DOS ALCALDES, DOS CAMINOS. TRADICIÓN O LAICISMO

images1

Miguel A. Montes

28 de julio 2015

Está claro que hay dos prácticas distantes en las mareas de la unidad popular. Una la encabezada por Podemos que enarbola la bandera de la ambigüedad ideológica. Y otra la de la izquierda “gruñona” que mantiene su “mochila” cargada de principios.

Y ahí vemos dos actuaciones antagónicas ante las “costumbres” relacionadas con la religión y las instituciones públicas. Una la del alcalde de Cádiz, Jose María González Santos de Podemos, y otra la del alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega de Compostela Aberta.

El primero, cumplió con la “tradición” recibiendo la medalla de hermano de la cofradía del Nazareno junto a otros seis concejales del Ayuntamiento de Cádiz, del PP, PSOE y Cs. Fue en el transcurso de la función a la Magdalena, celebrada por el director espiritual de la cofradía, Balbino Reguera, en la capilla de la iglesia de Santa María. Antes el nuevo alcalde comentó que iba a cumplir con la tradición de imponerse la medalla del Nazareno por su “firme voluntad de ser alcalde de todos los gaditanos” (sic). Ya que, según manifestó, “el Nazareno es Cádiz, simboliza Cádiz, representa a Cádiz. Es uno de los grandes representantes de la cultura gaditana y, en ese sentido, yo creo que el alcalde de Cádiz debe cumplir con esta tradición” (sic).

El segundo, se negó a entrar en la catedral en el día de grande Galicia amparándose en su laicidad. Noriega dijo que “el día de hoy lo vivo ejerciendo la representación institucional como alcalde de Santiago, cumpliendo con ese rol en los lugares que entendemos que hay que cumplir en lo que tiene que ver con la plaza pública. Sería hipócrita si dijera que el formato del acto es un formato que a mí me agrada, no me agrada entre otras cosas, porque yo creo que representa determinados simbolismos que en cierta medida ya están superados en la sociedad civil”.

Como vemos son dos formas opuestas, una la que entiende el carácter laico de las instituciones públicas, y otra la que mantiene sujeta las instituciones al lobbie catolicista.

Sorprende que el nuevo alcalde de Cádiz se ampare en la “tradición” y diga que con su actuación representa a todos los gaditanos, para hacer semejante tartana, ignorando el acuerdo de gobierno municipal que incluye la “laicidad y aconfesionalidad de la gestión del ayuntamiento”.

Cuando se dice que una imagen religiosa representa a toda la ciudadanía, sólo caben dos dudas razonables, o el nuevo alcalde raya la ignorancia o hace una tremendísima gala de la demagogia oportunista. Parece que este militante podemista ignora que para ser el alcalde de todas y todos es obligatorio respetar la separación de la iglesia y el Estado y no someter la democracia y sus instituciones civiles a los actos adoctrinadores de los lobbies confesionales.

Debiera de reflexionar este nuevo alcalde, que seguro que ese día dejó su mochila en casa, de que la “tradición” que él dice respetar proviene de imposiciones político eclesiásticas, del nacionalcatolicismo. Y que tradición también es la esclavitud, la servidumbre, la violencia de género, la explotación colonial de los pueblos, etc., algo que debería convertirse en recuerdo del pasado.

Me parece que esta “nueva política” podemista es más castiza que otra cosa.

¡¡¡Hurra por el alcalde de Santiago de Compostela!!!, y suspenso para el alcalde de Cadiz, pero que no se preocupe, seguro que en cualquier cofradía penitencial, sacramental o de gloria, lo repescan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s