RELACIÓN PARTIDO-SINDICATO Y ESTRATEGIA DE NUEVA MAYORÍA

Miguel A. Montes

Octubre 2001

Debemos de señalar cinco elementos fundamentales por los cuales nos debemos de regir de cara a una actividad política que no entorpezca nuestra estrategia de trabajo en el sindicato por una parte, ni que coarte la elaboración de propuestas políticas del partido en función de las coyunturas, por otra:

  • Para el partido CC.OO es el aliado estratégico del movimiento sindical de clase catalán y del estado español, es NUESTRO SINDICATO, la herramienta de trabajo principal HOY en el frente de masas sindical.
  • El partido tiene una política propia e independiente, donde los análisis de coyuntura histórico-concreta pueden o no coincidir con los que hace el sindicato. Ello NO QUIERE decir que la no coincidencia obligue a que el partido no pueda manifestar al margen del sindicato u otras organizaciones de masas de carácter diverso, su posición concreta o que deba supeditarse a la decisión tomada por el sindicato; por ejemplo, sobre la necesidad o no de la convocatoria de una huelga general, sobre la estrategia de negociación-diálogo social con o sin movilización sostenida, sobre el análisis de los pactos de pensiones o reformas del mercado de trabajo, etc, donde CC.OO mantenga una visión y posición diferente. Tomando ejemplo de otro frente de masas, la posición mantenida por una AA.VV favorable al tranvía no obliga en el ámbito político al partido a no defender el Metro.

De ello tampoco se desprende que no podamos nunca con el frente de masas o la organización en la que trabajamos, y que debamos de ir a contracorriente como norma, sino que hay que establecer niveles de actividad para delimitar las funciones de los/as camaradas en los frentes y organizaciones de masas y el papel independiente del partido a nivel general. Los/as militantes siempre estamos sujetos a nuestros órganos democráticos de decisión partidaria, donde ningún organismo de dirección del sindicato puede tratar de imponernos una posición, bajo un pretendido y falso centralismo democrático en la organización o frente de masas, haciéndonos caer en la correa de transmisión en el sentido inverso.

  • El partido NO ES una coordinadora de movimientos sociales ni la mediación político-social de la denominada sociedad civil alternativa, es una organización revolucionaria de vanguardia de la clase obrera, de lo que se desprende que ni somos un frente de masas, ni somos el sindicato, etc, formamos parte de los frentes de masas y movimientos sociales, del sindicato, de la izquierda, del movimiento político-social alternativo de la izquierda transformadora, etc, en los cuales trabajamos y hacia los que elaboramos nuestra alternativa de frente de masas, de sindicato, de izquierdas, de movimiento, etc, evitando la transversalidad en uno u otro sentido.
  • En el sindicato de CC.OO trabajamos en base a la estrategia de una NUEVA MAYORÍA SINDICAL, con el objetivo de cambiar la correlación de fuerzas dentro del sindicato, desde donde se refuerce el carácter de clase y socio-político de CC.OO, el modelo democrático, participativo, reivindicativo y de masas, que combine la labor institucional con la movilización y participación de los trabajadores/as en los procesos de negociación, abandonando la estrategia de la derrota basada en la negociación sin presión y la no confluencia sociopolítica con la izquierda política transformadora y anti-neoliberal. Nuestra táctica pasa por saber estar en mayoría y en minoría dentro del sindicato, donde los camaradas del partido miembros/as de organismos de dirección del sindicato a todos los niveles (territorial, ramo, empresa), estamos sujetos en un marco de corresponsabilidad a las decisiones mayoritarias de los mismos, sin que ello deba suponer ningún abandono de la estrategia de Nueva Mayoría y nuestras posiciones.
  • Para abordar la estrategia de Nueva Mayoría en condiciones, sin caer en la trampa de ser una corriente sindical condenada a la marginación, estamos obligados a mantener la coordinación de nuestra sensibilidad sindical, que dentro del sindicato abarca mas allá de los camaradas del partido que trabajamos en él, respetando la pluralidad de las diferentes posiciones COMPARTIENDO LA MISMA ESTRATEGIA, pero donde el partido tenga personalidad y posición propia, ESTANDO TODOS/AS LOS CAMARADAS SUJETOS A LAS DECISIONES PARTIDARIAS TANTO ESTRATÉGICAS COMO TÁCTICAS.

Esta enumeración de elementos es importante de cara a huir desde las organizaciones y militantes del partido de DOS EXTREMOS QUE SE TOCAN, la sindicalización y la correa de transmisión.

La sindicalización impide que los militantes y organizaciones de base nos dotemos de una visión mas amplia de la realidad que vaya mas allá del ámbito del frente de masas concreto, se conozca y participe en la difusión, decisión y elaboración de la política global del partido como intelectual colectivo que somos, elementos que son necesarios para potenciar el desarrollo de las organizaciones de base del partido en los centros de trabajo o actividad social.

La correa de transmisión dificulta el trabajo en el frente de masas al caer en posiciones maximalistas constantemente que embotan el trabajo concreto de los camaradas, situándonos en el frente de masas concreto no como parte de él sino en su contra, CONFUNDIENDO EL FIN CON LOS MEDIOS, planteando la “batalla final” en cada conferencia, congreso o negociación colectiva, siendo incapaces de tener en cuenta las situaciones de flujo o de reflujo en la lucha de clases.

La experiencia concreta en CC.OO nos lo ha enseñado, NO DEBEMOS DE CAER EN EL INFANTILISMO para quedarnos fuera de donde se toman las decisiones y hasta del sindicato, renunciando en la práctica a luchar por la hegemonía y jugar el papel de vanguardia política siendo dirección de la vanguardia sindical de clase, a los reformistas ya les gustaría ver a los comunistas fuera del sindicato. La experiencia también nos ha enseñado que tampoco debemos supeditar las decisiones partidarias a lo que el sindicato decida confundiéndonos con él, corriendo el peligro de diluirnos al CONFUNDIR LOS MEDIOS CON EL FIN.

En el espíritu del Manifiesto, los comunistas no somos un partido a parte del movimiento obrero, representamos los intereses del movimiento en su conjunto, nuestro objetivo pasa por unir a la clase obrera y luchar por el derrocamiento del capitalismo y la conquista del poder político por la clase obrera. Por lo que ni estamos contra el frente de masas, ni somos el frente de masas, sino que formamos parte de él y aspiramos a dirigirlo como parte de un proceso más amplio, general y revolucionario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s