.

cdu-simbolo

¿Acaso nos olvidamos ya cuando Zapatero acusaba a Llamazares de mantener una posición “responsable con los recortes” en las autonomías donde gobernaban en coalición PSOE-IU?. Fueron estas políticas y la reforma del artículo 135 de la constitución las que allanaron el triunfo abrumador del PP en las municipales, autonómicas y generales del 2011.

En Extremadura se posibilitó el gobierno del PP, se apoyó la criminalización de los escraches junto al PP y el PSOE y cuando se destapó los viajes a Canarias de Monago a cargo del Senado, ni tan siquiera se provocó la moción de censura en el parlamento extremeño. ¿Es acaso esto correcto desde una posición de izquierdas?. Más bien creo que no.

Unos y otros no tienen en cuenta para nada estos errores en los que están plenamente implicados. En lo de Extremadura fue IA de Llamazares, en Andalucía la actual dirección federal de IU, y en Catalunya la coalición ICV-EUiA. Precisamente una de las razones por las que Podemos ha sabido recoger la indignación del 15M ha sido la falta de autocrítica por la implicación de la izquierda “transformadora” en gobiernos autonómicos social-liberales y la de no haber mantenido la independencia de sus diputados/as.No se trata sólo de echar a la derecha del gobierno, sino de echar también las políticas de austeridad.

No se puede olvidar que la tarea principal de un gobierno de un Estado capitalista es la de administrar el capitalismo, y que en consecuencia la izquierda digna de tal nombre necesita un programa alternativo que contemple las reivindicaciones inmediatas y reformas sociales asumidas por el movimiento obrero y las organizaciones populares. Ligar las reformas al socialismo implica eso, no mancharse en la gestión del capitalismo asumiendo sus políticas reformistas cortoplacistas y de austeridad, teniendo claro que la democracia es imposible bajo el capitalismo, teniendo claro que el movimiento –las reformas- sin el fin –el socialismo y el comunismo-, no es nada.

Pero hay otros elementos críticos más importantes y de carácter organizativo que también se debieran de analizar.

  1. LA ÉTICA POLÍTICA DEBE SER PARA TODOS Y TODAS

La ética política es un aspecto importante para cualquier organización revolucionaria. Y debe ser para todos/as y todos los casos, no para unos sí y para otros no. Tanto para los dirigentes, como los cuadros intermedios y los militantes de base.

Tras el escándalo de Moral Santín, elegido por IUMadrid, en las tarjetas black (456.522 €), la organización regional no asumió las responsabilidades, permitiendo o ignorando la situación. Pero no sólo Moral Santín, también Rubén Cruz (233.700 €), Juan Gómez Castañeda (128.100 €) y Ángel Rizaldos (20.100 €) de los que nadie habla. También se ha mantenido en puestos de responsabilidad en el PCE a un imputado por los EREs (supuestos delitos de prevaricación, falsedad y malversación de dinero público).

Una organización que como dice Cayo Lara “pretende derrotar al sistema capitalista” no puede permitirse estos lastres, pertenezcan a las tendencias que pertenezcan dentro de IU o del PCE. No se puede sustituir los debates políticos e ideológicos y la democracia interna por “lealtades” que dificultan que la organización se depure y renueve de estas prácticas y cuadros.

  1. LA APUESTA POR ORGANIZACIONES POLÍTICAS DE CLASE Y DE MASAS

La organización política y su vinculación con los frentes de masas tanto del PCE como de IU debe estar por encima de la actividad institucional de concejales, alcaldes, diputados y senadores. Hay que huir del “cretinismo parlamentario”, del predominio de la actividad parlamentaria sobre la organización política. La línea política, la estrategia y la táctica, la deben de decidir las organizaciones, tanto en el PCE como en IU, a través de sus órganos de dirección y de base, no únicamente los cargos electos como viene sucediendo de forma habitual.

No se puede relegar a un segundo plano las reivindicaciones de los movimientos sociales y los debates políticos y sindicales en los centros de trabajo. ¿Dónde están las organizaciones políticas en los centros de trabajo, en los centros de estudio y los barrios populares y su vinculación con las masas?. ¿Dónde está el trabajo militante en los frentes de masas como instrumento principal para la movilización social y la organización de las masas, y para la lucha por la hegemonía comunista frente a las posiciones oportunistas y reformistas en los movimientos de masas?. Más allá del ciclo electoral y la labor institucional, la acción política principal debe consistir en acumular fuerzas y generar conciencia a través de la movilización social.

partidocomunistaportugues_3921

Volvamos a Portugal. Es cierto que el Bloco de Esquerda tiene similitudes con Podemos. Pero ¿es lo mismo CDU-PCP que IU-PCE?. Me temo que no. El PCP, que participa en la candidatura CDU con los verdes, mantienen su apoyo electoral intacto, un 8,2% y ello a pesar de que el Bloco en las últimas elecciones ha pasado del 3% al 10%, no ha habido Sorpasso hacia la CDU. ¿Y ello por qué?. Porque las diferencias entre el PCE y el PCP son más que evidentes. El trabajo político en los centros de trabajo, su fuerte vinculación de masas con el movimiento obrero, son las señas de identidad de este histórico partido comunista marxista-leninista, que se dedica en cuerpo y alma a esta tarea, mientras que el PCE tiene carencias en ese frente. La disolución de las células comunistas en los centros de trabajo, frentes de masas y la territorializacion del partido fue otra de las concesiones del eurocomunismo durante la transicion.

Aun siendo las organizaciones que más cuadros de masas aporta en nuestro país dentro del campo de la izquierda antineoliberal y comunista, tanto el PCE como IU están años luz por detrás del PCP organización de masas y capacidad de movilización. El PCP cuenta con una fuerte influencia en el principal sindicato del país, la CGTP, y mantiene unos métodos organizativos, estilo de debate y unos principios políticos e ideológicos que fueron abandonados por la dirección eurocomunista del PCE en los años 70-80 (8), y que aún en parte perdura.

Si nos trasladamos a la realidad concreta de nuestro país veremos que una de las cuestiones que hay que destacar es que a pesar del recrudecimiento de la crisis en los últimos dos años ha habido una caída de la conflictividad social. La capacidad de generar conciencia de clase, de que la clase obrera pase de clase en sí (masa pasiva explotada) a clase para sí (fuerza social reivindicativa que lucha por las conquistas sociales y por la liberación social y política), está por los suelos.

No olvidemos que la fuerte tendencia de voto que IU a nivel estatal se anunciaba en las encuestas de antes de las europeas iba acompañada con las grandes movilizaciones, mareas blancas y verdes, plataformas antidesahucios, marchas por la dignidad, 15M, las macromanifestaciones por la república tras la abdicación y las dos últimas huelgas generales.

Esta situación de movilización popular creciente quedó frenada tras las elecciones europeas.  Y es cierto que la oligarquía financiera ha movido pieza, que nos entreteje su revolución pasiva (constitucionalización de la austeridad, abdicación express, reforma electoral mayoritaria, Cs, refuerzo del proatlantismo, etc.) y que la movilización social ha quedado relegada por el espectáculo mediático.

Pero ante cierta podemización de las masas de la izquierda, en parte impulsada por los media, no se ha ofrecido una alternativa palpable, de carne y hueso, no sólo de palabras, eslóganes y diferencias ideológicas, que sirva para acumular fuerzas y elevar la conciencia entre los trabajadores y los votantes de izquierda, no se ha ofrecido una alternativa política de transformación hegemónica que se base en la contradicción principal capital/trabajo, precisamente porque el modelo organizativo del PCE y de IU dista todavía de ser un modelo de masas. Durante estos dos años ha habido motivos de sobra para que el movimiento sindical de clase por ejemplo, se movilizara contra la crisis, contra el paro, contra la moderación salarial, por la política industrial, etc., pero ni el PCE ni IU son hegemónicos como los camaradas portugueses. Esa es la pura verdad, que habría que empezar por cambiar.

También es cierto que en la última década ha habido una transformación de las tecnologías de la comunicación (internet, telefonía móvil, tv digital, etc.) que ha ampliado el horizonte y los medios comunicativos de masas, donde Podemos se ha colocado mejor. Las emisoras de radio aficionadas y las tertulias en programas de televisión son un buen medio para la propaganda de las ideas de izquierda. Pero que una organización como el PCE e IU o incluso Podemos, se centren en estos medios para trasladar a las masas mediáticas su política concreta y sus objetivos estratégicos es insuficiente. Siguen siendo válidas las campañas que activan a la militancia y movilizan a la izquierda para acumular fuerzas y generar conciencia. Qué lejos queda la campaña por las 35 horas en ley, que a finales del S.XX con recogidas de firmas, hojas informativas repartidas en fábricas, centros de estudio, barrios y polígonos industriales, los debates públicos con otras organizaciones, las asambleas y las movilizaciones por las 35 horas, tensionaban a la organización y la abrían a la sociedad, mucho más que los comunicados de prensa de hoy, los twiters y la banalización de la pequeña política por los media. El conflicto social se dirige con la participación en los frentes unitarios de lucha, no en los platós, desde donde el régimen con sus intelectuales orgánicos y afines alimentan la pereza y pasividad hacia el compromiso en la lucha de clases.

  1. ¿QUE FORMA DE ORGANIZACIÓN POLÍTICA NECESITA EL PROYECTO REVOLUCIONARIO Y SOCIALISTA?

Sigue siendo necesaria establecer en la organización política una línea divisoria entre los reformistas y los revolucionarios (socialdemocracia versus comunistas).

Un partido socialdemócrata se organiza territorialmente en torno al ciclo electoral y las instituciones locales, autonómicas y estatal. Se dota de un programa de reformas dentro de los márgenes del régimen político capitalista vigente. Interviene en los movimientos de masas, sindicatos, asociaciones, ejerciendo de correa de transmisión y cooptación de cuadros. Se dota de una dirección piramidal en torno a un núcleo duro de cuadros burocratizados ligados fundamentalmente a la actividad institucional, con una militancia anónima y pasiva, carente de formación política y teórica, y sin vinculación con las organizaciones de masas. El carácter de clase de los miembros de la dirección del partido está dominado por la pequeña burguesía.

psuc 1

Un partido comunista, debe ser de vanguardia, de clase y de masas, unido ideológica y políticamente, organizado en las fábricas, lugares de trabajo, barrios y movimientos sociales. Las reformas se someten al objetivo revolucionario de cambio de régimen político y social. Los métodos de trabajo son discontinuos, combinando el trabajo legal con el extralegal, el trabajo institucional con el de la organización de las masas, donde debe luchar democráticamente por la hegemonía en los movimientos unitarios y de clase, capaz de movilizar y conducir a las grandes masas populares por su inserción en ellas, con un conocimiento de su realidad y sus problemas. La actividad institucional, parlamentaria es un medio más, no el único, para la agudización de la lucha de clases, y para superar el sistema político y económico. Democracia interna en el debate, de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, con una militancia activa ligada a las masas en continua formación política y teórica. El carácter de clase de los miembros de la dirección del partido debe estar dominado por la clase obrera.

Sin la militancia política de la fuerza social objetivamente revolucionaria, la clase obrera, la estrategia al socialismo es inviable, ya que no existe fuerza social distinta que sea portadora de la negación del capitalismo, que sea capaz de incorporar a la mayoría de la sociedad más allá del capitalismo. Falta maduración ideológica de clase, base organizativa de masas, movilización social, y una vanguardia política de cuadros y militantes en las luchas cotidianas de las masas. Recordemos que el PCE con menos del 4% de los votos en 1936 se convirtió en un partido de masas, en la fuerza hegemónica del frente popular, en la vanguardia de la lucha contra el fascismo y bajo el franquismo en la ilegalidad fue la fuerza hegemónica del antifranquismo, con la clase obrera a la cabeza. Hubo ideología de clase, base organizativa de masas y movilización social, bajo el escenario de la lucha de clases, prohibida y reprimida por el régimen franquista.

Hoy tras el repliegue ideológico por gran parte de la intelectualidad, la izquierda potsmarxista, ha asumido el postmodernismo como filosofía y concepción del mundo para acabar por aferrarse al capitalismo como única opción, donde la lucha de clases en la confrontación con el capitalismo queda fuera de la agenda política. Esta superestructura ideológica dominante comenzó a desarrollarse desde la década de los 80 cuando la estrategia neoliberal de la acumulación de capital en Europa occidental y EE.UU. abrió una guerra abierta contra la clase obrera, con el objetivo de fragmentar y dividir a los proletarios y suprimir sus conquistas sociales. Las clases y la solidaridad de clase ha sido sustituida en el pensamiento por la fragmentación, la diversidad separando del concepto clasista las múltiples identidades nacionales, de género, generacional, etc, como si ello no existiera ya desde hace siglos en y por la propia constitución siempre diversa de la clase obrera.

Toda esta embestida, ideológica, fragmentadora, anti-clase, hubiera sido resistida con más fortaleza si la izquierda anti-neoliberal y comunista no hubiese cortado amarras con las organizaciones de clase, y si no se hubiera aceptado el discurso ideológico burgués y contrarrevolucionario del fin de la historia o de la gestión del capitalismo como alternativa.

Sin teoría revolucionaria no puede haber práctica revolucionaria. Por tanto, deben recuperarse conceptos marxistas como lucha de clases, plusvalía, explotación capitalista, imperialismo, internacionalismo de clase, socialismo y comunismo, si de verdad pretendemos superar el capitalismo y construir el socialismo. Recuperar nuestro lenguaje marxista y leninista significa también combatir la ofensiva anticomunista de la ideología neoliberal. Los cambios que en nuestra clase hemos sufrido tanto en su composición objetiva como subjetiva, se debe mirar como lo que es, como resultado de la lucha de clases en el movimiento histórico que nos ha tocado vivir, tanto en España como el mundo, y volver a recuperar el trabajo de masas, luchar por la hegemonía, como nos decían Lenin y Gramsci, en los lugares de trabajo, donde se debe de volver a transmitir la ideología y los valores opuestos a los de la clase dominante, donde se debe de volver a transmitir una nueva concepción del mundo progresista, democrática, ecológica y comunista confrontada a los valores del capitalismo y su ética liberal.

  1. UNIDAD POPULAR SÍ PERO CON PROGRAMA DE RUPTURA

Si una cosa han demostrado las elecciones tanto municipales como generales del 2015, con los números en la mano, es que allí donde se han presentado candidaturas de confluencia, la unidad popular de la izquierda ha sacado mejores resultados que yendo por separado IU y Podemos.

Es la primera vez que una candidatura estatal que compite con IU consigue más votos, ya lo intentaron otros antes, la última fue EQUO. Esta vez el resultado es incontestable, Podemos ha superado a IU en el ciclo electoral allí donde han competido. Y lo ha hecho para respiro de la oligarquía financiera que temía una candidatura estatal de todas las izquierdas a la izquierda del PSOE.

Probablemente una candidatura a nivel estatal similar a las que se han presentado en Galicia, Cataluña y Valencia, entre IU y Podemos, no sólo hubieran logrado 85 diputados y más de medio millón de votos que el PSOE (9), efecto de la suma en cada provincia de los votos obtenidos por ambas candidaturas, sino que el efecto hubiera sido mayor, de carácter multiplicador, y no sería descabellado pensar que se ha dejado pasar la posibilidad de haber ganado las elecciones. Y eso hubiera implicado la pérdida de influencia electoral tanto del viejo bipartidismo como de la marca blanca de la derecha, Cs, pues sólo con la suma de los votos obtenidos entre Podemos, IU, la confluencia gallega y las coaliciones valenciana y catalana, el PP hubiera perdido 9 diputados/as, el PSOE 2 y Cs 4.

Pero una de las grandes preguntas de todo este asunto, sigue siendo el contenido y la forma de la unidad. Si la confluencia será en base a un programa de mínimos pero contra la crisis y rupturista: reforma fiscal progresiva, nacionalización sectores estratégicos, derogación últimas reformas laborales y las ETTs, reducir la jornada a 35 horas, derogación leyes austericidas, de la última reforma de las pensiones, revertir los procesos de privatización en sanidad y enseñanza, cambiar las leyes del suelo e hipotecaria, laicidad de lo público, proceso constituyente hacia la República, salir de la OTAN. Para en lo inmediato acumular fuerzas y luchar contra el paro y la precariedad, crear y repartir el empleo, paralizar los desahucios, garantizar el acceso a la vivienda, ampliar el empleo y los servicios públicos en sanidad y enseñanza, separar la Iglesia del Estado, acabar con los privilegios fiscales, ampliar la democracia política, y luchar por la paz en el mundo contra las guerras imperialistas. Programa que es realizable con los recursos que el Estado inyecta a la banca (40.000 mill. €), los intereses de deuda (39.000 mill. €), el fraude fiscal (80.000 mill. €), la financiación a la iglesia católica (11.000 mill. €), las exenciones a las empresas eléctricas (3.400 mill. €) y el mantenimiento de la monarquía (560 mill. €), los cuales suman 173.960 mill. €, suficiente como para realizar otra política económica y redistributiva a favor de las clases populares (10).

El programa es necesario para concienciar y movilizar. Julio Anguita ante el pacto electoral con el PSOE de Almunia en el 2000, donde se aceptaba el pacto de estabilidad de la UE y la OTAN (11) decía: “El programa… es lo que arrastra a la gente por sus contenidos; lo que permite en unos casos iniciar el proceso de concienciación y en otros, incardinarlo en la realidad. Por eso, nuestra apelación al programa concreto, razonable, realizable y dinamizador de ulteriores desarrollos es primordial, básico, irrenunciable” (12).

Este aspecto no se puede obviar, y más teniendo en cuenta que Podemos en sólo 14 meses desde Vistalegre de forma meteórica ha hecho lo que al PSOE le costó 10 años desde Suresnes, asumir la OTAN y el régimen político y económico vigente, colocándose en el mismo campo de cooptación igual que durante la transición hicieran el eurocomunismo y la socialdemocracia.

La Ley 25 de emergencia social que es un calco del artículo 25 de la ley universal de los derechos humanos: derecho al trabajo, a la salud, alimentación, vivienda, asistencia médica, servicios sociales, prestaciones por desempleo, por enfermedad, invalidez, viudez, vejez, etc., los cuales ya están contenidos en la constitución española vigente. Ya lo dije anteriormente (13):  tales propuestas de blindaje de los derechos sociales, sin un cambio en la correlación de fuerzas del conflicto y la movilización social, será papel mojado, porque ¿no dice la constitución actual que todos los ciudadanos/as tenemos derecho al trabajo y la vivienda?, ¿entonces por qué hay millones de parados y miles de familias desahuciadas?.

Las conquistas sociales refrendadas en derechos constitucionales y leyes, siempre han sido, son y serán provisionales bajo el capitalismo, porque dependen de la lucha de clases entre los explotados, oprimidos, pobres y los ricos, burgueses y financieros. Y mientras este sistema perviva siempre ha sido y será así.

republica

Ante la crisis económica y de dominación política en España, es posible y viable  la constitución de un frente popular de izquierdas como bloque histórico alternativo de alianzas sociales y políticas opuesto a la dominación capitalista, encabezada por la clase obrera como sujeto del cambio, que a través de la organización y las luchas unitarias, exprese los objetivos inmediatos de lucha contra la austeridad, la reconquista de los derechos sociales derruidos por el neoliberalismo en la gestión capitalista de la crisis, y que pugne por la ruptura del eslabón más débil de la cadena imperialista europea, por la república democrática federal y la transformación revolucionaria de la sociedad en la lucha por el socialismo. Que sirva para tomar el poder y cambiar el carácter de clase del Estado. Ir por otros caminos es cometer los errores de siempre, asumir la gestión de la crisis capitalista, su régimen político, sus recetas y sus cambios en la forma de dominación política (revolución pasiva).

La política de alianzas de la unidad popular hacia un cambio de régimen político no puede circunscribirse sólo al ciclo electoral, sólo a hipotético acuerdo electoral IU y Podemos. La estrategia de unidad popular debe estar basada en el conflicto social, debe incluir a más organizaciones políticas y movimiento sociales. El actual éxito electoral de Podemos, las confluencias y coaliciones al no estar basado en la organización y movilización social tienen un carácter volátil.

Por eso la política de alianzas de la izquierda debe dotarse de un programa, para la movilización social, ya que un hipotético gobierno de cambio sin raíces en el conflicto social, sin raíces en el movimiento obrero como fuerza motriz y principal de la lucha de clases, sin un programa antineoliberal, antioligárquico y republicano como alternativa a la crisis de régimen (donde los de arriba no pueden seguir gobernando bajo las mismas formas de dominación política clasista), como alternativa a la crisis económica, y guía para hacer cumplir las conquistas sociales y democráticas del pueblo frente a las oligarquías financieras del norte y del sur, y su régimen, plenamente integrado en la UE imperialista, será otra ilusión más, otra Syriza, el actual gobierno de Vichy en Grecia, que curiosamente tras la traición de julio del pasado año tras el referéndum antiausteridad, aún no ha sido expulsada del Grupo parlamentario de la Izquierda Europea.

  1. UNIDAD POPULAR E INDEPENDENCIA POLÍTICA E IDEOLÓGICA

Otra de las grandes preguntas sigue siendo si al día siguiente de las elecciones los diputados/as de IU tendrán independencia y disciplina propia en las votaciones. Esto es algo que tanto la diputada de EU en Galicia como los dos diputados de EUiA en Catalunya hoy no tienen. Con lo cual se cae en el mismo error de siempre, tal y como ya pasó con la coalición con ICV y el tripartit, ¿nos acordamos de los tijeretazos de progés?, recortes al fin y al cabo, a los cuales los “nuestros” no votaron en contra.

La coalición valenciana entre Podemos y Compromís tiene un protocolo electoral que contempla que en el caso de que no se pueda constituir como grupo parlamentario propio, los diputados de Compromís no estan obligados a integrarse en el grupo parlamentario estatal de Podemos. ¿Por qué no se hecho así en Catalunya y Galicia?.  ¿Por qué no se ha mantenido la independencia de los diputados de EUIA y EU?. Virtudes de la vieja política, probablemente.

No obstante, estaba cantado que era imposible la constitución de 3 grupos propios en Galicia, Catalunya y Valencia, ya que ni el reglamento del congreso lo contempla, ni la voluntad política de la mayoría neoliberal PP-PSOE-Cs que cuentan con el 72,28% de los diputados/as, lo van a permitir. El reglamento no permite constituir grupo parlamentario por separado a diputados que pertenecen a un mismo partido, ni tampoco a formaciones políticas que no se hayan enfrentado ante el electorado. En el primer punto se cuestiona las dos coaliciones de Catalunya y Valencia, y en el segundo a quien más posibilidades tendía de constituir grupo propio, la candidatura gallega (al no ser una coalición de partidos).

Al final acuerdo para repetir la misma fórmula de la Izquierda Plural en la anterior legislatura, tanto En Comú como En Marea aceptan integrarse en el grupo parlamentario de Podemos. Compromís, coherente con el acuerdo preelectoral buscará la forma de constituirse en grupo propio o irá al grupo mixto, mientras que los diputados/as de Podemos de la coalición valenciana se integran en el grupo parlamentario de Podemos. ¿Cómo es posible que se permita que los 3 diputados/as de IU de la confluencia gallega y la coalición catalana no puedan integrarse en el grupo parlamentario de IU-UP y se integren en Podemos?. Un error difícil de entender, virtudes de la vieja política. ¿Como es posible que tras el referéndum a la militancia de EUiA se cerrara un acuerdo electoral, antes que el programa, acuerdo que aún contienen cláusulas “secretas”?.  (14). Se renunció al proyecto republicano y federal de IU-UP en el ciclo electoral sin garantizar la independencia política de los diputados.

Lo que está claro es que ni los votos (al presentarse en coaliciones diferentes), ni los diputados/as de EUiA y EU, suman a IU-UP para la obtención de grupo parlamentario propio. Ante esta realidad IU-UP exploró la posibilidad de formar junto a Compromís grupo propio en caso de que la coalición valenciana no tuviera grupo propio, opción que fue cortocircuitada por Podemos que no quiso facilitar que la coalición valenciana formara grupo con IU (15), lo que forzó que se buscara la opción de unirse a ERC y Bildu, opción que al final ha sido rechazada por la mesa del congreso por el PP y Cs. Mesa que fue facilitada con los votos del PSOE de la cual excluyó a Podemos. De momento IU-UP al grupo mixto, lo que le excluiria de recibir subvenciones y más tiempo de intervención en el turno de palabra.

POR UN CAMBIO EN LA FORMA DE HACER POLÍTICA

Se hace necesario en este debate, separar las formas, si más o menos confluencia electoral con Podemos, del fondo, los errores y responsabilidades propias. Profundizar en los puntos válidos del PCE y de IU, en el vínculo con el movimiento obrero y los frentes unitarios, y eliminar los puntos débiles, el cretinismo parlamentario, fortaleciendo el control sobre los cargos electos, la independencia política en las alianzas, aumentar la democracia interna, el debate de ideas y la formación política e ideológica de la militancia, construyendo una organización comunista y un frente popular de izquierdas, de masas, unitario, por y para la movilización y el conflicto social.

En consecuencia, se debe iniciar un cambio en la forma de hacer política, priorizar el trabajo en las organizaciones de masas, sindicales, vecinales, estudiantiles, antidesahucios, articulando la unidad bajo un programa de mínimos neoliberal, que luche contra las consecuencias de la crisis (paro, desahucios, precariedad, recortes…), y la ampliación de la democracia política (república federal),  lucha que debe ser ligada al objetivo final, la supresión del capitalismo, causa responsable de la crisis, expropiando a los expropiadores capitalistas y construyendo el socialismo como única alternativa al caos económico y ecológico.

Notas:

 1) IU obtuvo 786.608 votos, el 3,03%, sin contar Catalunya donde el único diputado de la coalición fue por ICV. En las anteriores elecciones del 2004 IU sacó 1.049.291 votos y 3 diputados, 4,01%, en Catalunya la coalición obtuvo 2 diputados de ICV.

2) El PCE apuesta por la ruptura del pacto constitucional y abrir un proceso por la III República para superar la crisis. 14-04-2009. http://web.archive.org/web/20090415090523/http://www.larepublica.es/spip.php?article15168.

3) “Si creer que con la monarquía podemos llegar a las cosas que estamos llegando, es ser monárquico, entonces soy monárquico…Si no hubiéramos tenido a don Juan Carlos, estaríamos ya en guerra civil… Una república o un general habrían provocado una guerra civil; este hombre tiene un poder de persuasión, de moderación enorme” Declaraciones de Santiago Carrillo a la revista francesa LUI. (Anti-eurocomunismo. Sobre elñ Xº Congreso del PCE. Carlos Llorens Castillo. 1981. Pág. 124).

4) El PCE se convirtió en la guerra en el mejor partido republicano de la historia de España. http://www.rebelion.org/noticias/2011/6/129260.pdf.

5) La represión con detenciones y asesinatos por terrorismo de Estado fue más intensa que en la última etapa de la dictadura franquista -1970-1975-. Si en 1973 se produjeron 57.306 detenciones, en 1982 fueron 129.598. Si entre 1970-1975 hubo 57 muertes por los aparatos represivos y 6 por bandas fascistas, en el período 1975-1982 hubo 273 más 71 asesinatos ejecutados por bandas fascistas, de las cuales poco más de la mitad sudecen tras la promulgación de la constitución -1979-1982- (Transición y represión política. J.M. Olarieta Alberdi. Revista de Estudios Políticos, pags. 226 y 227. Diciembre 1990. Las Otras víctimas de una transición nada pacífica. Gonzalo Withelmi. UAM, pág. 14 (2012) http://www.congresovictimasfranquismo.org/wp-content/uploads/2013/10/gonzalo_wilhelmi_comunicacion_victimas.pdf.

6) Franco ganó la guerra, la postguerra y la transición.Vicenç Navarro. 26 noviembre 2015. http://www.vnavarro.org/?p=12851.

7) A propósito del Vº Congreso del PSUC. Manuel Sacristán. 22 Enero 1981. http://elpais.com/diario/1981/01/22/espana/348966003_850215.html.

8) El PCE renunció en el IXº Congreso –Madrid 1978- al marxismo-leninismo.

9) El PSOE obtuvo 5.530.693 votos. La suma de las confluencias de Galicia (408.370), Catalunya (927.940) y Valencia (671.071), más Podemos (3.181.952) e IU-UP (923.105), suman en total 6.112.428 votos, superando al PSOE en 581.735 votos.

10) No es una crisis, es una estafa. https://twitter.com/ecorepublicano/status/687379034834100224

11) El pacto de programa PSOE-IU se realizó en un contexto de desmovilización social. En el empleo se renunció a exigir las 35 horas por ley y a suprimir las ETTs. En política económica se dio apoyo al mantenimiento de los compromisos presupuestarios en el marco de la Unión Económica y Monetaria de la UE, aceptando las políticas de ajuste impuestas desde el Consejo de la UE. En política exterior se apostó por el mantenimiento de los compromisos internacionales en materia de defensa y seguridad, renunciando a la salida de la OTAN y la supresión de las bases militares yanquis, dando apoyo tácito a los bombardeos sobre los Balcanes e Irak.

12) Dos Almas, un cuerpo. Julio Anguita. Mundo Obrero, febrero 2000, pág. 5. En respuesta al pacto con Almunia, Anguita recordaría la propuesta programática planteada inicialmente por IU centrada en 10 puntos: Reducción por ley de la jornada laboral a 35 horas, subida del 12% del SMI, equiparación de la pensión mínima contributiva al SMI, anulación de la reforma fiscal del PP, revisión de todos los procesos de privatización, supresión de las ETTs, plan de cierre de las centrales nucleares, reforma de la ley de inmigración, reforma de la ley electoral para hacerla proporcional, expropiación de bienes adquiridos con prácticas corruptas. Evidentemente muy lejos de lo que al final se pactó con el PSOE.

13) https://marxismoleninismo.wordpress.com/2015/12/24/el-bipartidismo-se-tambalea-mientras-el-regimen-se-mantiene-la-crisis-del-capitalismo-en-el-orden-del-dia-tras-las-elecciones/

14) El acuerdo contempla un reparto desproporcionado de los recursos del grupo catalán del 29% para las formaciones de Podemos, ICV y En Comú, y un 13% para EUiA. Además el diputado de EUiA por Tarragona firmó un compromiso por el cual debe dimitir pasados 18 meses para dar paso a un diputado más de Podemos (Tres diputados de IU formarán parte del grupo parlamentario de Podemos. http://larepublica.es/2016/01/19/tres-diputados-de-iu-formaran-parte-del-grupo-parlamentario-de-podemos/).

15) Opción que cumplía el reglamento al sobrepasar el 5% de los votos de ámbito estatal y favorecía tanto a IU-UP como a Compromís, estando de acuerdo ambas organizaciones, y una vez formado el grupo parlamentario, los 5 diputados/as de Podemos se integrarían en su grupo parlamentario estatal. http://politica.elpais.com/politica/2016/01/20/actualidad/1453293716_224806.html. Incluso el portavoz parlamentario de Compromís admite que Podemos impidió la unión con IU en grupo parlamentario. http://larepublica.es/2016/01/21/compromis-podemos-nos-impidio-unirnos-a-izquierda-unida/

Anuncios

5 pensamientos en “DIEZ REFLEXIONES SOBRE EL PCE E IU

  1. Compromís maniobra con los dos diputados de IU para salvar la vía del grupo propio

    La prioridad es agotar todas las vías posibles para obtener grupo propio, tanto para Compromís como para IU, y ambas formaciones confían en que se acepte una alegación conjunta

    21.01.2016 – 05:00 H.
    La ejecutiva de Compromís se reunirá esta tarde para preparar una alegación a la Mesa del Congreso que sortee el rechazo a su constitución como grupo parlamentario propio. La prioridad es agotar todas las vías posibles, y la opción con la que maniobran para salvar este escollo pasa por integrar a los dos diputados de Izquierda Unida, Alberto Garzón y Sol Sánchez.
    Los representantes de ambas formaciones mantuvieron encuentros durante todo el día de ayer, también con ERC, a quien la Mesa rechazó su constitución en un único grupo junto a IU y Bildu por razones políticas, critican, que no se ajustan a reglamento. Una decisión “extraordinaria y sin precedentes”, por lo que según han asegurado los servicios jurídicos de la Mesa a Compromís e IU, ven factible que se dé el visto bueno a la alegación

    “No se trata de cursar otra petición, sino de incluir en la alegación a los diputados de IU, lo que según nos han trasladado tendría cabida ante el carácter extraordinario de la decisión adoptada con ERC, IU y Bildu”, explican fuentes de la coalición valenciana. Decisión propiciada por PP y Ciudadanos, con mayoría en la Mesa. El propio presidente del Congreso, el socialista Patxi López, calificó de “sorprendente” la votación y recordó a estos partidos la posibilidad de presentar un recurso. ERC tendrá que soltar lastre en su alegación para asegurarse grupo propio, por lo que habría una consideración especial con IU al quedar descolgada, según habrían trasladado fuentes jurídicas de la Mesa a Compromís.

    En esta ocasión, el grupo parlamentario resultante sería para toda la legislatura, por lo que no podría interpretarse como “fraude de ley” que la petición fuese técnica para, una vez constituido el grupo (y recibidas las subvenciones por los gastos electorales del 20-D), irse al Mixto. Si bien uno de los miembros de Ciudadanos en la Mesa evitó negar que la petición fuese en contra de la normativa, sí explicó que contradecía “su espíritu”. La suma de Compromís e IU también cumpliría con los requisitos parlamentarios (más de un 5% de los votos a nivel nacional y más de cinco diputados).

    El líder de Unidad Popular-IU, Alberto Garzón, mantuvo por su parte negociaciones durante todo el día de ayer con los miembros de la Mesa. Entre los argumentos que utilizó para convencer a los tres representantes populares, destaca el de un precedente protagonizado por su partido: tanto en 1996 como en 2000, el PP permitió que los diputados de UPN, organización con la que concurrió conjuntamente en Navarra, se sumasen a los de Coalición Canaria para facilitarles grupo propio.

    PSOE acepta, Ciudadanos “tolera”

    La prioridad de Compromís es constituirse en un grupo parlamentario propio, como prometió durante la campaña al electorado. Es por ello que pierde peso la opción de integrarse en el grupo confederal de Podemos o directamente en el Grupo Parlamentario Mixto. Si la Mesa vuelve a tumbar esta alegación, la coalición valenciana la recurrirá ante el Tribunal Constitucional.

    Compromís e IU ya barajaron la posibilidad de presentar una petición para integrarse conjuntamente en un único grupo, pero la dirección de Podemos, partido con el que se alió la coalición valenciana, bloqueó esta posibilidad. Una fórmula que aceptaba el PSOE y “toleraba” Ciudadanos, puesto que IU se enfrentó a la coalición en Valencia, cumpliendo así el artículo 23.2 del reglamento del Congreso, como ha manifestado Alberto Garzón. Sin embargo, añade que “Podemos se negó a la posibilidad de que sus diputados valencianos firmaran el acuerdo”.

    El bloqueo por parte de Podemos se saldó finalmente con la fuga de Compromís, que rechazó integrarse en el grupo confederal. Los cuatro diputados de Compromís (dos del Bloc Nacionalista Valencià y otros dos de Iniciativa del Poble Valencià) permanecieron juntos en su decisión, mientras que los cuatro de Podemos, además de la independiente Rosana Pastor, más cercana a esta formación, se integraron en el confederal rompiendo así el acuerdo electoral firmado previamente por ambas formaciones. Según este protocolo, la separación de los diputados de Compromís y Podemos solo estaba prevista una vez agotadas todas las vías, incluida la jurídica. Entonces sería cuando todos los diputados en bloque se integrarían en el Grupo Parlamentario Mixto y, solo posteriormente, los de Podemos se irían al grupo liderado por Iglesias.

  2. Pingback: EN BUSCA DE LA INVESTIDURA. SILENCIO SE RUEDA. | MARXISMO-LENINISMO

  3. Pingback: En busca de la investidura. Silencio se rueda

  4. La CIA desvela que Santiago Carrillo defendió la permanencia de las bases de EEUU en España en 1975
    http://www.eldiario.es/politica/CIA-Santiago-Carrillo-EEUU_0_603339935.html
    Carrillo criticó el papel de su homólogo portugués en la Revolución de los Claveles en una conversación con un responsable de la revista Time que la CIA plasmó en un informe que ha sido desclasificado esta semana
    Aitor Riveiro 19/01/2017 –

    “Los americanos pueden estar en España mientras los rusos mantengan tropas en Checoslovaquia”. El secretario general del PCE en 1975, Santiago Carrillo, defendió así la presencia de las bases que por entonces tenía EEUU en suelo español, según un informe del espionaje de EEUU desclasificado esta misma semana por la CIA. El documento recoge además las críticas del líder del PCE a su homólogo portugués, Alvaro Cunhal, por su papel en la Revolución de los Claves y las consecuencias que pudiera tener en España.

    La Agencia Central de Inteligencia (CIA, en sus siglas en inglés) ha desclasificado esta semana cientos de miles de informes secretos, más de 12 millones de páginas, entre los que se encuentran un número indeterminado referidos a la historia reciente de España. Uno de los documentos publicados en la web de la agencia de espionaje de EE UU ( aquí en PDF) recoge una conversación que mantuvo en 1975 el entonces secretario general del PCE, Santiago Carrillo, con un responsable [“official]” de la “revista Time”.

    Extracto del documento de la CIA con la opinión de Carrillo sobre las bases de EE UU en España.

    El documento está fechado el 15 de julio de 1975, meses antes de la muerte del dictador Franco, aunque la charla está sin datar. En la conversación, Carrillo hace hincapié en que el PCE colaborará “con otros partidos” en la consecución “de un gobierno democrático”, según el documento de la CIA. El líder del PCE preveía un “derrocamiento” de Franco “relativamente pacífico”.

    Carrillo informó además a su interlocutor de que sus intenciones eran “restaurar las libertades civiles y las instituciones democráticas” y no “instaurar el socialismo”, siempre según el documento. “Eso vendrá después”, señaló a su interlocutor.
    Unas intenciones que, creía el líder del PCE, chocaban con el papel de su partido hermano en Portugal y, especialmente, de su homólogo, Alvaro Cunhal, por su papel en la Revolución de los Claveles.

    El secretario general de los comunistas españoles temía que un “gobierno radical” en Portugal podría “dañar” sus opciones de “jugar un papel en la España postfranquista”. Un papel que, según el documento de la CIA, podría llevarle a formar parte de un gobierno. Algo que haría “si sus camaradas se lo piden”, reza el informe de la inteligencia estadounidense.
    Carrillo, que aseguró que el reinado de Juan Carlos duraría “un par de meses” y mostró sus preferencias por los derechos dinásticos de Don Juan, el padre del actual rey emérito.

    Por último, el interlocutor de Carrillo le preguntó por su opinión acerca de las bases de EEUU en España. El informe recoge la respuesta textual del secretario general del PCE: “Los americanos pueden estar en España mientras los rusos mantengan tropas en Checoslovaquia”.

    El informe de la CIA recuerda que Carrillo se opuso a la intervención militar de la Unión Soviética en Checoslovaquia en 1968 pero también indica que “en el pasado”, el dirigente comunista se había opuesto en público a la presencia militar norteamericana. “Su cambio de actitud puede ser un esfuerzo de ablandar” la reacción de EEUU ante una posible entrada del PCE en un futuro gobierno, interpreta el informe.

  5. Pingback: RUPTURA DEMOCRÁTICA Y REPÚBLICA FEDERAL Reflexiones sobre Catalunya | MARXISMO-LENINISMO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s