LAS LEYES AUSTERICIDAS DE LA TROIKA. POR UN FRENTE COMÚN DE LA IZQUIERDA Y EL MOVIMIENTO OBRERO

el-destino-de-la-union-europea

Miguel A. Montes
6 de Julio 2015

Revisado y ampliado el 9 de julio

ÍNDICE:
Las cadenas de Maastrich
El capital nos roba 2 veces
Las 4 leyes austericidas
¿Cuánto nos costará a la clase obrera y las clases populares este suicidio colectivo?
La deuda es ilegítima, ilegal, odiosa e insostenible
El movimiento obrero y la izquierda deben reivindicar y movilizarse por la derogación de las 4 leyes austericidas: Municipios-CC.AA.-España-UE
Atacar el Talón de Aquiles de la UE
Lo que nos depara la UE imperialista es la masacre de la clase obrera como lo vemos en Grecia
La austeridad y el expolio fiscal de Catalunya. Expolio de clases

No hay ni habrá capitalismo de rostro humano, algo que dentro de la izquierda nos cuesta entender. Ni regulaciones, ni controles. El carácter de clase del Estado capitalista es el que es y las conquistas sociales y democráticas bajo el capitalismo siempre han sido, son y serán provisionales, dependerán de la correlación de fuerzas de la lucha de clases. Además, el capitalismo ya no se encuentra en su fase juvenil de ascenso, expansión mundial, con ideas de progreso, bienestar y libertades crecientes, sino en su fase senil, decadente, con tendencias destructivas para la vida humana. Hoy se ve más claro que nunca que la democracia real para la clase obrera será la que imponga contra el Estado capitalista y la democracia burguesa, la sociedad socialista.

A 22 años de Maastrich, las ilusiones sobre una UE “social”, “democrática”, “igualitaria”, “fraterna”, etc., ha quedado en entredicho. Nos engañamos sino partimos del análisis de que régimen de la UE es una dictadura del capital financiero sobre la clase obrera. Las políticas de la UE y sus “leyes de oro” están dirigidas por los poderosos grupos financieros (BCE y FMI) y patronales (Bussines Europe y la Mesa Redonda de los Industriales). Un régimen que se basa en brindar protección a la oligarquía financiera, y reducir a su mínima expresión el poder social y sindical de la clase obrera, conquistado durante décadas de lucha por el movimiento obrero.

Estamos como decía Lenin en la fase imperialista del capitalismo. El capital financiero domina y somete al conjunto del capital y la industria, a través del control del crédito y la bolsa. La clase dominante desde principios del S.XX se ha configurado en todos los países capitalistas como una aristocracia u oligarquía financiera que obtiene enormes beneficios con la emisión de títulos de valor, la especulación inmobiliaria, el control de las acciones y los fondos de inversión, lo que también ha creado un marco privilegiado para la existencia de un pequeño número de Estados rentistas-usureros como EE.UU., Alemania, Francia, etc., frente a Estados deudores, como Grecia, Irlanda, Portugal, España, etc.

Actualmente la oligarquía financiera europea, incluyendo la española, disponen de tres armas para hacer más pesadas nuestras cadenas, las continuas reformas laborales para precarizar y abaratar el empleo, el Tratado de estabilidad de la UE para guillotinar nuestros derechos y prestaciones sociales, con la escusa del déficit cero y el pago de la deuda, y la limitación de las libertades, de protesta, huelga, para eliminar la resistencia popular contra las medidas de austeridad.

Las cadenas de Maastrich

Los grandes jefes financieros necesitaban una infraestructura y superestructura para continuar en mejores condiciones su guerra económica contra EE.UU. y Japón en los años 90. Para ello se acordó el Tratado de Maastrich que liquidó la soberanía nacional en materia monetaria, fiscal y laboral. La participación de los salarios en la eurozona ha caído desde entonces, y tras la crisis la caída se ha agravado mientras las ganancias brutas del capital se incrementan. En España el peso de los salarios sobre el PIB tras Maastrich ha pasado del 63,3% al 54,9% (1993-2006), y tras la crisis al 51,43% en el 2013.

La aplicación del “equilibrio presupuestario” cocinado en Maastrich en torno al déficit y deuda respecto al PIB es el arma de las oligarquías financieras de la UE para liquidar las conquistas obreras y democráticas. Si antes la exigencia del déficit era del 3%, ahora con el Tratado de Estabilidad Presupuestaria, aprobado en marzo del 2012, se exige que éste no exceda del 0,5%, además de exigir mediante rango constitucional y leyes que el pago de la deuda para alcanzar el 60% del PIB tenga prioridad sobre los gastos públicos.

La crisis aumenta el miedo al paro, presiona a la baja los salarios, disciplina y abarata la fuerza de trabajo, facilitando la recuperación de la tasa de ganancias. Bajo esta situación si los Estados capitalistas estuvieran por el interés general, deberían permitirse tener déficits en tiempos de crisis y compensarlo con superávits en tiempos de bonanza. Pero no, fiel a sus intereses de clase, la burguesa, el actual esfuerzo por rebajar el déficit y la deuda en medio de la crisis el cual repercute en una mayor dificultad para la recuperación económica y una mayor regresión social, es sin embargo el gran pretexto para los recortes sociales en servicios y prestaciones, para las privatizaciones, para emprender reformas laborales, y los rescates financieros y las rebajas de impuestos al capital, todo para dar mayor margen a la tasa de ganancias y que el capital siga su proceso de acumulación.

En definitiva, en vez de ralentizar estas políticas esperando tiempos de crecimiento económico el Estado-clase ha agudizado tales políticas neoliberales, para recuperar la tasa de ganancias del capital.

El capital nos roba 2 veces

El capital nos roba a la clase obrera nuestro sudor dos veces. Primero en el proceso de producción y circulación, donde el trabajo adicional de los trabajadores asalariados garantiza la creación y apropiación de la plusvalía, base de las ganancias del capital, entre las distintas fracciones del capital (industria-comercial-bancario).

Segundo mediante las políticas fiscales y laborales, además de la inflación, que abaratan el coste salarial.

En este capítulo gracias a la política fiscal claramente regresiva, donde el 80% de los ingresos del estado español emanan de las rentas salariales, se destinan prioritariamente para pagar la deuda que vuelven a manos del capital gracias a la especulación de las deudas con intereses altos, con el mismo dinero público empleado para el rescate financiero para salvar los bancos de la crisis. Ese dinero que se le perdonó fiscalmente a las grandes fortunas y sociedades más el que se utilizó para el rescate, es el que ahora prestan al Estado a un interés alto. Los bancos  que no crean riqueza, utilizan el capital ficticio, con los préstamos para absorber parte de la riqueza creada, de la plusvalía, bajo la forma de intereses. De esta manera el capital nos explota dos veces, una por las ganancias que sacan de nuestro trabajo y otra para pagar sus deudas e intereses de nuestros impuestos sacados de nuestras rentas salariales. Un chollo.

Por tanto, la oligarquía financiera, el IBEX35, no sólo se desentiende del pago de impuestos, sino que los impuestos al trabajo y al consumo se destinan en su mayor parte a pagar los intereses de la deuda y la reducción del déficit. De esta forma la oligarquía financiera se queda con más plusvalía y nosotros más desprotegidos, vulnerables y con el movimiento obrero a la defensiva, condenados a competir individualmente para sobrevivir.

El pasado año las rentas salariales computaron según el INE 496.870 mill.€ y los beneficios brutos (excedente de explotación) declarados por el capital fueron de 458.068 mill.€, lo que hace una tasa de explotación del trabajo asalariado del 92,2%, pero si le sumamos los 36.590 mill. €  (3,45% del PIB) que de los PGE se destinan a pagar la deuda  que va a parar a las arcas del capital esta tasa de explotación se incrementa al 99,5%.

A todo ello hay que unirle la inflación y las políticas de precariedad laboral como armas antisindicales del capital para arrebatar en el mercado parte del salario directo real depreciando el valor de la fuerza de trabajo al endurecer las leyes laborales, aumentar el precio de las mercancías por encima de su valor y la masa de dinero circulante. Todo ello (plusvalía + redistribución presupuestaria de la renta nacional  o expropiación salarial + inflación + reformas laborales regresivas) siguiendo la tendencia general de la producción capitalista a reducir el salario real en relación a la riqueza social compuesta por la plusvalía, el capital constante y el poder político, elementos creados por la clase obrera, de los que el capital se sirve para endurecer su dominio, garantizar el proceso de acumulación creciente de la plusvalía, frenar la tendencia decreciente de la tasa de ganancias y solventar la crisis de acumulación de capital.

Las 4 leyes austericidas

El capitalismo en su fase imperialista para recuperar su tasa de ganancia comparte una estrategia común en todos los países, reducir los salarios directos y además los salarios indirectos y diferidos, y cuanto antes se reduzca la deuda pública a costa de nuestro salario indirecto y diferido, que en España se exige cumplir ¡¡¡20 años antes que el resto de la UE!!!, mayores beneficios para el capital por los intereses de deuda, por la rebaja de impuestos, por su gran fraude y evasión fiscal y por su rebaja de las cotizaciones sociales. Y ¡ojo! Cuanto más se reduzca el ratio deuda-PIB más margen dispondrá el Estado para endeudarse otra vez si hay que volver a rescatar una banca que sigue acumulando inmuebles por impago.

¿Y cómo se consigue la reducción de la deuda y el déficit?. RECORTANDO de los PGE en las 3 administraciones, central, autonómicas y locales los recursos destinados a pensiones, hospitales, escuelas, inversión de obra pública, etc. Es decir, disminuyendo nuestro salario indirecto y diferido que nos hemos ganado a base de nuestras cotizaciones. Así el Estado de bienestar fruto de la extracción de la plusvalía relativa dada la mayor productividad en los países capitalistas centrales entra en nuestra época en fase terminal, con un “Estado social” cada vez más reducido, o sea, cada vez menos salario indirecto (sanidad, educación, etc.) y diferido (prestaciones desempleo, pensiones).

¿Y de qué instrumentos legales dispone la oligarquía financiera a través del Estado para saquearnos por 2ª vez?

El motor de los recortes actuales y futuros es el Tratado de Estabilidad Presupuestaria de la UE o Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza, con siglas TSGC en inglés. Tratado introducido el 2/03/2012, como todos los tratados de la UE de forma antidemocrática. Este tratado es posterior a la reforma del art. 135 de la Constitución española (1), en el que se plantea el objetivo de bajar la deuda al 60% del PIB y el déficit al 0,5% para el año 2033-2040 en la eurozona.

La introducción de este tratado implicó la aprobación de 3 leyes similares de ámbito estatal, autonómico y local en España. La Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPSF) aprobada el 27/04/2012, es la ley de rango estatal promovida y defendida por el bloque neoliberal hispano (PP-PSOE-CIU-PNV-UPD-UPN-Foro Asturias). Esta ley española es incluso muchísimo peor y más austericida que el Tratado de Estabilidad de la UE (TSGC) ya que exige cumplir el objetivo del límite de la deuda ¡¡¡antes del 2.020!!!, y no del 2033-2040 exigido por el TSGC, y además también se exige que el déficit estructural sea del 0% antes del 2020 y no del 0,5% exigido por el TSGC para el 2033-2040. Más papistas que la Troika imposible, pero cierto.

Pero cuidado, porque esta ley también tiene su engendro autonómico. En Catalunya tenemos la Ley de Estabilidad Presupuestaria o Catalana (LEP o LEC) aprobada en el parlament en mayo del 2012, a sólo dos meses después de la aprobación del Tratado de la UE, con los votos de CiU y del PP. Esta ley es incluso peor que la de rango estatal ya que aunque coloca el objetivo del déficit en el 0,14%, se plantea cumplirlo para el 2018. Más papistas que la Troika y que el gobierno central del PP.

Pero esto no acaba aquí, también existe una ley similar para las administraciones locales, los ayuntamientos. La ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (LRSAL) aprobada en diciembre 2013, recorta las competencias de los ayuntamientos en gastos de servicios sociales (guarderías, centros de ancianos, dependencia, sanidad…) traspasando estas competencias a la comunidad autónoma, y refuerza el sometimiento a la LOEPSF al obligar a cumplir los objetivos de deuda y déficit marcados para todas las administraciones locales. Ley que contempla además la disolución de los ayuntamientos que no cumplan la estabilidad presupuestaria en torno al objetivo de deuda pública y gasto.

La LOEPSF, es la ley que aporta el instrumento jurídico político de control-presión-coacción para que todas las administraciones, central, autonómicas y locales recorten en gastos sociales y se page la deuda a costa de nuestros bolsillos. Precisamente Montoro tras las elecciones municipales , sin pérdida de tiempo recordó a los nuevos alcaldes y presidentes de CC.AA. que deben cumplir con los objetivos de déficits y deuda pública, y destinar a eso los superávits (2), evidentemente en detrimento de las necesidades de la población. E incluso se permitió el lujo de añadir de que los alcaldes y presidentes deben explicar a los ciudadanos de que tal vez (sic) muchos de sus compromisos electorales no se puedan cumplir porque lo primero es lo que manda la LOEPSF, o sea, lograr los objetivos de déficit y deuda (3).

images

Con unos ayuntamientos vaciados de competencias sociales y que deben aplicar el déficit y la reducción de su deuda a los límites y plazos de la LOEPSF, todo el discurso sobre la participación popular en la gestión municipal, se queda estrecho. Estas leyes demuestran que el Estado, en cualquiera de sus formas, por su carácter de clase como dictadura de la oligarquía financiera, no tiene como objetivo entregar al poder a la clase obrera y sectores populares, sino integrar, hacer alguna concesión (en épocas de lucha) y reprimir.

La LOEPSF ha establecido que el pago de la deuda equivalente al 60% del PIB se reparta entre el conjunto de las 3 Administraciones Públicas:

• el déficit de los ayuntamientos sólo podrá sumar el 3% del PIB español;
• el de las Comunidades Autónomas de las que dependen gran parte de los gastos en sanidad, enseñanza, servicios sociales… el 13% de su PIB autonómico;
• y la administración central de la que dependen las pensiones, prestaciones y desempleo, el 44% del PIB estatal.

Según el Banco de España la deuda total se situó en el 2014 al 97,7% del PIB, distribuida 71,7% Administración Central, 22,4% CC.AA., y ayuntamientos 3,6%, muy lejos del objetivo (4).

Ya nos podemos imaginar la guillotina que todavía espera en aplicación de dicha ley en los ayuntamientos y las CC.AA., algunas de las cuales superan el 20% y el 30% (5), con muchísimos recortes sociales para llegar al límite establecido en ley, el 13%.

¿Cuánto nos costará a la clase obrera y las clases populares este suicidio colectivo?.

Cumplir los objetivos de la LOEPSF, por las tres administraciones, bajar la deuda actual del 97,7% (2014) del PIB al 60%, con un PIB que gira en torno al billón de euros, supondría un gasto de 377.000 mill. de € de nuestros bolsillos. Y bajar el déficit del 5,8% al 0%, supondría un gasto de 58.000 mill. de €. Todo ¡¡¡antes del 2.020!!!. Una auténtica película de terror, que aparece como un obstáculo insalvable para el cumplimiento de los programas sociales, el mantenimiento de pensiones, prestaciones sociales, etc. Un austericidio. Alberto Garzón en su intervención parlamentaria lo decía así: “Lo que esta ley persigue, para entendernos, es institucionalizar al nivel más alto (ley orgánica y constitución) la política del llamado déficit cero…nos encontramos con una palanca de destrucción del Estado de bienestar…el ajuste se vuelve permanente (6).

¡Y todo ello teniendo en cuenta además que economistas del FMI consideran improbable bajar la deuda al 60% del PIB en el plazo 2033-40 para toda la UE!. Lo que ridiculiza aún más la sumisión del gobierno del PP y el bloque neoliberal a las directrices de la Troika lanzando vivas a la austeridad extrema.

Esta ley es la escusa jurídico-política para seguir imponiendo los recortes de la protección social, incluso con un trato peor respecto a otros países de la eurozona, porque sí, porque a los neoliberales hispanos les da la gana. Este objetivo supondrá decenas de miles de millones de euros anuales descontados de los PGE anuales, que sin duda agravará aún más la consecuencia de la crisis para los trabajadores, con recortes en sanidad, educación, pensiones, prestaciones sociales, en todas las administraciones (7).

En consecuencia su derogación se hace necesaria e imprescindible y su reivindicación por el movimiento obrero y la izquierda es algo irrenunciable. La abolición de estas tres leyes (estatal-autonómica-local, LOEPSF-LEP-LRSAL) convertirían al artículo 135 de la constitución reformada en auténtico papel mojado.

La deuda es ilegítima, ilegal, odiosa e insostenible

Toda la deuda es ilegítima ya que no la hemos creado los trabajadores sino el capital. Deuda contraída por las administraciones públicas en perjuicio del interés general para favorecer el interés particular de la oligarquía financiera. Es ilegal porque se contrae violando las propias leyes constitucionales burguesas que se aplicaban en el momento en el que se contrajo. Es odiosa, porque la imposición de créditos altos, gracias a la especulación del capital que recibe dinero del BCE a intereses bajos, impone condiciones que violan los derechos humanos, sociales y democráticos de la población civil. Es insostenible porque su imposible pago condena a los trabajadores al empobrecimiento legal permanente con la degradación de las condiciones sociales y el aumento del paro. Según los auditores de la deuda griega, una deuda odiosa o ilegal no solamente debería conducir al impago sino también a la persecución penal de quienes la crean y sostienen (8).

La caída de la tasa de ganancias impulsó en los años anteriores al estallido de la crisis la expansión de la actividad especulativa del capital el cual mediante el crédito y el endeudamiento extendió la producción y el mercado más allá de sus límites reales dando lugar al sobrecomercio, la sobreproducción y el sobrecrédito. En España antes de la crisis los bancos y las grandes empresas eran ya responsables del 57% de la deuda española, los bancos españoles han pedido prestado cientos de miles de millones para hacer negocio financiando la especulación inmobiliaria que ahora no pueden devolver. Y esa es la deuda que mediante el rescate de la banca y la reducción de ingresos a la hacienda pública por la reducción de las rentas salariales y las rebajas fiscales del capital, la que quieren hacernos pagar a los trabajadores. Sólo de esta manera se ha pasado del 19% de deuda pública en el 2008 al 97,7% en el 2014, salvando bancos, reduciendo ingresos y realizando recortes salariales.

El objetivo final es el repudio de todas las deudas creadas por el capital no su reestructuración, o lo que es lo mismo, la gestión del capitalismo, pero los pasos para avanzar en la lucha unitaria y la concienciación de los trabajadores debe comenzar por reivindicar la eliminación de las leyes austericidas tanto la LOEPSF como el TSCG de la UE y sus plazos (2020-2040) para desenmascarar al bloque neoliberal (PP-PSOE-CiU-PNV-UPN-Cs…) comprometidos con la Troika, dejando claro que la deuda únicamente debe pagarla quien la crea, el capital, mediante una reforma fiscal progresiva y el control del fraude fiscal y la aplicación del código penal contra la evasión fiscal. Más adelante a través de la lucha de clases vendrán los objetivos finales como el impago de la deuda, la salida de la UE, la expropiación de los bancos, etc.

El movimiento obrero y la izquierda deben reivindicar y movilizarse por la derogación de las 4 leyes austericidas: Municipios-CC.AA.-España-UE

La LOEPSF fue denunciada, agarrarse los machos, por ¡¡¡Coalición Canaria!!!, quién presentó recurso de inconstitucionalidad al Tribunal Constitucional, el cual lo rechazó por un escaso margen. Es decir, una amplia minoría del TC entendía que dicha ley incurría en inconstitucionalidad. No obstante, ni los sindicatos de clase, ni las organizaciones de izquierda como Podemos, exigen en sus programas su derogación. Sólo IU, aquella que según Pablo Iglesias son una panda de “amargados”, hace mención.

La mayoría de organizaciones de izquierda piden la derogación del artículo 135 de la Constitución reformada en el 2011, pero no las leyes austericidas LOEPSF-LEP-LRSAL a niveles estatal, autonómico y municipal, y evidentemente tampoco el Tratado de Estabilidad Presupuestaria de la UE (TSGC) común para todos los países del centro y la periferia, desde Alemania, Francia, Grecia, Italia, Portugal, etc., hasta España.

Parece como si hubiese un pacto de silencio sobre algo tan básico como estratégico. Sólo en Francia el movimiento sindical se ha movilizado contra la Ley de Estabilidad Presupuestaria como motor de todos los recortes sociales. En el 2012 ante la condonación del pago de cotizaciones sociales a la patronal en Francia llevada a cabo por el gobierno de Hollande, los sindicatos convocaron movilizaciones contra los objetivos de déficit y deuda pública del Tratado de Estabilidad de la UE, al que ya entonces bautizaron como el Tratado de la Austeridad a Perpetuidad. Es decir, en Francia los sindicatos y trabajadores con menos austeridad que nosotros se movilizan contra la ley europea que les obliga a recortar gastos sociales para rebajar la deuda y déficit al 60% y 0,5% para el 2040, mientras aquí el bloque neoliberal con el PP a la cabeza con una deuda y un déficit más altos (9), con leyes que exigen cumplir los objetivos ¡¡¡20 años antes!!! y llegar al déficit 0, todavía no hemos movido pieza.

Con estas leyes en la mano los ayuntamientos están atados de pies y manos, cabe la duda, ¿se podría gestionar la deuda y equilibrar con el nivel de ingresos?. Respuesta: NO. O sea que habrán ayuntamientos que aunque dispongan de superávit no van a tener capacidad legal para dedicarlo a gasto público. El nuevo alcalde de Sevilla refiriéndose a la LRSAL, la ley austericida a nivel municipal, dijo que tenemos una ley pensada para hacer ayuntamientos inútiles (10).

En tanto no se derogen tales leyes desde la LOEPSF hasta la LRSAL, se podrán mover los presupuestos municipales modificando las partidas presupuestarias priorizando las más urgentes, pero su margen de actuación es estrechísimo por los topes de gastos para cumplir los objetivos de reducción de déficit y la destinación de los superávits al pago de la deuda pública. Con esta maniobra y sin movilización social contra la austeridad, los gobiernos municipales y autonómicos corren el mismo camino que el gobierno central, de convertirse en sitios vacíos de competencias sociales, reforzando su carácter cada vez más antisocial.

Hace poco vimos cómo el nuevo alcalde de Cádiz se presentaba en un deshaucio que no pudo impedir, los cuerpos de seguridad actuaron como siempre. La existencia de la ley hipotecaria impide actuar contra los deshaucios y los bancos, lo cual hace necesaria su derogación, pero también la existencia de las leyes austericidas impiden que los ayuntamientos tengan competencias y mayores recursos económicos para satisfacer las necesidades de vivienda social para quienes pasan por un deshaucio. Por lo tanto es necesario movilizarse por su derogación a nivel intermunicipal, autonómico, estatal y europeo.

Por desgracia en la izquierda no todos lo tienen claro. Álvaro Jaén, secretario general de Podemos Extremadura en febrero de este año en lugar de denunciar la LOEPSF y exigir su derogación se quejó de que no se puedan cumplir los objetivos de déficit y deuda de la LOEPSF, dado que en lugar de tener un déficit 1% se está en el 2,5%, y la deuda el 18% en lugar del 13% exigido para antes del 2020 (sic) (11). O sea, que el “palomo” defiende una ley que impone la destrucción de los gastos sociales y las privatizaciones dando prioridad al pago de la deuda y el objetivo de déficit en un plazo suicida, y se queda tan ancho. Objetivo que además es imposible de cumplir por mucho que se recorte y por mucho que se suban los impuestos, que como ya sabemos pagamos mayoritariamente la clase obrera. ¿Es así como Podemos pretende abordar su propuesta de renta mínima?. Ah!, que ya no aparece en el programa.

En Por Cádiz Sí se puede, donde Podemos es hegemónica, el programa municipal, agarrarse los machos, ¡¡¡llega a plantear la LOEPSF como el instrumento ideal para mejorar la gestión municipal!!!, “con el doble objetivo de racionalizar los costes actuales y anteponer los intereses de los ciudadanos” (sic) (12). No es viable desde una política de clase prometer asaltar los cielos para luego renunciar a ello porque hay que someterse a una ley capitalista, la LOEPSF.

De todos los programas de unidad popular sólo Ahora Madrid destaca por romper el pacto de silencio de la estrategia del capital y apoya las iniciativas supramunicipales que promuevan la supresión de la LOEPSF y su versión local la LRSAL. ¿Vemos por qué es necesaria que la unidad popular se dote de un programa de mínimos en vez de hablar de paraguas y tonterías?. Programa, programa, programa y… movilización social sostenida.

Hasta ahora el sistema municipal sobrevivido por la financiación a través de los impuestos sobre las plusvalías de recalificación y venta de terrenos y viviendas. Así se creó una relación inmobiliarias-constructoras-bancos que ha tenido su expresión en el pelotazo y la burbuja inmobiliaria y financiera que fue de la que se nutrieron las arcas de los ayuntamientos. La explosión de la burbuja ha hecho que los ingresos cayeran en picado. La alternativa sería que los ayuntamientos pudieran participar en los impuestos sobre las rentas altas y los beneficios empresariales.

Como alternativa para eliminar el déficit también se debe de plantear una reforma fiscal progresiva a costa de los ricos y las ganancias que el capital viene defraudando y evadiendo en paraísos fiscales, no olvidemos que el IBEX35 dispone de 467 filiares en paraísos fiscales para eludir impuestos (13). Por el contrario, la actual situación de fiscalidad regresiva le va bien a la oligarquía financiera, ya que con la deuda del Estado se cobran grandes intereses, siempre que éstos los pague la clase obrera con sus impuestos, porque los bancos y las grandes empresas tienen muchas leyes y trucos para pagar pocos impuestos, por lo cual, no será de su bolsillo de donde se financien los intereses de la deuda que ellos compran al Estado.

Atacar el Talón de Aquiles de la UE

Como vemos el capital a través de sus instituciones financieras y políticas dispone de una estrategia supranacional en la UE para combatir a la clase obrera y los países dependientes. Mientras tanto la izquierda y el movimiento obrero sigue dividida, entre los partidarios de cambiar la UE desde dentro y quienes defienden la salida de la UE, siguen sin embargo, sin disponer de una estrategia común de las luchas contra la crisis y las leyes que el capitalismo nos impone. Como consecuencia estamos viendo impasibles como nos aplastan por separado uno a uno, hoy al pueblo griego, mañana al portugués, etc. La lucha unitaria contra el TSCG puede ser la herramienta para comenzar a combatir unitariamente el carácter imperialista de la UE.

La exigencia de eliminar las cuatro leyes es un medio para atacar el talón de Aquiles de la estrategia europea del capital y es un medio para unificar las luchas por las reivindicaciones locales, autonómicas, centrales y europeas, por muy concretas que sean, ya que corresponden a un mismo objetivo, los recortes sean del estado central o las autonomías, sean en sanidad, empleo público, enseñanza o pensiones, y las privatizaciones de los servicios sociales, son todos destinados para reducir el déficit y la deuda. Tenemos una reivindicación común para luchar toda la clase obrera, andaluza, catalana, española, portuguesa, griega, alemana, italiana, etc. Lucha contra la constitución de un régimen político con cadenas más pesadas para los trabajadores que se está construyendo desde la aprobación del Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza (TSCG), la cual puede ser una herramienta de coordinación de la izquierda y el movimiento obrero europeo en la UE.

Un medio reivindicativo común para contrarrestar las campañas de las oligarquías financieras acreedoras que acusan a los países del sur de ser poco productivos, despilfarradores y no querer pagar las deudas. Un medio para unir a la clase obrera del norte y del sur y los países dependientes asfixiados por la deuda externa, austericida, odiosa, inhumana, antidemocrática, como alternativa a la UE imperialista.

Lo que nos depara la UE imperialista es la masacre de la clase obrera como lo vemos en Grecia

Las políticas y tratados de austeridad han creado una catástrofe económica en Grecia. En 5 años el PIB se ha reducido el 25%. La deuda griega se ha incrementado 70 puntos desde el inicio de la crisis, alcanzando el 177,1% del PIB a finales del 2014. De seguir así con tales políticas en el 2020 Grecia puede ver reducida su capacidad productiva a la mitad del 2010. Esto importa poco a la oligarquía financiera alemana que quiere conquistar su periferia bajo el paraguas de la Troika, incluso colocando en una situación delicada a EE.UU. interesados en un acuerdo con Grecia porque ve cómo un aliado estratégico, con bases militares, situado de forma clave cerca de Ucrania, Oriente Medio y el norte de África, se puede unir a los BRICS.

En Grecia el paro alcanza al 26,6% de la población activa, lleva 21 trimestres, más de 5 años en recesión, el gasto militar desorbitado alcanza al 2,3% del PIB, el 3º mayor de la OTAN y el 5º importador de armas en el mundo, vendidas mayormente por Alemania y EE.UU. La oligarquía financiera griega ha evadido 35.000 millones de euros desde noviembre del año pasado, 8.000 de los cuales sólo en las 2 últimas semanas, agravando los problemas de liquidez del Estado griego.

Los acreedores financieros no han querido reestructurar la deuda para aliviar las cargas, no han aceptado la propuesta de Syriza de reducir el monto total y establecer topes a los tipos de interés, tal y como se hizo con Alemania tras la IIGM en 1953 en el “Acuerdo de Londres”. El gobierno griego ha hecho numerosas concesiones, pero para la Troika nunca ha sido suficiente, nunca han aceptado “aliviar” el pago de la deuda, y ello a pesar de la equívoca defensa de Syriza del papel del euro y la UE.

Tras meses de negociación intensa, de chantajes y provocaciones por parte de los líderes de la Troika y las principales potencias de la UE, Alemania y Francia, amenazas de ser expulsados de la UE y de cortarles la liquidez de los bancos, de hundirles en la miseria, para doblegarles, se empujó al gobierno griego a convocar el referéndum, en el cual el NO (OXI) ha sido ampliamente respaldado por una población que no tiene nada que perder (61% No, 39% Si).

La Troika ha pugnado con Syriza para impedir cualquier tipo de acuerdo, incluso antes del referéndum no aceptó rebajar el 10% de su receta de reformas. Recordemos que Syriza la semana pasada asumía el 90% de las reformas planteadas por la Troika, desdiciéndose de las promesas electorales, no sin divisiones internas en Syriza. El problema de fondo no es de tipo económico sino político, quieren sí o sí hundir al gobierno griego para encadenar a los países dependientes y deudores. Se trata de vencer la voluntad popular de romper con las políticas de austeridad impuestas por las instituciones de la UE al servicio de la oligarquía financiera. Temen el efecto de contagio y que esta resistencia se pueda extender a otros países de la UE.

Tras el referéndum ha quedado más claro que es el BCE el que está con la falta de crédito a los bancos griegos el que está encareciendo la deuda y manteniendo el “corralito” como medida de castigo al pueblo griego por votar democráticamente, y en contra de sus recetas de austeridad.

El triunfo sin duda supone el reforzamiento político de Tsipras, sin embargo significa un Sí a la última propuesta aceptada por el gobierno de Syriza-Anel en materia de impuestos y pensiones con un coste que se acerca al 4% del PIB exigido por la Troika (8.000 millones de euros). Las diferencias son que el retraso de la edad de jubilación a los 67 años a partir del 2022, entre en vigor no ahora sino a partir de octubre, que el complemento para las pensiones más bajas no desaparezca en diciembre del 2019 sino más adelante, etc. Propuesta que no olvidemos fue fuertemente contestada con grandes movilizaciones de los sindicatos PAME, Adedy y los pensionistas. En consecuencia el camino por la “negociación” de la austeridad no va a impedir salir del círculo vicioso del decremiento económico al que se está sometiendo a Grecia.

Pero tampoco olvidemos que ese NO ha sido mayoritario contra la Troika, y que el sentir popular sigue siendo contra los recortes. Una de las virtudes del gobierno de Syriza ha sido la de ser el primer gobierno griego y de la UE que ha cuestionado la forma de pago de la deuda, pidiendo su reestructuración, pero ha cometido el error tal y como dicen los expertos que auditan la deuda (14), de no disponer de un plan B, ante la falta de liquidez, no ha planteado las recomendaciones de la ONU en una negociación justa como es la moratoria y no han controlado el movimiento de capitales desde el inicio para evitar la fuga y sangría de depósitos. La medida de castigo de la Troika como respuesta al triunfo del NO puede colocar a Grecia fuera del euro ya que en el momento en el que no hay liquidez en la práctica ya estarían fuera del euro y el gobierno griego debería disponer de una política monetaria propia, mediante pagarés, dinero electrónico y un banco central nuevo (15).

Y no nos engañemos, no va haber más democracia dentro de la UE, porque ambos términos son antagónicos, el europeísmo es una ideología burguesa embellecedora de la realidad para confundir sobre los objetivos políticos de las clases trabajadoras. Las contradicciones fundamentales del capitalismo, el desarrollo desigual, son contrarios a la construcción de una Europa armónica. Cambiar la UE desde dentro es prácticamente imposible, para ello sería necesario que simultáneamente hubiera un cambio de color en una cantidad importante de gobiernos europeos, improbable. En este sentido, hoy Grecia más allá de la solidaridad popular, está sola, y tendría que jugar con los BRICS. Lo más realista es que hayan países que desobedezcan, se descuelguen de la UE y replanteen sus relaciones internacionales, económicas y comerciales.

El Tratado de Austeridad a Perpetuidad, como la bautizaron los sindicatos franceses, y el euro son la trampa neoliberal que han diseñado quienes desde hace 30 años edifican la UE (oligarquía financiera junto a gobiernos conservadores y social-liberales), imponiendo el rigor capitalista que iguala a la baja los derechos democráticos, sociales y laborales, y suprime la soberanía popular en beneficio de las grandes transnacionales financieras e industriales, necesitadas de un marco legal europeo para proteger su propiedad sagrada en detrimento de los derechos de huelga y negociación colectiva de los trabajadores. Fue la comisión de la UE quién decidió que el BCE fuese independiente de los gobiernos, ni los ciudadanos ni sus gobiernos pueden anteponerse a sus designios neoliberales. De esta forma la democracia es anulada, el capitalismo europeo no aguanta más democracia. Un BCE que utiliza a la banca privada como intermediaria para que especule con la deuda de los estados prestando a las administraciones públicas con un interés alto para aumentar la tasa de ganancias del capital, teniendo en cuenta además la picaresca de que los intereses cobrados a los Estados de la periferia-sur es de hasta 4 veces más que a los Estados del centro-norte. De haber acudido los poderes públicos al BCE sin intermediación de la banca privada pagando el interés del 1% que el BCE presta a los bancos privados, la deuda española hoy estaría al 19%, pero manda la lógica de acumulación de capital (16).

La UE, el euro y sus leyes austericidas son lo contrario a las tradiciones europeas de progreso social y derechos democráticos, sólo ofrecen destrucción económica, regresión social, y autoritarismo estatal. El euro es el instrumento para disciplinar las políticas económicas de los gobiernos, sometiéndolos a los dictados de la oligarquía financiera, la política monetaria, la cambiaria, la fiscal, la laboral, con el objetivo de superar el obstáculo que para la acumulación de capital representan los derechos obreros y democráticos. Se trata de garantizar una enorme transferencia de recursos de la clase obrera al capital financiero, imponiendo esa transferencia mediante la universalización de los recortes y “rescates”.

En consecuencia el problema no es la política económica de la UE, sino la UE misma, en tanto que institución carente de base democrática, que tiene como función la destrucción de las fuerzas productivas que exija el capital, primordialmente de la fuerza de trabajo, a través de su desvalorización con reducciones salariales, precariedad y reducción del salario indirecto y diferido, y su destrucción mediante el desempleo crónico. Esas consecuencias las tenemos en España, con 5,5 millones de parados, millones de trabajadores subempleados a tiempo parcial, 2,5 millones de familias en la que todos los miembros son parados, recortes en sanidad y enseñanza que echan a la calle a decenas de miles de profesores y personal auxiliar, recortes en las pensiones mediante el atraso de la edad de jubilación y la penalización en el cómputo de cálculo, recortes salariales en el sector público por encima del 20%, contrarreforma laboral que cuestiona la negociación colectiva y amplia y abarata el despido libre y la modificación por el empresario de las condiciones contractuales (pérdida de la ultractividad), subidas de los impuestos directos e indirectos a los trabajadores asalariados, cierre de actividades económicas como la minería, cierre de escuelas, hospitales y despido de decenas de miles de trabajadores, subida de las tasas universitarias, etc. Recortes todos, igual que en Grecia, destinados para pagar la deuda con los acreedores financieros alemanes, franceses, holandeses, etc.

Los argumentos contrarios a la ruptura con la UE y el euro y el rechazo de la deuda pública con el capital financiero son el caos y la inflación. Pero en realidad ya estamos sumergidos en el caos. La dictadura de la oligarquía financiera, la troika, y su instrumento el euro son el caos, tal y como se observa en todos los países de la UE tanto del sur como del centro. No sólo en Grecia, también en Alemania, donde más de 7 millones de trabajadores disfrutan de un “confort laboral” de miniempleos con salarios de 400 €/mes.

Un nuevo compromiso con la preservación de las instituciones internacionales del capital al servicio de los intereses de la oligarquía financiera, sólo puede ofrecer más sometimiento de la política económica, más destrucción económica, más regresión social y más ataque a los derechos obreros y democráticos conquistados.

En este terreno la experiencia de los países latinoamericanos es indicativo, Argentina cuando dejó de pagar la deuda comenzó a tener tasas de crecimiento anual del 8%, la segunda más alta del mundo tras China. Encadenar a un país como Grecia a pagar una deuda, ilegal, ilegítima, odiosa, insostenible e impagable de 18.000 millones de € tope por año hasta el 2047, para llenar las arcas de la oligarquía financiera que se nutre de la deuda pública de todos los estados de la UE, es condenarla a la catástrofe humanitaria. Hasta periodistas de la prensa financiera (Financial Times, La Tribune), abogan por la suspensión de pagos y la anulación de la deuda (17). Incluso economistas del FMI reconocen que la deuda no se puede pagar sin una quita del 30% y una reestructuración que alivie los pagos.

La única alternativa es plantear una lucha común de la izquierda y el movimiento obrero a nivel europeo frente a la estrategia del capital. Otra Europa es posible, sí, pero diferente y antagónica con la UE imperialista.

La austeridad y el expolio fiscal de Catalunya. Expolio de clases

En este contexto, crisis, explotación social, redistribución de la riqueza pública a favor del capital, la cuestión nacional adquiere un papel secundario, aunque política e ideológicamente siga siendo el arma afilada de las burguesías hispanas con el objetivo de dividir y hegemonizar a la clase obrera.

El debate del expolio fiscal catalán bajo las políticas de la Troika queda en segundo plano. ¿Y cómo no?. El fraude fiscal en Catalunya (16.000 mill. €) según los inspectores de hacienda, es casi 3 veces mayor que el expolio fiscal interterritorial (6.000 mill. €), si a ello le sumamos los 19.600 mill. € que la Generalitat ha dejado de recaudar por el desfase entre el PIB por habitante y el gasto público social (110%-73%) (18), tenemos alrededor de 35.000 mill. € que en Catalunya se pierden. Una cifra más de 6 veces superior al expolio interterritorial. El problema de fondo no es que “Madrid nos roba”, sino que la burguesía roba a los trabajadores en Madrid, Andalucía, Castilla y León, Valencia, Catalunya, Asturias, etc. ¿Y qué decir de los paraísos fiscales?, de las 467 filiares españolas del IBEX35 en paraísos fiscales, Catalunya acapara casi la mitad de toda España, 222 filiares, un auténtico filón impositivo que aumentaría los ingresos de la hacienda pública catalana en miles de millones de € (19).

El verdadero expolio fiscal es el del conjunto de las burguesías hispanas del norte y el sur contra la clase obrera sirviéndose de las leyes austericidas que fijan el prioritario pago del déficit y la deuda con recortes sociales, la TSCG de la UE, la LOEPSF española y la LEP catalana. Cargando sobre nuestros impuestos directos e indirectos el mantenimiento del Estado capitalista, la reducción del déficit y el pago de la deuda, mientras confortablemente ellos comenten fraude y evasión fiscal, y nosotros sufrimos una legislación antisocial y altos intereses a pagar por la deuda.

Esta es la contradicción principal, clase obrera/burguesías, no la contradicción interterritorial, que son secundarias y más fáciles de manipular por las burguesías grandes y pequeñas. En consecuencia:

• El expolio lo realizan todas las burguesías del Estado, incluida la catalana, contra toda la clase obrera del Estado.
• El trato desigual hacia Catalunya por el expolio fiscal interterritorial lo sufre la clase obrera y no la burguesía.
• La resolución de ese conflicto secundario no será real mientras la burguesía detente el poder económico y político.
• La resolución de las dos contradicciones, principal y secundaria, pasan por poner en un primer plano la lucha de las clases obrera y popular del conjunto de España contra todas sus burguesías. Entender el derecho de autodeterminación al lado de la lucha de clases, contra el imperialismo y por la reivindicación de la III República Democrática y Federal.

El problema de fondo no es un conflicto entre Catalunya y España, sino entre clase obrera y todas las burguesías. Las burguesías catalana y española ocultan esta realidad para arrastrar a la clase obrera a su política de unidad nacional, y enfrentar a la clase obrera territorialmente. Participar en el proceso soberanista es tanto como negar el derecho de autodeterminación, ir a remolque de las burguesías, de los nacionalismos catalanista o españolista. Lo lógico hubiera sido poner en marcha en el conjunto de España, incluida Catalunya, un proyecto de frente de izquierdas político y social, que coloque la lucha contra los recortes y la abolición de las leyes austericidas como el objetivo principal de la lucha social y política.

Tanto CiU con el apoyo de ERC se han sometido “soberanamente” en representación de las oligarquías financieras, las burguesías, al dictak de la UE, a todas las leyes de estabilidad financiera para cargar el pago de la deuda y el déficit a los bolsillos de la clase obrera catalana, y que además lo ha hecho empeorando la LOEPFS, ya que el objetivo de alcanzar el 0% de déficit en el 2020 en España, ha sido “mejorado” en Catalunya por una décima el 0,14% adelantando su cumplimiento en 2 años, el 2018 (LEP de enero 2013). Tócate las narices. Estos son los acuerdos entre las burguesías catalana y española por los cuales la izquierda y el movimiento obrero catalán debieran haber hecho hincapié para desenmascarar el soberanismo burgués.

Los comunistas dignos de tal nombre deben luchar por la independencia tanto en Catalunya como en el resto de España. Sí, la independencia política de la clase obrera con respecto a las burguesías grandes y pequeñas y todas sus organizaciones políticas: PP-CiU-PSOE-ERC-ANC—Cs-PNV…

¡No al expolio fiscal causado por la burguesía con el fraude, evasión, privilegios y paraísos fiscales! ¡No al expolio fiscal causado por la burguesía con el rescate a la banca y los objetivos de déficit y deuda a cargo de nuestros bolsillos y el recorte de nuestros servicios y prestaciones sociales! ¡No al expolio fiscal causado por la burguesía con las reformas laborales que abaratan y facilitan el despido y reducen las cotizaciones sociales de los empresarios!…Ese es el camino, lo demás son ganas de rendir tributo a nuestros explotadores.

Notas:
1) El artículo 135 de la constitución consagra la estabilidad presupuestaria como principio y prioridad que afecta a todas las administraciones públicas.
2) Grecia nos pasará factura política por claudicación (Aurora Despierta. 22-06-2015). http://kaosenlared.net/grecia-nos-pasara-factura-politica-por-claudicacion-podemos-no-lo-evitara/
3) Ayuntamientos inútiles para nosotros por la LOEPSF. ¡Hasta en el PSOE lo reconocen ya! (Aurora Despierta. 25-06-2015). http://kaosenlared.net/ayuntamientos-inutiles-para-nosotros-por-la-loepsf-hasta-en-el-psoe-lo-reconocen-ya/
4) 43-13-3: Las medidas ideales para el austeriticio: 44%, 13%, 3% (Aurora Despierta. 21-05-2015). http://kaosenlared.net/44-13-3-las-medidas-ideales-para-el-austericidio-publico-la-alternativa/.
5) Por CC.AA. las deudas se cerraron el 2014 como sigue: Valencia 37,9%, Castilla La Mancha 33,5%, Catalunya 32,4%;Baleares 29,3%, Murcia 25,2%, Andalucía 20,4%, Cantabria 19,8%, Aragón 18,1%, Extremadura y Galicia 18% cada una, Navarra 17,9%, Castilla y León 17,3%, La Rioja 16,6%, Asturias 16,2%, Canarias 14,5%, Euskadi 13,9%, siendo Madrid 12,5% (http://www.datosmacro.com/deuda/espana-comunidades-autonomas) la única comunidad que cumple el objetivo de deuda.
6) http://www.agarzon.net/explicando-la-ley-organica-de-estabilidad-presupuestaria-y-financiera/.
7) Grecia nos pasará factura política por la claudicación. (Aurora Despierta. 22-06-2015). http://kaosenlared.net/grecia-nos-pasara-factura-politica-por-claudicacion-podemos-no-lo-evitara/.
8) http://larepublica.es/2015/07/05/a-grecia-no-le-queda-un-escenario-mas-realista-que-salirse-del-euro/
9) En Francia la deuda en el 2014 fue del 95%, y el déficit del 4%, mientras que en España es del 97,7% y 5,8% respectivamente.
10) http://www.atresplayer.com/television/programas/el-objetivo/temporada-3/capitulo-34-nuevos-alcaldes_2015062000173.html
11) Podemos se pronuncia por cumplir con la austericida LOEPSF (Aurora Despierta. 23-02-2015). http://kaosenlared.net/podemos-se-pronuncia-por-cumplir-con-la-austericida-loepsf-de-la-indefinicion-a-la-traicion-y-archivo-pdf/
12) 24 de mayo. Victoria electoral municipal. Trampa política y austericida. Derrota estratégica (Aurora Despierta. 18-06-2015). http://kaosenlared.net/24-mayo-victoria-electoral-municipal-trampa-politica-y-austericida-derrota-estrategica/
13) Fuente Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa a partir de las informaciones contenidas en las Cuentas Anuales (caféambllet.com, pág.5).
14) http://larepublica.es/2015/07/05/a-grecia-no-le-queda-un-escenario-mas-realista-que-salirse-del-euro/
15) http://larepublica.es/2015/07/05/a-grecia-no-le-queda-un-escenario-mas-realista-que-salirse-del-euro/
16) Crisis General. Crisis económica y crisis de régimen. La izquierda en la encrucijada I (Miguel A. Montes), pág. 9. https://marxismoleninismo.wordpress.com/2015/06/13/crisis-general-crisis-economica-y-crisis-de-regimen-la-izquierda-en-la-encrucijada-i/
17) Cómo en el teatro clásico tenemos unidad de lugar, unidad de tiempo y unidad de acción. (http://www.attac.es/2015/05/30/auditoria-de-la-deuda-griega-como-en-el-teatro-clasico-tenemos-unidad-de-lugar-unidad-de-tiempo-y-unidad-de-accion/.
18) ¿Identidad nacional o lucha de clases?. (Miguel A. Montes), pág.8. https://marxismoleninismo.wordpress.com/2015/01/14/identidad-nacional-o-lucha-de-clases-preguntas-y-reflexiones-sobre-catalunya/
19) Crisis General. Crisis económica y crisis de régimen. La izquierda en la encrucijada I (Miguel A. Montes), pág. 23. https://marxismoleninismo.wordpress.com/2015/06/13/crisis-general-crisis-economica-y-crisis-de-regimen-la-izquierda-en-la-encrucijada-i/

Anuncios

4 pensamientos en “LAS LEYES AUSTERICIDAS DE LA TROIKA. POR UN FRENTE COMÚN DE LA IZQUIERDA Y EL MOVIMIENTO OBRERO

  1. Pingback: VICTORIA DE LOS PARTIDOS NACIONALISTAS NEOLIBERALES. REFLEXIONES DE CLASE | MARXISMO-LENINISMO

  2. Pingback: Victoria de los partidos nacionalistas neoliberales | Latinoamérica - La patria Grande

  3. Pingback: EN BUSCA DE LA INVESTIDURA. SILENCIO SE RUEDA. | MARXISMO-LENINISMO

  4. Pingback: RUPTURA DEMOCRÁTICA Y REPÚBLICA FEDERAL Reflexiones sobre Catalunya | MARXISMO-LENINISMO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s