TERRORISMO IMPERIALISTA SIN FRONTERAS. ORDENAN MASACRAR AL PUEBLO IRAKÍ

bush-azores-cuatro1

Miguel A. Montes

Abril 2003

Una vez más se ha demostrado que los derechos humanos son incompatibles en el marco del capitalismo en su fase imperialista. La legalidad internacional de la ONU ha sido aplastada reiterativamente por el imperialismo yanqui. Da igual que el gobierno de EE.UU. incumpla resoluciones internacionales, da igual que fabrique, se lucre por ello y utilice armas de destrucción masiva y convencionales, da igual que no acepte la constitución del Tribunal Penal Internacional para que los crímenes cometidos por su ejército mercenario queden impunes, y da igual que el gobierno terrorista de Israel siga incumpliendo las resoluciones de la ONU masacrando al pueblo palestino, privándoles de la vida, la libertad y el derecho de ciudadanía, proclamados en la carta de los derechos humanos. Da igual, porque nadie les va a aplicar una “guerra preventiva” por su actitud belicosa, genocida y terrorista. La Barbarie del capitalismo está servida ante nuestros ojos.

Han sido las contradicciones interimperialistas las que han desatado esta guerra. El capital de EE.UU. ha apostado por la baza militar para frenar a sus competidores de la UE, conformándose 2 BLOQUES IMPERIALISTAS, el bloque anglonorteamericano contra el bloque francoalemán.

Para los primeros es vital el control político de la zona, instalando gobiernos títeres y autócratas, como las dictaduras feudales de Kuwait, Afganistán, Qatar, Arabia Saudí, etc. que no interrumpan el dominio de las multinacionales petroleras inglesas y de EE.UU., a la par que garanticen el flujo de las transaciones petroleras y suministros, ya que en 20 o 40 años se agotan las reservas de EE.UU., mientras que en el Golfo Pérsico quedan reservas para más de un siglo.  

El “espacio vital” del imperialismo nazi que llevó a instaurar el genocidio en Europa, escupe hoy por boca de Bush, Blair, Aznar, Berlusconi y Sharon, quien no desaprovecha para endurecer la represión al pueblo palestino. Para los segundos, la guerra es un ariete contra las multinacionales francesas y el €, ya que en noviembre del 2.000 llegaron a un acuerdo con el gobierno irakí para realizar el intercambio petrolero con la moneda de la UE, causando desde entonces una caída del 17% del dólar frente al €. Si los estados de la OPEP siguiesen el ejemplo, el dólar se desplomaría como moneda internacional, y la economía de EE.UU. entraría en crisis.

De ahí que las causas que han empujado desde el fatídico 11 de septiembre de 2.001 a la utilización de la guerra primero contra Afganistán y ahora contra Irak, como herramienta de reparto neocolonial del mundo, han sido gestadas por la rivalidad creciente de las potencias imperialistas. Ya incluso, a costa de las víctimas se está anticipando el reparto del botín por la “reconstrucción de Irak”, otorgando contratos multimillonarios a empresas de la camarilla del vicepresidente de EE.UU. (Cheney) y del Secretario de defensa (Rumsfeld). Los gobiernos de la UE han vuelto a su posición subalterna rechazando una moción para que la ONU examine la situación humanitaria del pueblo irakí, no adoptándose ninguna condena ni en el Consejo de Seguridad ni en la Asamblea de la ONU por el homicidio de civiles irakíes, y los gobiernos de Alemania, Francia y Bélgica, condicionan su decisión de aceptar la conquista de Irak a cambio de una parte del botín de las reservas petroleras.

Se ha roto el efecto de la durísima droga mediática de las multinacionales de la información. Estábamos acostumbrados a la fuerte seducción de la propaganda guerrera de las grandes cadenas informativas, que justifican todas las guerras imperialistas, lo que no es de extrañar ya que el capital que fabrica armas, embasa y transporta el petróleo y desinforma, es el mismo. Nos disparaban palabras paranoico-genocidas con fuerte adicción: “ayuda humanitaria” en vez de guerra y saqueo, “guerra preventiva” en vez de invasión y agresión militar, “destrucción del aparato militar-industrial” en vez de  destrucción de infraestructuras básicas (sanidad, agua, comunicación, etc.). Así nos han pintado las últimas guerras (Somalia, Yugoslavia y Afganistán), pero en esta ocasión no han sido lo suficientemente certeras, potentes y “celestiales” (hasta El Vaticano está contra esta guerra).

Las masas de todo el mundo, en millones, se han levantado como un puño contra la guerra desde Australia, pasando por Oriente Medio y Europa hasta la costa atlántica de los EE.UU. El movimiento pacifista más grande conocido en la historia, rebasando al movimiento contra la guerra en Vietnam. Algo le está fallando al sistema de dominación imperialista donde el capitalismo ya no puede ocultar sus contradicciones, y los trabajadores y masas populares del mundo se manifiestan ya contra todas y cada una de sus contradicciones encubiertas. El movimiento de resistencia a la globalización del capital contra el neoliberalismo y el movimiento pacifista contra la guerra, confluyen en nuestra época como los movimientos internacionales con mayor capacidad de convocatoria enfrentados a la política económico-militar del imperialismo, lo que prepara y aumenta la conciencia social y de clase de las masas adormecidas.

De la guerra relámpago auspiciada por Rumsfeld, se ha pasado a los bombardeos sostenidos centrados en la destrucción de hospitales, escuelas y hogares, donde la población civil se ha convertido en el blanco principal, en un país en el que el 90% de la población está resistiendo contra la invasión. La máquina de propaganda militarista no descansa: -“guerra contra Sadam”, mientras se bombardean mercados y depuradoras de agua que provocan la muerte lenta de la población civil asediada por las tropas mercenarias anglosajonas, -“ciudades capturadas” y “levantamientos populares contra Sadam”, que no han tenido lugar hasta la fecha (la caída de Basora fue anunciada desde el inicio de la guerra). Por el contrario, se oculta la información acerca de las matanzas de civiles mutilados y muertos en las calles de Basora y Bagdad, y callan las órdenes de “destrucción”, “búsqueda y captura” y “no hacer prisioneros” que tienen por blanco a civiles irakíes que se oponen a la ocupación, lo que dibuja un paralelismo histórico con la ocupación nazi en Europa durante la II Guerra Mundial. Solo Al-Jazira se atreve a informar, y aquellos periodistas de los gobiernos pro-guerra que se atreven a descubrir la verdad, son apartados, como J. Arnett la superestrella de la CNN que denunció el fracaso de la ofensiva terrestre y la masacre de la población irakí.

La pérdida de credibilidad de los gobiernos pro-guerra ha caido en picado, excepto el de EE.UU, (aunque las manifestaciones contra la guerra no ceden terreno en éste país). En Gran Bretaña ha dimitido todo un ministro de Defensa (Robin Cook), en España dimiten concejales y un diputado autonómico del PP.

Las movilizaciones más multitudinarias contrarias a la guerra se dan en Italia, España y Gran Bretaña, contradiciendo la posición adoptada por sus respectivos gobiernos de Berlusconi, Aznar y Blair. La paranoia del PP le lleva a pretender criminalizar el movimiento contra la guerra, y comparar las víctimas de una guerra con los accidentes de tráfico, lo que no frena sino que agudiza la oleada de protestas y movilizaciones en la calle que no paran de crecer dotándose de cierta regularidad y organización. Movimiento pacifista plural y sociopolítico, integrado por organizaciones políticas y sociales, obreros, parados, pensionistas, estudiantes, artistas, profesionales se levantan contra el gobierno, exigiendo el fin de la guerra, la no utilización de nuestro espacio aéreo y la retirada de tropas españolas del conflicto, condenando no sólo el régimen irakí (que curiosamente es el más laico de la zona) sino cualquier régimen que los EE.UU. impongan por la fuerza de las armas, reivindicando que la ciudadanía no vote en el próximo ciclo electoral a los partidarios de la guerra. En este sentido, IU ha exigido certeramente la dimisión de Aznar por despreciar la voluntad de la mayoría de la ciudadanía incluyendo a sus propios votantes y  no ha errado en llamar terrorista al presidente del gobierno al justificar, amparar y promulgar una guerra que acaba con vidas humanas e infraestructura civil.

Muy fuertes deben ser los intereses económicos y políticos, que ligan al PP con lo más ultraconservador del gobierno de EE.UU., arropado por las multinacionales de la guerra y del petróleo, los grupos políticos anticomunistas (mafia cubana de Miami), y las iglesias fundamentalistas anglosajonas de los Estados sureños. Grandes e inconfesos intereses para permitir un desgaste electoral del gobierno sin precedentes en la democracia de nuestro país.

En esta situación la Huelga General política contra la guerra está más que justificada en los países donde los gobiernos se ha ilegitimado hacia sus pueblos. Huelga General que sería incompresible sin la participación y empuje de la pieza más importante del movimiento pacifista:el movimiento obrero y sindical. Por ello no han sido oportunas las declaraciones de Fidalgo anunciando al margen de los organismos del sindicato una huelga, para desmarcarse de la propuesta final de UGT de 2 horas, dejando en muy mal lugar a CC.OO. ante el movimiento pacifista.

También ha sido inoportuno el papel del PSOE que no se ha atrevido ni a pedir la dimisión de Aznar, ni a pedir la convocatoria de huelga general, dejando sola a IU en el escenario político, y utilizando a la dirección de UGT como parapeto de la convocatoria de huelga. No debe la guerra de Irak convertirse en un elemento para la división sindical, ni para la división del movimiento pacifista más importante de nuestra historia, y quienes están actuando en este sentido son unos irresponsables, ya que el único beneficiario es el partido de la guerra, el PP. Las direcciones de UGT y CC.OO, no se han puesto de acuerdo, y para más INRI la dirección de CGT (no convocante de la pasada huelga general), convoca por su cuenta una huelga general de 24 horas, sabiendo de antemano que no va a contar con el respaldo correspondiente, sumándose al escenario de la división.

A nivel sindical Fidalgo es el único responsable, al anunciar primero una convocatoria de 2 horas junto a UGT, para terminar proponiendo un paro de ¡¡¡15 minutos!!!, provocando una división injustificada de los movimientos sindical y pacifista. Las resoluciones aprobadas en el confederal y la CONC, fueron herramientas válidas, pero para la división, el grado de sarcasmo llevó a plantear para Catalunya la defensa de un ridículo “referéndum contra la guerra” a efectuar en los ¡¡¡15 minutos de paro!!!, para socavar aún más la división sindical.

La patata caliente se pasa a las grandes empresas, ya que ni la dirección de UGT ni la de CGT tienen capacidad para paralizar los polígonos industriales y las pequeñas y medianas empresas, que es donde está concentrada la mayoría de la clase obrera de nuestro país, de la misma manera que también ninguna de las resoluciones acordadas en los organismos de dirección de CC.OO. por mayoría o unanimidad evitan el enfrentamiento y la división en las empresas. Al final van a ser algunas secciones sindicales de empresa de los diferentes sindicatos los que desde la cordura van a recomponer la unidad de acción para el próximo día 10 de abril, con una convocatoria al margen de los 15 minutos, las 2 y 24 horas. En Seat se ha acordado en los Comités de empresa paralizar 1 hora, en Nissan 30 minutos, en Pamplona 20 minutos, etc. La lección debe ser aprendida, para que el sindicalismo de clase recupere su contenido sociopolítico, sin interiorizaciones ni injerencias externas, y se fortalezca la UNIDAD DE ACCIÓN SINDICAL y la UNIDAD DEL MOVIMIENTO CONTRA LA GUERRA, para incrementar la capacidad de respuesta del pueblo, donde la participación del movimiento obrero contra la guerra es imprescindible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s