DIOSDADO Y REVOLTA CONTRA EL PCC

de89d2d0be5db2aa156b1b499115779a_extras_albumes_0

Miguel A. Montes

12 de julio de 2.006

CON POST-DATA AL FINAL DE DICIEMBRE 2012

Diosdado Toledano, militante de Revolta Global y miembro de la presidencia federal de IU ha realizado unas declaraciones de carácter difamatorio “Acuerdo de 660 despidos en SEAT ¡Nunca más!” publicado en la revista “Viento Sur”, reiteradas en dos entrevistas publicadas en Rebelión (SEAT, la lucha continúa 3-02-06 y No se puede participar en el despido de compañeros 3-7-06) que no pueden quedar sin respuesta, ya que su contenido va principalmente dirigido contra el PCC (partido del cual soy militante desde hace más de 20 años) y contra los críticos de CC.OO.. Al margen de que considere que su propia situación de despedido de SEAT es un hecho a destacar, ya que no es lo mismo quien está que quien no lo está, no por ello voy a hacer dejación de realizar mi propia opinión y análisis para defenderme de la misma manera que Engels no encontró un obstáculo a la condición física de Eugenio Duhring para defenderse de sus ataques al marxismo.

ACUSACIÓN Nº1 CONTRA EL PCC SOBRE EL CONVENIO COLECTIVO

Diosdado Toledano abre fuego en su artículo contra el PCC al equipar la opinión de mi partido con la opinión de la patronal:

“…la multinacional ha obtenido importantes avances en materia de flexibilidad de jornada, movilidad geográfica y funcional, productividad, doble escala salarial, moderación salarial con recortes salariales en períodos de “crisis”. El XVII y último Convenio, valorado en su día tanto por la patronal como por los dirigentes del PCC de SEAT como un convenio ejemplar, comprendía los retrocesos en todos los ámbitos laborales, cinco años de duración, moderación salarial, mísera reducción de jornada (1 sólo día), implantación del trabajo en equipo (modelo toyotista), flexibilidad laboral con la introducción de la bolsa horaria, cláusula de salvaguardia para absorber posibles excedentes de empleo aplicando reducciones de tiempo de trabajo y de salario, etc.”

Todas las opiniones son válidas siempre que sean sinceras y no atenten a la verdad, lo argumentado por Diosdado no hay lo uno ni lo otro.

Antes debemos aclarar que los comunistas del PCC estamos afiliados a CC.OO., nuestro sindicato, definido desde nuestra política de alianzas como un aliado estratégico del movimiento obrero en la lucha por el socialismo.  CC.OO. no tiene la mayoría en el Comité Intercentros, en el cual también están presentes UGT y CGT, y ningún sindicato dispone de la mayoría absoluta, por lo que el “margen” de aplicación plena de las distintas políticas de cada sindicato es bastante limitado.

Se nos acusa de que nuestra posición sobre el XVII° Convenio es coincidente con la de la patronal, cosa totalmente falsa, ya que el PCC no es un sindicato, en todo caso definimos la política sindical como en cualquier otro frente de masas y damos apoyo a la labor de nuestros cuadros en el sindicato a través de nuestra sensibilidad (hoy denominada críticos). Por tanto, nuestra valoración del Convenio dentro de CC.OO. no es coincidente con la patronal ya que ésta cuestionaba desde el inicio de la negociación en bloque la plataforma conjunta presentada por CC.OO. y UGT, pretendía eliminar los pluses festivos, la cláusula de revisión, el  transporte colectivo, etc. Y a priori en CC.OO. se debatió la plataforma propia del sindicato y a propuesta de nuestra sensibilidad, apostamos por una plataforma corta, clara y creíble para no engañar a los trabajadores/as, mientras UGT y CGT presentaban una plataforma larga que dejaban fuera de la masa salarial la reivindicación de la mejora de las condiciones económica del oficial auxiliar. Al final de la discusión unitaria sólo UGT asume la propuesta de plataforma corta, clara y creíble propuesta por CC.OO. y esta fue nuestra valoración dentro de CC.OO. como críticos:

“En la negociación de este Convenio, se han dado casi todos los elementos que los críticos hemos defendido:

  • Plataforma unitaria, corta y creíble (CC.OO./UGT)
  • Alcance del 70% de los puntos de la plataforma.
  • · Unidad sindical (CC.OO./UGT) desde posiciones independientes de la patronal…
  • · Huelga contra los chantajes de la empresa (ERE, descuentos y paralización contrato relevo) y en defensa de la plataforma unitaria convocada por CC.OO. y UGT.
  • · Consulta en fábrica con urnas a los afiliados/as de los sindicatos que suscriben la plataforma unitaria ANTES de la firma del preacuerdo del Convenio.

Casi todos, porque los críticos hemos apostado por la plataforma unitaria y el referéndum vinculante a todos los trabajadores/as, y si de algo somos responsables es de que al final todo el mundo haya tenido que debatir internamente sobre este tema…”

Y más adelante:

“Al final del proceso de negociación colectiva se ha dado una correlación de fuerzas que ha permitido un preacuerdo de Convenio donde casi todos los puntos de la plataforma unitaria están recogidos, destacando la totalidad de los puntos considerados como prioritarios: 

IPC + Recuperación del poder adquisitivo con cláusula de revisión

Mejora de las condiciones salariales del oficial auxiliar

Reducción de la jornada.

Consolidación de la letra D como básica.

Mejora de los permisos y extensión a las parejas de hecho

Mejora temas sociales (Crédito vivienda y personal, alquiler de coches…).

El incremento de la masa salarial de la plantilla está repartido de forma colectiva y solidaria, recortando diferencias salariales en tablas, en la escala más baja, apostando por los oficiales auxiliares, que incrementan su salario al tercer año en un 13%, y acortan 1 año para pasar consecutivamente a las letras b y c de oficial de 3ª, mejorando el art. 77 del convenio contemplado en los acuerdos de jubilación por relevo…

…Si bien la recuperación del poder adquisitivo es una reproducción de lo pactado en el anterior Convenio con el 0,5% el primer año y el 0,3% los siguientes, no podemos obviar que la consolidación de la letra D como básica después de 4 convenios anteriores reivindicándola, supone para los trabajadores/as que no la tengan y los que asciendan de categoría, un aumento de 3,6% de la masa salarial individual fija y variable.

Hay que destacar que el mantenimiento de una posición independiente y unitaria en la negociación ha permitido que de las reivindicaciones de la patronal que van por el empeoramiento del vigente E.T. se hayan caído sus propuestas de:

  • flexibilidad de 365 días,
  • eliminación de la cláusula de revisión salarial, el coste cero en los festivos y desplazamiento de pausas (que hubiera supuesto una pérdida de 15 mill. € anuales de nuestra masa salarial colectiva)…
  • eliminación del transporte colectivo,
  • reducción salarial, proporcional a la reducción de la jornada”.

También tuvimos nuestra valoración como partido en una hoja de “Opinió comunista” ante la firma del preacuerdo de Convenio la cual iba en la misma línea, pero sólo reproduzco lo valorado por nuestra gente en el frente de masas sindical dentro de CC.OO. en coherencia con nuestro trabajo y las decisiones realizadas en todas y cada una de las asambleas de críticos, donde no se ve ningún atisbo de valoración coincidente con las tesis de la patronal, sino al contrario, una distinta versión dialéctica del proceso y del resultado de la negociación colectiva desde una posición sindical, reivindicativa y de clase antagónica con la patronal. En todas las asambleas de nuestra sensibilidad se ha refrendado mayoritariamente nuestra valoración sobre el proceso y resultado de la negociación del XVIIº Convenio Colectivo nada coincidente con las posiciones de Diosdado y Revolta, ni del resto de tendencias y organizaciones existentes dentro del movimiento sindical o político en SEAT, siendo además publicada como críticos de SEAT en rebelión y kaosenlared.

Vamos con más falsedades vertidas por Diosdado. Éste argumenta la existencia de la doble escala salarial en el Convenio de SEAT. La doble escala salarial se pacta en NISSAN por UGT en alianza con un sindicato amarillo, combatida por CC.OO. y CGT, donde a posteriori se renegocia una fórmula que permite la equiparación progresiva del salario, igual que en el resto de empresas del sector como en SEAT. Por eso en SEAT no existe doble escala salarial, ni antes ni después de la negociación del Convenio, decir lo contrario significa engañar a quienes de fuera no conocen la realidad y eso se llama actuar de mala fe.

Antecedentes. El 28-11-01 se pacta el acuerdo de jubilación parcial por relevo, y en dicho acuerdo se modifica el articulo 77 del XVIº Convenio rebajando en un 13% las percepciones de la categoría de ingreso (anterior especialista) con respecto a la nueva categoría de ingreso (oficial auxiliar) para la implantación generalizada de la jubilación parcial por relevo con mantenimiento del empleo, aun así, no se introduce la doble escala, ya que de forma progresiva (similar a la de especialista) durante un periodo de 3 a 7 años se alcanza la letra más alta de la categoría básica (oficial de 3º, letra c). En la negociación del XVIIº Convenio lo que se hace es acortar el tiempo de ascenso de letra de oficial de 3ª y un incremento del 13% de los conceptos salariales de la letra c de oficial auxiliar.

Se ”nos acusa” como sindicalistas de CC.OO. de aceptar en Convenio un aumento de la flexibilidad con la introducción de la “bolsa horaria”. Otra falsedad. Antecedentes. En el 2.003 la desaparición de la furgoneta genera un excedente de 1.100 trabajadores/as que se aborda con la aplicación de una cuenta colectiva de +200/-240 horas, con el mantenimiento de los salarios al 100%, el empleo y las jubilaciones, en medio de una ofensiva anti-laboral en toda regla desatada en el conjunto del sector del auto español (VW-Navarra, Opel, Renault…) por las diferentes “multinacionales”. El XVIIº Convenio no amplía la flexibilidad existente en aquel momento. No olvidemos además que los acuerdos de calendario básico de los años 1997-2002, trasladaron jornadas interanuales en Seat Martorell –industrial y sábados adicionales- , las cuales supusieron una acumulación interanual de +50 días, o 400 horas por encima de la jornada individual pactada durante 6 años, y tampoco olvidemos que en VW Navarra en el 2002 se pactó para el 2002 se llegó a un acuerdo de flexibilidad en el 2002 de reducción de jornada y ¡salario! de un 10% (aspecto que nunca hemos aceptado en Seat desde que lo propusieron por primera vez en 1993), con una bolsa de días que se incorporaría en el Convenio Colectivo de -30 días/+7 días).

Se nos acusa de pactar aumentos de productividad. Nada más falso ya que si lo que entendemos por productividad es aumento de los ritmos de trabajo, el último pacto data ¡¡¡nada menos que de la negociación del XIIIº Convenio (1.991-93)!!! con un recorte de tiempos del 6% a cambio del un plus de producción fijo. Desde entonces no ha existido ni en convenios posteriores ni en el XVIIº acuerdo de aumentos de “productividad”.

Se nos acusa de implantar el modelo “toyotista” con el Convenio, cuando los críticos de SEAT y toda la actividad de la sección sindical de CC.OO. fábrica Martorell desde el año 1.993 valora el conflicto de la empresa por introducir este sistema de organización del trabajo de forma unilateral cosa que logra en el tema de los coordinadores, y que CC.OO.Martorell corrige impulsando las movilizaciones para la consecución de acuerdos de promociones y categorías en todas las plantas de producción. Y en el XVIIº Convenio lo único que se intenta corregir son las medidas unilaterales aplicadas por la empresa desde sus jefaturas que buscan la individualización de las relaciones laborales, y que nuestra sensibilidad valora de la siguiente forma:

“ En el XVIIº Convenio se introducen algunos elementos que van en una dirección contraria a la individualización. Y aunque ello supone un cierto avance, tenemos claro de que no va a suponer un control completo de lo que se produce ya que las relaciones de producción capitalistas fundamentada en la propiedad privada de los medios de producción y la extorsión de plusvalía, lo impiden, y que sólo con la propiedad social de los medios de producción y la liquidación de las relaciones de producción capitalistas, los trabajadores/as dispondremos del poder suficiente para decidir democráticamente lo que producimos. La autogestión no deja de ser una vieja idea proudhoniana pequeñoburguesa y corporativista, que enfrenta a unos trabajadores con otros, y que por tanto no compartimos.

Estos elementos contrarios a la individualización contenidos en el preacuerdo del Convenio son los siguientes:

  1. Extensión de la formación a todos los trabajadores/as del grupo.
  2. Rotatividad de tareas e igualdad de oportunidades para la ocupación de puestos y funciones destinadas a promoción.
  3. Elegibilidad y revocabilidad del portavoz del grupo” (antiguos coordinadores).
  4. Remuneración lineal garantizada para todos los trabajadores/as al margen de la categoría que ostenten.
  5. Mantenimiento de las condiciones normativas del Convenio (sistema actual de cargas, puestos protegidos…).
  6. Rotatividad en puestos penosos y monótonos.
  7. Participación sindical en las reuniones del grupo dentro de la jornada, como mecanismo de intervención para orientar contra la insolidaridad y la autoexplotación.
  8. Control y decisión de los trabajadores/as del grupo sobre la introducción de las mejoras continuadas, con la posibilidad de introducir aquellas que supongan la aplicación de puestos de trabajo más llevaderos erradicando malas posturas, espacios reducidos y sobreesfuerzos.”

Sobre la acusación de introducir una “mísera reducción de jornada…moderación salarial”, etc, simplemente remitir a lo que ya argumenta nuestra sensibilidad de CC.OO. sobre la valoración del incremento de la masa salarial en su conjunto y no de forma parcial. Aclarar que la cláusula de salvaguarda introducida en Convenio, no es automática, y que durante la negociación la empresa pretendía que se escribiera en convenio la reducción de salario proporcional a la reducción de la jornada de forma automática sin tener que pasar por una previa negociación y acuerdo colectivo con la representación de los trabajadores, por eso SEAT tuvo que presentar al Comité Intercentros su propuesta de negociar la aplicación de la cláusula de salvaguarda, porque dicha cláusula a la que hace referencia Diosdado y Revolta no se podía aplicar sin acuerdo, cosa que además no se produjo cuando en julio de 2.005 a la propuesta, y digo propuesta de SEAT, de rebajar un 10% los salarios todos los sindicatos (firmantes o no del convenio colectivo) dijeron que no lo aceptaban, no hubo artículo alguno del Convenio para que la empresa pudiera proceder de forma unilateral o legal a los descuentos en nóminas.

ACUSACIÓN CONTRA CC.OO. Y UGT SOBRE LOS 46 DESPIDOS DE JULIO

Sobre los despidos por absentismo Diosdado y Revolta dirigen su mirada hacia el “eje del mal” en el ámbito laboral que en este caso son CC.OO. y UGT, en vez de la empresa:

“La implantación del trabajo en equipo, realizando una fuerte presión sobre los trabajadores absentistas culminó en el mes de junio con 46 despidos disciplinarios…más tarde ante la presión más combativa de la plantilla convocaron un paro para lavarse la cara”

Nada tiene que ver la “implantación” del trabajo en equipo (porque además la empresa ya lo tiene implantado desde que se hizo la nueva fábrica de Martorell –1.993-), mas allá de utilizar una vez más el XVII° Convenio como la madre del cordero que teje todos los males, con una decisión empresarial y de paso culpabilizar al “eje del mal” que para Diosdado y Revolta son CC.OO. y UGT ignorando no sólo la realidad, sino también los hechos.

La decisión se comunica en un Comité Intercentros por parte de la empresa a los sindicatos. Todos los sindicatos se oponen, mientras tanto corre el rumor por la fábrica, sembrado por la propia empresa y sus aliados, de que los despedidos son “perros”, “vagos que no quieren trabajar”, y una retahíla de adjetivos que desgraciadamente convencen a parte de la plantilla. No sabemos dónde estaban en aquel momento tan necesario ese sector combativo de la plantilla al cual Diosdado se refiere que presionó para que se diera el paro, pero en aquel momento preciso en el que nos tocó como sindicalistas de CC.OO. tomar la decisión de realizar huelga escuchamos otras propuestas sindicales que se escudaban en la pasividad de la plantilla y no en su “presión” y “combatividad”, y precisamente porque entendimos que ante semejante agresión sin precedentes (los afectados habían estado en periodos de bajas largas) hicimos defensa de que los sindicatos debían de jugar su papel contra la campaña calumniosa lanzada por la empresa hacia los compañeros despedidos. Tal es así que el paro se realizó de una hora en todos los turnos y centros, unitariamente por todos los sindicatos, con la exigencia de la readmisión de todos los despedidos y la aplicación del protocolo pactado con el Comité Intercentros en el 2.001 sobre el absentismo. CC.OO. lanzó una hoja (28/7/05) donde golpeaba políticamente a la dirección de la empresa acusándola de vulnerar el E.T., y a la misma vez se desmarcaba de quienes anunciaban ya en los talleres medidas más duras para la plantilla después de las vacaciones. CC.OO. denunció a la empresa por incumplimiento del protocolo de absentismo, asistimos a todos los juicios de los afectados, con asesoramiento y solidaridad, algunos nulos cayeron en los juzgados, producto de nuestra presión y persistencia en la defensa de los compañeros frente a la campaña de criminalización emprendida por la empresa.

“ES EL FIN DE LA NEGACIÓN DE LA NEGACIÓN. ¡EL CAPITALISMO NO ESTÁ EN CRISIS!”

Uno de los argumentos esgrimidos por Diosdado y Revolta era la fabricación artificial de una crisis en SEAT, atribuyéndose méritos de ver clarividentemente lo que nadie quería o podía ver:

“En aquel entonces una hoja de Revolta Global de SEAT denunciando que la dirección del Grupo VW estaba provocando una crisis artificial en SEAT y, desmontando la “tesis” que había un excedente de empleo, tuvo un gran impacto en la opinión de la plantilla.”

Vayamos por partes. En primer lugar es el PCC-SEAT quien después de acordarlo en reunión plenaria, en septiembre de 2.005 lanzamos nuestra revista “Opinió Comunista” n° 17, publicada en la página web del PCC y difundida en todo nuestro entorno político y sindical de SEAT, donde analizamos mediante un “Informe-propuesta por una alternativa industrial y social para SEAT” la situación de la industria del auto en el mundo y la crisis en Europa, la trayectoria histórica reciente de SEAT en los últimos 20 años, el cambio industrial, la importancia industrial de SEAT, su peso en Catalunya, y las Alternativas y Propuestas de futuro industrial:

Alternativa política: Implicación de la izquierda. Mayor inversión tecnológica y formación de los trabajadores. Costo social por destrucción de empleo a cargo de las transnacionales. Recuperación pública del accionariado, etc.

Alternativa social: No medidas traumáticas ante los excedentes Carta social que nivele los costes salariales del sector. Reingreso trabajadores del ERE de Gearbox, etc.

Alternativa Industrial: Mantenimiento de la marca SEAT y Plan Industrial con producciones de mayor valor añadido.

Alternativa Comercial: Plan de ventas, mejora de entrega al cliente, utilización redes VW-Audi

Y en cuanto al papel de los sindicatos proponíamos desmarcarnos del entreguismo con los siguientes parámetros:

  • Unidad de acción y plataforma creíble.
  • Defensa de la marca SEAT
  • No aceptar la renegociación del Convenio, no al recorte de salario.
  • Readmisión de los despidos improcedentes.
  • Agotar la flexibilidad pactada y prejubilaciones anticipadas (modelo 2.001) para abordar los excedentes.

A finales de septiembre las propuestas del partido se contemplan en una hoja de EUiA de SEAT (aceptada por Diosdado y Revolta) en los mismos parámetros, en la cual se contempla la reivindicación en los siguientes términos:

“No aceptar la renegociación del XVII° Convenio. No a la cláusula de salvaguarda automática y el recorte de salario”

EUiA-SEAT de forma unánime coincidía con la valoración sindical hecha por CC.OO. reiteradamente en varias hojas del sindicato de que la cláusula de salvaguarda no era automática, y de que para poder aplicarla debía de negociarse, de ahí la negativa de renegociar el Convenio (tan cuestionado por Diosdado y Revolta) en su apartado salarial.

Pero lo más importante no fue la elaboración de propuestas por propuestas, sino la incidencia que podían tener o no en el conjunto del movimiento sindical organizado, o sea, en los 3 sindicatos con presencia en la máxima representación de los trabajadores/as de SEAT. El 27 de septiembre fue CC.OO. el primer sindicato que con una hoja informativa rompía el cerco de VW y SEAT al elevar esos planteamientos con una crítica demoledora a las posiciones sociales, industriales y comerciales de la empresa, concretando al final la posición del sindicato de no renegociar Convenio, no recortar salarios, de exigir medidas de carácter social para concretar los excedentes, y abrir un proceso unitario con una plataforma defendida por todos los sindicatos.

La hoja de Revolta, mencionada por Diosdado, pasó totalmente desapercibida no sólo para la plantilla, sino de las organizaciones sindicales más representativas, y su incidencia fue nula, ya que ni sumó, ni acompañó, y a partir de ahí todas las hojas de Revolta fueron en la dirección de la crítica incluso a puntos contenidos en la plataforma, frente a prejubilaciones anticipadas modelo 2.001 como mínimo -90%-, Revolta proponía prejubilaciones 100% salario; también llegaría a proponer la aplicación de las 35 horas cuando con la media de las jornadas adeudadas por las plantillas en el 2.003 ya se estaba en torno a las 35,5 horas de jornada real, y en el 2.005 se iba en el mismo camino, y por tanto no iba a ser una medida social que sirviera para eliminar el excedente. En su exclusiva labor por la crítica permanente a todo lo que se hacía, ni sumaban, ni dirigían, simplemente iban a remolque de los acontecimientos.

Incluso llegaron a cuestionar las convocatorias de huelga general por movilizaciones los sábados por la tarde. Y es que el sentir general en septiembre era el de la apatía y resignación, el “está todo pactado” lo decían algunos agoreros de la empresa para sembrar la desmovilización ante una amenaza real de 1.346 despidos (10,5% de la plantilla) y nadie nos creía cuando en el partido planteamos la necesidad de iniciar un proceso que movilizara a los miles de trabajadores/as en contra de no hacer nada, en contra de lavarse la cara con movilizaciones “testimoniales” de unos pocos frente a las movilizaciones masivas que pretendíamos y que los propios sindicatos acabaron por asumir no sin contradicciones, unitariamente.

Sobre las reuniones realizadas con CGT, donde Diosdado y Revolta se atribuyen la iniciativa de la confirmación de la unidad de acción de los sindicatos, destaco lo siguiente:

1º Es gratuito que Diosdado y Revolta se pretendan atribuir el hecho y uso de la existencia de una plataforma unitaria y del proceso sindical unitario, simplemente porque no es verdad, la plataforma unitaria a propuesta de CC.OO. fue discutida, ampliada y acordada por todos los sindicatos. No existe una propuesta de plataforma, ni de movilizaciones y de unidad de acción realizada por Revolta en público o en privado, ni por escrito ni verbal que fuese asumida por los sindicatos.

2º El único compromiso importante que Revolta adquirió con nosotros fue intentar convencer a CGT de que las movilizaciones del 5 de Octubre del sector del auto se hicieran unitariamente con otras organizaciones políticas y sindicales. Resultado, CGT convocó en solitario una manifestación con menos de 200 personas, lo cual fue un rotundo fracaso. Las movilizaciones testimoniales y de escaparate no nos sirven ni a los trabajadores ni a cualquier objetivo reivindicativo, pues con ellas no se avanza cambio alguno, y lo que sí se introduce un desprestigio de la propia movilización como herramienta útil.

3º Las movilizaciones masivas hay que trabajarlas, por eso no sólo nos reunimos con Revolta y CGT, en nuestra decisión tomada de movilizar para cambiar la situación ante el problema (amenaza de 1.346 despidos) buscamos todos los aliados posibles y decisivos y evidentemente también nos reunimos con otras organizaciones políticas y sensibilidades sindicales más representativas para plantear la defensa en CC.OO. y UGT de las movilizaciones con huelga y la plataforma unitaria. Trabajo que evidentemente Revolta nunca se podrá atribuir.

Pero también hay otra cuestión de principio por aclarar en relación a la hoja de Revolta. Durante el proceso de información, asambleas y comunicados, los sindicatos defendieron argumentos que iban en la lógica de deslegitimar los argumentos de la empresa. El “no vale lo mismo la producción de coches con más valor añadido, que coches baratos, que el excedente no era real, que la política de ventas de la empresa y no el Convenio es la causante de la mala planificación industrial”, etc, eran argumentos que iban en la dirección de lanzar una ofensiva ideológica para cargarnos de razón contra la justificación empresarial de una reestructuración de empleo y salarios por una crisis que la propia lógica de acumulación de beneficios había generado, pero no iba en dirección de negar la crisis general bajo el capitalismo. Que el excedente de plantilla no tiene justificación desde una posición reivindicativa de defensa de propuestas industriales y sociales, no quiere decir ni más ni menos aquello de que “la crisis la pague quien la genera”. Porque la SEAT no es nuestra, no estamos en el socialismo, no somos propietarios de las fábricas, ni planificamos las producciones con arreglo a nuestras necesidades. Existe el capital porque existe el proletariado, la explotación, y la lógica de acumulación de capital es la que está generando la crisis, fundamentalmente en Europa Occidental dentro del sector ¿a dónde van sino las medidas de ajuste mayoritariamente decididas por las “multinacionales” europeas? Pues a VW Navarra, a VW Bruselas, a VW Alemania, a Opel Figelueras, a FASA Valladolid, etc.

Es una caricaturización del marxismo repetir la vieja cantinela reformista de que por alguna razón u otra el capital no está en crisis. Una cosa es explicar la política neocolonial llevada a cabo por las transnacionales hacia sus filiales en la periferia, imponiendo recetas neoliberales, como el caso de VW hacia SEAT (formotion), señalar el mecanismo de repatriación de beneficios, etc., y otra cosa muy distinta es renegar del análisis marxista como hacen Diosdado y Revolta, renegar de la ley general capitalista de su proceso de acumulación, la tendencia decreciente de la tasa de ganancias del sistema en general, como crisis estructural del sistema capitalista planteada por Karl Marx en “El Capital” (1), donde no habla ya de las crisis cíclicas y coyunturales, cada 10 o 12 años, sino de la tendencia general del modo de producción capitalista, el cual no saltará hecho añicos sino se le hace saltar en el ámbito general de la lucha de clases, que no excluye, sino que lleva implícita la lucha general y política de la clase revolucionaria, donde las luchas parciales y de carácter reivindicativo de los trabajadores/as no son el fin.

Cuestionar esto con una supuesta y ambigua idea que suponga o proponga que las empresas o “multinacionales” prefabrican las crisis, que éstas se puedan atajar dentro del sistema sin contradicciones antagónicas, significa plantear la innecesidad del socialismo, porque sino hay crisis, ya que éstas son inventadas por los empresarios, los cuales son insaciables, y no por la propia lógica y tendencia de acumulación de capital ¿de que proceso revolucionario o socialismo hablamos?. Las transnacionales al estar el capital tan monopolizado imponen la planificación de las producciones y mercados, con arreglo no a una maldad innata de los gestores del capital, de gerentes con colmillos largos ávidos de sangre proletaria, ya que un patrón puede ser una persona cruel, pero aún así, si es un mal gestor a la lógica de acumulación de capital, ésta misma lo aplasta, porque la planificación de las producciones y mercados siempre se hace, por muy socializada que estén las producciones, con arreglo a contener la caída en picado de la tasa de ganancias, causa fundamental de las crisis de sobreproducción, porque no lo olvidemos el carácter social de la producción es el fundamento antagónico con la forma privada de apropiación como tendencia histórica de la acumulación capitalista (2).

Es esa tendencia decreciente de la tasa de ganancias, la que genera el ataque continuo del capital a nuestras condiciones de vida y trabajo, en dimensiones internacionales, donde los Estados capitalistas juegan el papel de gestores por su carácter de clase, y donde las transnacionales en sus centros y filiales aplican las directrices que van en la dirección del ajuste permanente a la fuerza de trabajo (abaratamiento de costes salariales + aumento de la disciplina laboral). Ante ello la lucha obrera de SEAT en este conflicto no ha sido una lucha global contra el sistema, ni ofensiva ni defensiva. La lucha de SEAT ha sido y es una lucha parcial y defensiva en un marco donde todavía no existe un proyecto internacionalista de clase en lo político y en lo sindical, que sea capaz de movilizar a los millones de trabajadores/as empezando por la defensa de lo básico y reivindicativo para frenar las ofensivas de las transnacionales. 

La ofensiva de las transnacionales en el sector del auto exige de una respuesta sindical de clase y una política anti-neoliberal. Las respuestas hasta ahora vienen siendo, las luchas parciales, y el abandono de cada cual a su “suerte”, con  la carencia de una posición sindical internacionalista en  la UE y con la defensa de políticas industriales y sociales desde los gobiernos de turno. Por el contrario, la patronal sí que lo tiene clarísimo: reestructuración con recortes de salario.

Dicha reestructuración se está llevando a cabo hoy en los centros de VW-Audi de Alemania, a pesar de que al contrario de SEAT, el 2.005 se ha cerrado con beneficios históricos. Y aún así el “formotion plus”, significa el adelanto del recorte de plantilla para los próximos tres años, reducción de 20.000 empleos netos (16% de la plantilla actual), con jubilaciones para 14.000 trabajadores/as que sólo cubren el 85% de sus salarios (empresa + gobierno). ¿Y el resto?. Y todo ello a pesar de que en el Convenio se introdujo la congelación salarial, la ampliación de la flexibilidad a +/- 400h., y el rebaje de un 22% de la categoría de ingreso comprometiéndose VW al mantenimiento del empleo hasta el 2.011. Con Beneficios récords y con Convenio, la transnacional VW adelanta su embestida, y también hacia las filiales con más bajo coste salarial como Skoda o VW Brasil. Dada la posición favorable de IGMetall hacia el formotion (programa de ajuste permanente) convivimos en un marco transnacional de entreguismo sindical que corresponsabiliza a los trabajadores/as de todos los centros de VW de la crisis y su exportación hacia las filiales. La ausencia de un proyecto sindical internacionalista de clase de todos los sindicatos componentes de las empresas transnacionales desde el centro hasta la periferia, posibilita la materialización de las ofensivas de las transnacionales en los conflictos parciales.

¡LA ADMINISTRACIÓN NO SE HUBIERA ATREVIDO A RESOLVER!

En una entrevista publicada en Rebelión (3/02/06) Diosdado argumenta que la administración no hubiera aprobado 1.346 despidos:

“En mi opinión, al ser el gobierno tripartito una coalición, con potenciales contradicciones y manifiestas debilidades, era improbable que la administración hubiera resuelto a favor del expediente de 1.346 extinciones de contrato…”

También en dicha entrevista Diosdado manifiesta que la consellería presionó mucho a los sindicatos para el acuerdo. Es una contradicción argumentar que la administración presionó a los sindicatos, para luego argumentar en relación a la posición de los sindicatos que…

“Ellos dan como excusa que “si no hubieran llegado a un acuerdo la administración iba a dictar una resolución con más despidos y en peores condiciones”, pero esa es una justificación indemostrable…”

Pero ¿acaso no se hizo así en Gearbox, empresa vinculada al Convenio de SEAT?. ¿No presentaron un ERE de 224 despidos? ¿Acaso la administración dictaminó un ERE con menos despidos?. Pues no, en Gearbox no dictaminaron un ERE con menos despidos, presentaron 224 y aprobaron 224 (16% de la plantilla). Esta supuesta crítica a la administración queda en agua de borrajas, ya que contradictoriamente se utiliza a la administración (tapándole el culo) como arma arrojadiza contra los sindicatos al insinuar que no iba a aprobar un ERE con el 100% de los despidos planteados por SEAT, para luego decir que la aprobación del presente ERE…

“…acusa el papel nefasto, antisocial, del gobierno de la Generalitat”

Puestas así las cosas, ¿podemos creernos que alguien a quien se cataloga como tan “nefasto” y “anti-social” (son adjetivos de Diosdado) no vaya a aceptar por segunda ocasión en el Grupo de empresas SEAT un ERE?. Diosdado contradice sus propios argumentos.

TERGIVERSACIÓN Y FALTA DE MEMORIA: ¡ MOVILIZACIÓN MASIVA SIN HUELGA!

Diosdado valora como muy positiva (¿) la primera huelga de 24 horas contra el ERE, realizada el 10 de noviembre con “cerca de 20.000 trabajadores/as”. Eso es oportunismo, ya que la posición de Revolta Global difundida en una hoja en la plantilla de fábrica Martorell y publicada en su página web con fecha del 18 de Octubre de 2.005 explicaban lo que ellos entendían por movilización “masiva”:

“¿A qué esperan los sindicatos para convocar una gran manifestación, en sábado, sin coste económico para la plantilla facilitando la presencia de los tres turnos así como del personal de las empresas auxiliares afectadas?”

La hoja en cuestión ni tuvo eco en la plantilla, y por suerte tampoco entre los sindicatos representativos. ¿Qué quería Revolta? ¿Una gran movilización en sábado? ¿Qué fuesen todos los turnos? O sea un sábado por la tarde, y ¿sin convocatoria de huelga, sin coste económico a la plantilla? …y a la empresa?. En su ansia de “protagonismo” olvidan el papel que intentaron jugar para promocionar la movilización los fines de semana, lo que evidentemente hasta ahora en toda la historia del movimiento obrero ante las luchas reivindicativas es un arma ineficaz en comparación con las grandes movilizaciones. La huelga es el arma imprescindible para impulsar las movilizaciones masivas de los trabajadores, para paralizar la producción y organizar la lucha reivindicativa en su fase más conflictiva. El PCC nos vimos ideológicamente obligados a lanzar una hoja para clarificar la necesidad de dar apoyo a las movilizaciones con huelga convocadas por los sindicatos, desmarcándonos de la posición desmovilizadora e ineficaz que defendía Revolta.

ACUSACIÓN Nº 2 CONTRA EL PCC DE PRESIONAR CON CHANTAJES

Diosdado eleva el listón del sectarismo cuando lanzan acusaciones de rango duro, difamatorio e inverosímil sobre la asamblea de críticos del 12 de diciembre de 2.005:

“El núcleo duro del PCC de SEAT se había reunido previamente, y había aceptado entrar en la negociación del acuerdo de despidos. Ahora trataban de legitimar su posición con el ropaje del “sector crítico” de SEAT”.

Antes de entrar en materia creo que es necesario aclarar algunas cosas sobre el papel del partido y del sindicato para no lanzar equívocos como hace Diosdado. El partido no suplanta, ni dirige la actividad del sindicato, sino que a través de sus militantes y cuadros como en cualquier otro frente de masas (vecinal, estudiantil, etc.) intenta llevar sus propuestas para desarrollarlas dentro del sindicato y no desde fuera ejerciendo la correa de transmisión como pretende Revolta. Por eso el PCC de SEAT ante el problema que se cernía a principios de septiembre de 2.005 tuvimos una reunión plenaria para acordar los criterios que íbamos a defender en EUiA, y en el movimiento sindical, con propuestas no sólo sociales, sino de política industrial y de política laboral. A partir de ahí, nos pusimos a trabajar como un partido leninista, en el frente de masas y en los sitios concretos que es donde se toman las decisiones finales, y no en el partido, como pretende hacer entrever Diosdado. Precisamente la primera reunión como críticos la tuvimos en Bellvitge en septiembre un sábado con más de 100 compañeros/as. No hubo una reunión más desde septiembre del PCC sobre el problema de SEAT durante el conflicto, la estrategia estaba diseñada y había que defenderla en los sitios donde se tomaban las decisiones hasta donde fuéramos capaces de incidir.

Es curioso que quien nos acusa de legitimar nuestra posición “con el ropaje de críticos”, no sea afiliado a CC.OO., es curioso que estuviera presente en una asamblea de críticos donde se toma una decisión soberana como sensibilidad de CC.OO., y también es curioso que arremeta contra los únicos que hemos defendido su afiliación a CC.OO. Pero curiosidades a parte, Diosdado carece de ética y moral para explicar y tan siquiera hablar de algo a lo que ni pertenece y ni  participa, ya que de todas las asambleas de críticos que hemos realizado esa era la única a la que él asistió personalmente. Yo no voy a dar nombres sobre lo discutido en la asamblea porque creo que no es ético, pero sí ¡¡¡y que menos!!! desmontar todas las difamaciones de Diosdado en su “argumentación” sobre el evento. Diosdado me acusa a mí y al camarada Jose García de informar que los secretarios generales de UGT y CC.OO. nos habían chantajeado, eso además de ser una fantasía es un insulto a todos los compañeros/as presentes en la asamblea.

En primer lugar informamos de todo el proceso iniciado desde septiembre, nuestro papel dentro del sindicato para impulsar lo que nadie se creía, el proceso de movilización y explicamos las posiciones dentro del movimiento sindical, dentro del propio sindicato con respecto a UGT y con respecto a CGT. Informamos del precedente de Gearbox, el papel jugado por la administración a la hora de tramitar el ERE en periodo vacacional y dar su aprobación sin dudarlo. Nos desmarcamos una vez más del papel de CGT durante el proceso de negociació/movilización del conflicto de Gearbox, donde al final a pesar de ganar el referéndum ni secundó las huelgas ni fue capaz de conseguir algo mejor que el preacuerdo alcanzado por CC.OO.-UGT, ya que la resolución del ERE vino a empeorar lo pactado. Informamos también de las dificultades con las que nos encontrábamos en SEAT:

1º La administración una vez finalizado el periodo de consultas había manifestado que habría una resolución no salomónica y que todo lo avanzado en la negociación podría verse afectado, ante un decreto administrativo.

2º Se repetía el calendario de Gearbox, ya que la misma administración tramitaba un idéntico calendario pre-vacacional para el dictamen del ERE, que se veía favorable para la empresa, lo que limitaba la capacidad de respuesta organizada de los sindicatos y los trabajadores. El estrecho calendario estaba buscado por la administración para condicionar las decisiones, y colocaba el debate del referéndum como caballo de batalla para no entrar al acuerdo de reingresos preferentes para la mitad de los despidos propuestos en el ERE por SEAT, además de poner en cuestión el futuro industrial y de la marca integral SEAT.

3º Durante todo el proceso siempre tuvimos dificultades para materializar las movilizaciones, cerrar los comunicados unitarios y el registro de las convocatorias de huelga, sólo la posición firme de CC.OO. y nuestra dedicación a “jornada extra” por la labor evitó la ruptura en momentos claves de la movilización y la unidad sindical, donde algunos dirigentes sindicales tanto de UGT como de CGT jugaron en momentos concretos más a radicalizar para apagar el foco de las movilizaciones en Octubre (orientar a los trabajadores con jornadas de descanso a venir a fábrica con la consiguiente presión de descuentos por clave 18 que fue neutralizada por nuestra posición, corte de autovía turno de noche, propuesto por UGT y CGT que se saldó con 7 despidos, descuelgue del C. Técnico de las movilizaciones, campaña de “huelga en casa” el 1 de diciembre, etc.). En vez de dirigir las propuestas unitarias acordadas, por todos, algunos se colocaron en la defensa a ultranza de su propia parcela sindical. A CC.OO. nos tocó jugar el papel de sumar y unir en el objetivo movilizador de masas. Y a pesar de las dificultades durante 2 meses entre octubre y el 1 de diciembre las movilizaciones se mantuvieron.

4º También explicamos la situación del sector, la ofensiva en otras empresas, la ausencia de una estrategia política y sindical que globalice las luchas, de que nos encontrábamos solos en nuestro conflicto, ya que el apoyo político era limitado institucionalmente a EUiA y de que por tanto, la correlación de fuerzas que habíamos generado había tocado fin. Además hicimos referencia al ERE de 1.993, con la derecha en la Generalitat (CiU) donde no hubo acuerdo en el plan social, pero la plantilla se recortó al 40%, se despidieron a 1.400 eventuales sin posibilidad de reingreso, se “jubilaron” con pensiones de miseria a 2.900 compañeros mayores de 55 años, y que la capacidad de incidencia en la mejora de las condiciones de esos trabajadores fueron nulas. Destacando que ya en aquel entonces se produjo un despido masivo de más de 4.000 trabajadores/as.

Con todos estos argumentos planteamos la propuesta de agotar al máximo la negociación para garantizar el mayor porcentaje de lo contemplado en la plataforma unitaria sobre el plan industrial-comercial y un plan social de acompañamiento al ERE que contemplase lo ya avanzado en la negociación para reducir el excedente (prejubilaciones, excedencias, bajas, jubilación obligatoria a los 65 años, condonación 5 días de deuda a toda la plantilla…) y las condiciones económicas y sociales tanto de indemnizaciones como de reingresos preferentes para los afectados (categoría y nivel salarial) mejorándose en este capítulo la resolución y los preacuerdos de Gearbox, en los que sólo se garantizaba el reingreso para el 60% del ERE. Y si esas cuestiones están contempladas en tanto en el preámbulo del ERE (Plan Industrial y Comercial) como en el Plan de acompañamiento social (reingreso preferente) fue por la insistencia de CC.OO. tanto frente a la administración, como frente a la empresa.

Diosdado no obstante, nos acusa de tomar la decisión para que nuestro sector pudiera ser excluido del ERE:

“A la transmisión de este burdo chantaje sólo se opuso un pequeño sector de la asamblea; todos los miembros de Revolta Global presentes intervinieron contra el acuerdo y manifestaron que nunca aceptarían esa decisión… Finalmente el argumento que arrastró a la gran mayoría a favor del acuerdo fue el miedo…y de este modo podrían intervenir para que las listas no incluyesen a nadie del sector crítico…y sólo una minoría se opuso abandonando la asamblea, votando en contra…”.

Fue en septiembre de 2.005 en la asamblea de Bellvitge, donde Diosdado no asistió, aunque sí sus compañeros de Revolta, donde se tomó la decisión de defender una posición alternativa a la presentación del ERE, ser coherentes con la decisión que tomábamos y no caer en la doble moral, ya que al impulsar un proceso de conflicto para combatir el ERE supondría de forma inequívoca que nuestros compañeros no estarían blindados por la aplicación de un ERE de llevarse este a cabo y que por tanto debíamos de mantener una posición firme sin fisuras. Al final del proceso nos encontramos con 10 afiliados/as de CC.OO. (8 de MTR y 2 de Zona Franca) que han participado en nuestras reuniones y que están en el ERE, de los cuales hay 2 militantes en partidos, 1 del PCC y 1 de Revolta, además de 1 miembro de la dirección del sindicato (Consejo Intercentros) y 7 afiliados más de nuestra sensibilidad de críticos. ¿Dónde está el chantaje?

Los miembros de Revolta que intervinieron en la asamblea del 12 de diciembre en Sant Vicents, con la asistencia de 100 compañeros/as, fueron 3 más Diosdado y ninguno propuso alternativas, simplemente argumentaron que la firma del plan social de acompañamiento al ERE supondría firmar despidos (culpabilizando a los sindicatos de una decisión empresarial) y que ellos se oponían. La incoherencia de tal posición llegó al extremo cuando se sometió el resumen a votación y Diosdado fue el único que abandonó la reunión y el resto de militantes de Revolta, sí afiliados a CC.OO., participaron y SE ABSTUVIERON en la votación, ¿dónde estaba la oposición de todos los miembros de Revolta en la citada asamblea? ¿De donde saca Diosdado el que una minoría se opuso abandonando la asamblea y votando en contra? Simplemente de la imaginación. Incluso el único voto en contra que hubo en la asamblea, que no es militante de Revolta, tampoco argumentó su oposición con propuestas y alternativas, por lo que la minoritaria y coherente oposición fue difuminada en una discusión abierta y soberana donde hubo más de 20 intervenciones, la gran mayoría en la misma dirección. ¿Qué se supone que debíamos de hacer, acaso saltar por encima de la decisión mayoritaria?. Diosdado tergiversa los hechos y retuerce las cosas, las cosas son lo que son y no lo que alguien con mucha imaginación y mala fe termina por ¿creerse?.

LA LUCHA CONTINÚA: ¡JUDIALIZACIÓN DEL CONFLICTO!

Durante este proceso hemos visto cómo funciona el oportunismo tanto reformista como de ultraizquierda, de organizaciones que se colocan a la contra de las movilizaciones contundentes, como Revolta, hasta organizaciones que como las olas del mar, desaparecen durante el conflicto y aparacen con ruedas de prensa o declaraciones panfletarias en contra de los sindicatos, sean reformistas o de ultraizquierda.

Hay que decir que la posición de CGT no es ni ha sido otra que la del desgaste, ya que tanto en la organización de la asamblea de despedidos por el ERE (no más de 400 asistentes de los cuales poco más de 100 eran afectados) como a posteriori, lo que ha buscado no es la sindicalización del conflicto en la defensa de su propia alternativa sindical, que se hubiese dado sin dudas con una convocatoria de huelga general en lucha contra el ERE. Incluso el paro simbólico convocado por CGT (un mes después), fue desconvocado de forma oportunista en Martorell y no afectó a la producción en Zona Franca, donde sólo 80 trabajadores/as participaron. En realidad, siguen fieles a sus tesis de toda la vida, la judialización de los conflictos, el no acuerdo, la no movilización, el no cambio de la correlación de fuerzas, porque al final siempre habrá a quien echarles las culpas, a los sindicatos firmantes, a la administración o a los jueces que resuelvan en contra. Su objetivo sindical: eludir la responsabilidad aunque ello suponga dejar a colectivos de trabajadores desamparados. Esta es la estrategia no del combate y la organización colectiva de los trabajadores/as, sino del desgaste, de la derrota tras derrota hasta la derrota final. Ya lo vimos en Gearbox, son los puros, los que organizan movilizaciones de cuatro ante unos pocos concesionarios, más un par de movilizaciones de cuatro ante la inspección (por la presentación recurso de alzada contra el ERE). ¿Por qué no movilizar a la plantilla con huelgas? ¿Por qué no imponer con la fuerza de la plantilla otra negociación? La crítica y el derrotismo son las señas de identidad de un sindicalismo que confunde la lucha inmediata (convenios, EREs, etc.) con una supuesta lucha final.

A esta táctica del desgaste también se han sumado algunos de los desaparecidos durante el conflicto, quienes no mandaron ni un solo mensaje de solidaridad a los trabajadores/as de SEAT durante las luchas. Las propuestas ”alternativas” de tales organizaciones presentes en el comité de solidaridad con los despedidos de SEAT (donde no están presentes apenas el 2% de los afectados y por tanto no es lo suficientemente representativa), son de carácter anti-sindical y contradictorio entre los distintos grupos y organizaciones políticas, algunos plantean abandonar los sindicatos de clase, otros plantean crear otro sindicato, pero ninguno estuvo en la lucha de SEAT, y a eso se le llama oportunismo.

Sobre otro de los argumentos esgrimidos por Diosdado, al principio de su artículo, el paro del día 23 de diciembre por la plantilla hay que puntualizar las cosas ya que:

1º La situación de calma tensa la provocó la propia empresa al atrasar hasta el último momento la entrega de la carta a los afectados, incluso planteaban entregarla por correo, cerrar la fábrica los dos últimos días, etc.

2º Se producen las declaraciones del Presidente de SEAT cuestionando el acuerdo de reingresos preferentes pactado en el plan social de acompañamiento al ERE. Se hacía notar el ánimo de descontento ante un acuerdo que evitaba más despidos e imponía el reingreso del 100% del ERE.

3º Ni el día 22, ni el 23 en el turno de la mañana tenían personal en montaje para sustituir a los compañeros afectados por el ERE, ya que parte de la plantilla estaba de días U, faltaba material, estando paradas partes de la producción en montaje. Los trabajadores paran espontáneamente. Aprovechando la situación CGT realiza una asamblea en el taller 10 defendiendo sus tesis contra el acuerdo de reingresos culpabilizando a CC.OO./UGT de los despidos. La movilización espontánea de los propios trabajadores/as inicialmente en solidaridad con los despedidos, es encabezada de forma oportunista por CGT y se dirige no contra la empresa (relaciones laborales, personal, etc.) sino contra CC.OO. y UGT. El paro sólo fue secundado en el centro mayormente afectado por el ERE, fábrica Martorell y no fue convocado por ningún sindicato, lo que dice mucho de la “oposición real” de CGT al ERE.

Al final, objetivo conquistado por la empresa, descontento, antisindicalismo, pérdida de credibilidad en los sindicatos en aquellos momentos y el fin de la espontaneidad se transformó de una expresión solidaria hacia los afectados a un clima antisindical útil para la empresa ya que se prepararían los medios adecuados para la judialización del conflicto. A pesar de la anticipada y única hoja informativa de CC.OO., se cerró la posibilidad de informar bien y en condiciones a los afectados para dar una correcta orientación sindical. El resultado inmediato de la judialización del conflicto, ha sido el que 180 trabajadores han optado por el no reingreso a SEAT (opción b del acuerdo), y de los juicios van saliendo sentencias distintas, donde la mayoría que son más de 30 son procedentes e improcedentes. El procedente es despido, y en el improcedente sólo hay readmisión a criterio de la empresa, por lo que sólo la aplicación del acuerdo de reingresos preferentes pactado por los sindicatos puede rescatar a los trabajadores/as del ERE, y la negativa de esta realidad supone lanzar a los afectados a un callejón sin salida.

La sentencia de nulidad de Diosdado, y otros 10 más, han pretendido ser utilizados, no obstante, como el arma poderosa para facilitar la readmisión de todos los despedidos al margen del acuerdo de reingresos preferentes, pero como nadie tira piedras a su tejado, y la autorización del ERE por la administración es política, ningún juzgado de lo social hasta ahora no sólo no se ha puesto en contra sino que también ha ido desmontando todas las argumentaciones de discriminación sindical interpuestas por los demandantes. Sobre la elaboración del ERE y la discriminación sindical hacia CGT la propia sentencia de Diosdado dice cosas como estas:

“Durante las negociaciones no se establecieron criterios de afectación de los trabajadores que debían ser incluidos en el expediente…De la cifra inicial de 1346 fueron excluyendo trabajadores por distintos motivos: acuerdos de baja voluntaria, examen de sanciones en el expediente personal, formación realizada, etc.” (3/23) capítulo de HECHOS PROBADOS.

“El actor dejó de estar afiliado a CGT como se ha consignado, y esta circunstancia no es dato por si relevante a los efectos que se pretenden (inversión de carga probatoria y nulidad). Tampoco lo es la circunstancia de que este sindicato no prestara la conformidad al expediente, porque la oposición fue por parte de todos los sindicatos, como notoriamente se ha constatado incluso a través de los medios de comunicación. CGT cuenta con 544 afiliados en la empresa. De los 645 trabajadores cesados finalmente, 179 (27,75%) son no afiliados; 140 (21,71%) son afiliados a CC.OO.; 136 (21,09%) son afiliados a CGT y 190, (29,46%) son afiliados a UGT, y sobre estos datos no puede argumentarse que el total de implantación de CGT en la plantilla sea notoriamente inferior (en cifras no concretadas en torno al 6 o 7%, no discutido), porque es cuestión que se desconecta de la decisión extintiva…” (20/23) capítulo de FUNDAMENTOS DE DERECHO.

“CGT participa en comisiones paritarias dispone de local adecuado facilitado por la empresa; se le han cedido 2 coches a los representantes de CGT en el Comité y un coche de régimen interior, material de oficina, etc, que también son pruebas…reveladoras de una normalidad diaria que excluye trato diferenciado con la relevancia que se pretende…y también resulta que no solo CGT sino el resto de sindicatos manifestaron que no estaban dispuestos a aceptar despidos, y así consta en las actas aportadas. No se establecieron en los acuerdos cuotas sindicales para fijar el número de los trabajadores a incluir, como no podría ser de otro modo. En definitiva, cabe excluir el ánimo discriminatorio y lesivo en general de derechos fundamentales por parte de la empresa (STS 28.2.1990) en atención a esta concreta circunstancia. “ (21/23) capítulo de FUNDAMENTOS DE
DERECHO.

Dicha demanda está enfocada no contra el ERE, sino por la inexactitud de los criterios aplicados (rendimiento, polivalencia, proporcionalidad, etc.) individualmente en la carta entregada por la empresa, y el carácter discriminatorio en la elaboración de las listas, cuestión en la que todos los sindicatos coinciden (oficiales de 3ª, Martorell, embarazadas…, siendo las embarazadas -nulo radical contemplado en el E.T- las que a través de la comisión de seguimiento del ERE se excluyen del mismo). Particularmente en la condición de Diosdado de miembro de la presidencia federal de IU como cargo similar al de la secretaria general de CGT en Catalunya, y de la falta de motivos para ser incluido en el ERE en comparación con otros 4 compañeros que como él son disminuidos físicos pendientes de ubicación en un puesto protegido y sin embargo no han sido incluidos en el ERE por esa circunstancia, fueron las cuestiones bien enfocadas por la defensa que contaron con el apoyo del coordinador de EUiA y un delegado de CC.OO. de SEAT, sin las cuales no se hubieran podido probar los hechos  que fueron determinantes para la decisión de nulidad, de la cual dicho sea de paso me alegro.

De todas las sentencias habidas ninguna ha rechazado el ERE, y ya tenemos experiencia de recursos de alzada del 93 y de Gearbox que acaban en las mismas manos que autorizan los EREs las cuales terminan por ratificarse, tal y como ya ha hecho la Dirección General de Relaciones Laborales de Catalunya al rechazar el recurso de alzada de CGT de este ERE  (18 de abril de 2.006). Lo único en litigo en las presentes demandas es el carácter individual de la inclusión en el ERE, del despido, procedente, improcedente o nulo. La sentencia de Diosdado ratifica la existencia de una cifra inicial de 1.346 a razón del ERE presentado por SEAT, por lo que era cierto y no un invento de rumores la asunción por parte de la dirección de SEAT de llevar adelante la cuota de despidos del 10% decidida por el consorcio. Además, la propia sentencia clarifica la oposición de todos los sindicatos al ERE (no sólo CGT), porque la decisión de despedir es empresarial, y la falta de discriminación de carácter sindical. Y es que nadie tira piedras a su tejado, ya que ningún juzgado de lo social ha dado la razón de que el ERE no tenga causa objetiva, y ello al margen de nuestros argumentos defendidos durante el proceso de movilización/negociación, como por ej. el trasvase de beneficios de SEAT a VW en calidad de saldo favorable por utilización de tecnología VW y del encarecimiento de componentes procedentes de Alemania, ya que esto no es lo que “legalmente” prevalece ante unas administraciones plegadas a la filosofía de la “globalización”, basta con que una empresa presente causas productivas con previsión de pérdidas, para que la administración con E.T. en mano, desde hace más de 20 años, le apruebe un ERE y las medidas sobre los trabajadores/as caigan sin piedad alguna.

Sobre el oportunismo reformista con mociones parlamentarias fuera de plazo, arropadas por el PP (caso de ERC e ICV), quiero hacer punto y final en este apartado, ya que curiosamente el PP sólo reivindica la vuelta al trabajo de aquellos que lo deban hacer por sentencias judiciales, por lo que no defiende el acuerdo sindical de reingresos. Y eso ¿qué significaría? ¿que sólo reingresarían los nulos y el resto quienes no han denunciado o quienes tienen una sentencia desfavorable no reingresarían?. Si la vía judicial es la correcta y la negociación colectiva no lo es, quienes lo amparan cuentan con un buen aliado, ya que el PP ampara el antisindicalismo y la libertad de empresa en su apoyo a la moción de ERC sobre SEAT de esta manera: justicia + libertad de empresa = nulidad del acuerdo de reingresos preferentes (3).En política, hay aliados “tácticos” que más vale no tenerlos, ya que eso se llama tacticismo que en términos marxista-leninistas es la expresión más entreguista del oportunismo en política.

OBJETIVO: DESTRUIR AL PCC

Algunos han manifestado en diferentes revistas “alternativas” que la responsabilidad de los sindicatos no es la de “firmar despidos” (4) . Pues bien, en el caso de SEAT no ha sido así, ya que ante una decisión y medida empresarial decidida en VW para todo el consorcio, que en SEAT se concretaba, no lo olvidemos, en 1.346 despidos, y en la que no se contó con el apoyo sindical necesario (ya que la dirección de IGMetal ni apoyaba, ni compartía las huelgas de SEAT), sin prejubilaciones para todos CC.OO. y UGT terminan por firmar un plan social de reingresos preferentes, prejubilaciones, excedencias, bajas incentivadas, etc. La falta de una estrategia sindical de clase internacionalista y también confederal, la falta de una defensa política de los derechos y la política industrial en los parlamentos y gobiernos, deja solos a los trabajadores/as que debemos de hacer servir nuestra fuerza en nuestra lucha parcial. Pero, lo que ha pasado en SEAT ¿es distinto en otros conflictos y empresas? ¿qué se hace en Philips? ¿Valeo? ¿Samsumg?… ¿Qué ocurre en los cinturones industriales de Catalunya y España? ¿No existe un goteo de pérdida de empleo en miles con medidas traumáticas, y reducción de la actividad industrial?.

Vayamos por partes. ¿Por qué la campaña contra los sindicatos en SEAT desde fuera desde la ultraizquierda y los reformistas oportunistas? ¿Acaso en Miniwatt no había militantes de EUiA y de Revolta?. ¿Acaso no había y hay trabajadores despedidos?. ¿Acaso no hay medidas traumáticas?. ¿Acaso no hay trabajadores que se están recolocando en otras empresas, ya que estamos hablando de un cierre, y ahí si que se firman despidos con el cierre (no hay reingresos)?. ¿Dónde está el comité de solidaridad con los despedidos de Miniwatt, Valeo,. Samsumg, Lear…? Se nos dirá, “ en Miniwatt sí hay despidos pero con referéndum”. ¿Pero no se dice que los sindicatos nunca deben de firmar despidos? ¿Dijeron después algo en esa revista “alternativa” de no firmar despidos?. ¿Acaso los comunistas del PCC nos colocamos en la ultraizquierda y el infantilismo para cargar contra Revolta y CC.OO. de Miniwatt? ¿Por qué entonces?.

La respuesta es sencilla, en SEAT, concretamente en Martorell, como “denuncia” Diosdado dirigen “los críticos”, del “PCC”, y el objetivo no es ni construir un sindicalismo de clase alternativo, ni trabajar codo a codo con lo que hay organizado, sino eliminar, suprimir y estirpar al PCC de SEAT, esa es la labor de quienes no paran de dirigir su campaña contra la causa de todos los males en SEAT, el eje del mal político no es la patronal, la derecha y la izquierda reformista, sino el PCC. Seguramente si en Martorell los dirigentes de Revolta hubieran dirigido CC.OO. y hubiesen firmado reingresos, no hubiera pasado nada. No obstante, los comunistas, vamos ha seguir organizados en las fábricas en células, es nuestro legado leninista que no vamos a dejar estirpar a pesar de los enemigos y las armas que empleen, sea el enemigo de clase, o contrincantes que dentro del movimiento obrero (reformistas o ultraizquierdistas)  consideran como objetivo a batir la organización comunista.

¿DÓNDE QUEDA LA POLÍTICA?

El PCC ya hicimos la valoración del proceso de lucha en SEAT y hemos analizado el papel de cada organización política, parlamentaria y extraparlamentaria, no nos vamos a fijar aquí en el papel que han jugado las siglas, pero sí generalmente podemos decir que toda la izquierda (salvo alguna excepción) tanto la reformista como la ultraizquierda poco o nada se han diferenciado de la derecha en sus tesis pro-globalistas. Y ante esta realidad sobre la actuación política nos suscita varias preguntas que algún día deberán resolverse sin demagogia. ¿Cuándo se va a cambiar una legislación laboral que se basa en el predominio empresarial y el ajuste a los trabajadores ante las crisis de acumulación de capital? ¿Acaso no nos merece una posición política anti-neoliberal que ataque de frente el problema en vez de plegarse al capital privado y las “multinacionales”?. ¿Por qué no se interviene con medidas de protección social ante la destrucción de empleo en la industria?. ¿Por qué no se lucha por objetivos menos inmediatos y más sociopolíticos en la actividad política?. Ante tal déficit, el movimiento sindical de clase debe de intervenir ante estas realidades no sólo en SEAT, sino en VW Navarra, Opel, Samsumg, Unidad Hermética, etc. Por ej. en Miniwatt, el ERE pactado también ha significado la aplicación de medidas traumáticas con la pérdida de empleo para la mayoría y la jubilación anticipada para el resto.

No es aquí sólo de política industrial de lo que se habla, aunque sea la gran ausente (reducción del empleo en el sector industrial en comparación con el resto de sectores), sino también de política laboral que garantice empleo estable en todos los sectores (incluido servicios) y protección social, de filosofía anti-neoliberal y de lucha global y no parcial contra el orden social capitalista imperante. Mientras tanto, nuestra tarea consiste en acumular fuerzas, organizar a los trabajadores socialmente y articular una vanguardia política que nos dirija hacia el objetivo socialista. No vale la teorización de que la globalización impide que se articulen medidas antineoliberales desde los estados, eso suena a teorización del fin de la historia y del fin de la lucha de clases. Ahí está Cuba resistiendo contra el bloqueo donde sus niveles de protección social son envidiables en todo el “tercer mundo” y gran parte del “primer mundo”, ahí está Venezuela luchando contra el golpismo imperialista y avanzando socialmente, ¿y nosotros? ¿acaso vamos a caer en la parcelación de nuestras luchas, separando la economía de la política? ¿No es eso lo que defienden los gurús de la globalización? Frente a la tesis del predominio del mercado capitalista sin regulación política y social, hay que oponerle una política donde la economía no escape a la intervención pública, y hoy ésta es más necesaria que nunca frente al capitalismo neoliberal, destructor de empleo industrial y demoledor de la protección social.

En SEAT ni CiU en el anterior conflicto del 93, ni en el de hoy el PSC (mayoría del gobierno actual) han realizado defensa alguna de conceder ayudas públicas (reivindicado hasta la saciedad por nosotros) a cambio de exigir responsabilidad social a la empresa con medidas no traumáticas y participación en los consejos de administración de la empresa para el control público y político. Y es que el neoliberalismo como recetario de la filosofía globalista es la tesis que prevalece en la derecha y la tercera vía socialdemócrata.

Precisamente la filosofía de la globalización es la de cuestionar los estados-nación con políticas protectoras en lo social, es la de separar la economía de la política, para terminar de erradicar las conquistas sociales. En este capítulo a fecha de hoy no hay en Catalunya y España una política industrial consecuente, no existe planificación económica ni industrial, siendo éstos los sectores que más calidad en empleo y derechos aporta para la clase obrera de este país. El hecho de que la industria esté privatizada y el 50% dependa de las transnacionales, no nos impide hacer propuestas políticas propias en lo económico de contenido anti-neoliberal que den soluciones a los problemas de los trabajadores/as. ¿Por qué si en SEAT se reduce plantillas y en Nissan se incrementan (mismo sector y misma localidad) no se planifica y se regulan las situaciones? ¿Acaso el gobierno de la Generalitat lo desconocía? ¿Por qué los compañeros de Unidad Hermética deben de irse a Madrid a defender el futuro industrial de los dos centros de trabajo y dar una salida social a los trabajadores/as? ¿Por qué con una clase obrera creciente en servicios no se legisla erradicando el empleo inestable? ¿Por qué en vez de ponernos a trabajar en esa dirección política, se trabaja promulgando el anti-sindicalismo haciéndole el juego a la derecha y la patronal cuestionando a quienes encabezan las luchas en los conflictos laborales? ¿Por qué perdemos el timón no dándole a la contradicción antagónica capital/trabajo la centralidad que le corresponde, no incorporando en nuestra agenda y prensa en primera página la infinidad de luchas obreras que se producen por todo lo ancho de este país? ¿Por qué no hacemos propuestas de política industrial y protección social ante la ofensiva neoliberal? Eso es hacer política y política de clase, que es lo que necesitamos.

En el conflicto de SEAT los comunistas hemos echado a faltar la defensa de una política industrial, pero también de esas conquistas sociales. Mientras los trabajadores reivindicaban jubilaciones anticipadas, medidas no traumáticas para absorber todo el excedente, se hacían oídos sordos desde la derecha (coherente con sus intereses de clase), los gobiernos y los oportunistas de la política extraparlamentaria de ultraizquierda (que cuestionaban las luchas). No hubo prejubilaciones en SEAT para todo el sobrante y por eso hubo de pactarse el reingreso preferente del ERE. Pero ¿acaso no le va bien a aquellos que desde la derecha atacan el Estatut pero aplauden las exenciones fiscales de empresarios y la condonación de los intereses de la deuda pública a banqueros? ¿Como podemos admitir como un problema “no de fondo” la cuestión laboral y social? ¿No va siendo hora de que la izquierda política se diferencie entendiendo que las necesidades sociales deban estar atendidas? ¿No va siendo hora de que las cosas del comer se coloquen a la altura del corazón y la cabeza en la actuación política?. ¿Acaso era más importante donar 147 mill. € a VW en I+D y no tan importante la defensa una inversión de 45 mill. € para prejubilaciones en SEAT? ¿No va siendo hora de reforzar las políticas de izquierda y el sindicalismo de clase en vez de actuar de forma oportunista contra nuestras propias conquistas y luchas?. Va siendo hora de pasar a la defensa de la protección social y laboral en mayúscula, con leyes y acuerdos laborales, los cambios no se dan ni en los juzgados de lo social, ni cuando se pierde el tren de las oportunidades, sino en las movilizaciones y la organización de la mayoría social contra las estrategias neoliberales, en defensa de lo que sí que es un problema de fondo en el siglo XXI el dret al treball i la protecció social.

PUNTO Y FINAL. NUESTRA POSICIÓN. LOS REINGRESOS, TAREA PRIORITARIA YA SE ESTÁN CUMPLIENDO.

Los comunistas del PCC vamos a seguir defendiendo nuestra posición dentro del frente de masas sindical reforzando el trabajo de nuestros cuadros en CC.OO. y nuestra sensibilidad dentro del sindicato. En el tema de los 458 compañeros/as que han optado por el reingreso preferente (opción (a) del acuerdo) defendemos y respaldaremos el planteamiento sindical que reivindique la inmediata aplicación del reingreso preferente con la misma categoría y nivel salarial en cumplimiento del acuerdo del plan de acompañamiento social del ERE, defendemos y respaldaremos cualquier planteamiento sindical de clase que reivindique el cumplimiento del plan industrial y las previsiones comerciales tanto en producciones, modelos como en empleo contempladas en los acuerdos, como garantía de futuro industrial para la empresa del auto de mayor peso de actividad y empleo de toda Catalunya y España. Y además para que no haya equívocos, vamos a seguir defendiendo el sindicalismo de clase de CC.OO. desde la independencia de otras estrategias sindicales (anti-sindicales o entreguistas), vamos a seguir defendiendo incluso a pesar de las maniobras de la empresa de pretender recurrir todas las sentencias nulas, el reingreso de todos los compañeros/as que individualmente y mal orientados hayan decidido denunciar a la empresa, sea cual sea su sentencia procedente, improcedente o nula. Dejando claro de que si hay reingresos preferentes es porque existe un acuerdo que lo ampara y permite, y esa es la tarea sindical prioritaria de clase para el sindicalismo en SEAT.

Tarea prioritaria que además ya se está aplicando. En la comisión de seguimiento del ERE donde se encuentran CC.OO. y UGT ya se ha dado el primer paso para adelantar un año (2º semestre del 2.006) el reingreso preferente de los compañeros/as en principio sustituyendo a bajas de empresa (mayoritariamente oficiales auxiliares), y los sindicatos también han reinvindicado que se vuelva a activar la jubilación parcial por relevo para sustituir a trabajadores/as con 60 y más años con el objetivo de incorporar a todos los trabajadores/as en el ERE sin distinción. De una forma u otra el impacto del ERE que ha rebajado la plantilla de SEAT a menos de 12.000 sería el mismo ya que  los reingresos que se van a producir no van ha aumentar la plantilla.

Los reingresos preferentes del ERE son un hecho, la acción sindical en torno al cumplimiento de los acuerdos colectivos prevalece sobre cualquier posición anti-sindical y desmovilizadora. ¿Alguien lo duda ya? Incluso en el debate parlamentario sobre SEAT en el Congreso por las mociones presentadas por el ERE (fuera de plazo) al gobierno de turno no le queda otra que tragársela y además defender los acuerdos del plan social de reingresos pactados por CC.OO. y UGT ante la administración catalana, deben apoyar el reingreso de todos sin excepción (5), mientras otros sólo respaldan la judialización del conflicto (justicia y libertad de empresa) por encima del acuerdo colectivo que sindical y políticamente es infinitamente superior para los trabajadores/as que la dispersión de las relaciones laborales que es lo que siempre busca el empresario que ya le gustaría contratar trabajadores/as con salarios más bajos que a trabajadores/as del ERE.

POST-DATA DICIEMBRE 2012

Han pasado unos añitos, han sucedido situaciones similares a SEAT con la firma de planes sociales de acompañamiento con despidos, algunos ya señalados en este artículo (Miniwat, Mercedes, Valeo, Samsumg, Lear, Brauhn, Frape, SAS Abrera y Martorell, Sysmo, Tecnoconfort…). Pero volvió a pasar en la misma SEAT 4 años más tarde.

La dirección de la empresa en diciembre del 2009 informó a los 3 sindicatos del despido para Enero de 300 trabajadores/as por bajo rendimiento (igual que los 46 despedidos de julio del 2005). A diferencia de la amenaza de despidos del 2005, en esta ocasión no se convocaron huelgas, ni movilizaciones para dirigir la lucha sindical y de los trabajadores. Con la aplicación de los despidos, no sólo de indirectos sino también de producción, los afectados pararon Zona Franca y Martorell, y los sindicatos tuvieron que sumarse al paro de los trabajadores (el mundo al revés).

Al final con la fábrica parada, piquetes y barricadas, se llega a un preacuerdo que firman los 3 sindicatos, ¡¡¡sí los tres sindicatos, he dicho bien!!!. Sin plan social de acompañamiento, ya que los despidos eran individuales y no colectivos (ERE encubierto), y además en el preámbulo ni siquiera se rechaza los motivos del despido de tantos trabajadores (bajo rendimiento), cosa curiosa porque en todo acuerdo colectivo de esta envergadura hasta entonces los sindicatos siempre habían rechazado los despidos.

Pero la sorpresa viene cuando se pacta que los trabajadores despedidos podrán reingresar en las mismas condiciones que los despedidos del 2005, o sea, se plagia en parte el acuerdo de reingresos del 2005 (en parte porque antes tienen que aprobar un cursillo validado por Seat), y lo firma además de UGT y CC.OO., CGT, sí CGT, habéis leído bien, donde en la dirección están compañeros del colectivo Socialismo Siglo 21 Grupo Seat y uno de ellos es firmante. ¿Qué dice Diosdado Toledano de ello?. No hemos oído nada y nos tememos de que ello es porque no ha dicho nada.

La empresa ¡¡¡además!!! consiguió meter en el acuerdo el compromiso sindical de estudiar un sistema para evaluar el ¡¡¡bajo rendimiento!!! (rendimiento individual). Han pasado casi 3 años y de los 300 compañeros despedidos sólo ha reingresado un 12% de los afectados, mientras que de los 458 despedidos del 2005 que optaron por el reingreso 300 reingresaron por el acuerdo además de los treinta y pico que lo hicieron por sentencia judicial.

Anteriormente a los despidos de “bajo rendimiento”, hemos tenido las “negociaciones” ocultas del Q3 y el chantaje otra vez de los despidos, la congelación salarial -2009- sin recuperación.

Posteriormente se ha recortado el salario real en el 2010 al 50% (cuando estaba pactada la revisión al 100%), se han pactado 3 EREs 2009-2011 sin plan industrial, sin mejorar los complementos salariales y sin garantizar el empleo, se han pactado jornadas en ¡¡¡domíngos noche!!! para recuperar producciones mientras trabajadores estaban de ERE -¡¡¡con la firma de CGT, también!!!, en septiembre del 2009-, se han suprimido centenares de puestos de trabajo con RDE´s que seguían aplicándose mientras una parte de la plantilla estaba de ERE, se han pactado las RDE´s con filmaciones de cargas -tras 19 años de oposición sindical desde CC.OO.-, hemos estado 3 años sin Convenio Colectivo (2.009-2011), se ha llegado a acuerdo en el XVIII Convenio Colectivo (2011-2015) por primera vez sin asambleas en fábrica y sin paros. Es decir, sin que las “mayorías sindicales” propusieran y/o llevaran a cabo movilización alguna. Por el contrario, se ha permitido que delegados sindicales en plena negociación del Convenio trabajen festivos, y también se ha permitido que parte de la plantilla venga a recuperar producción el 1º de Mayo 2011, por primera vez (haciendo vista gorda, claro).

Con respecto al XVIIº Convenio en el XVIII se retrocede una barbaridad. Nos han metido la flexibilidad de 21 turnos de lunes a domingo para producción -montaje también- ¡¡¡con 328 días de fábrica abierta!!!, sin un día de reducción de jornada ¡¡¡ en 7 años!!!, por el contrario se permiten sábados a horas extras en un momento de crisis y con casi 6 millones de parados. Además los sábados para lanzamientos pueden convocarse ahora con ¡¡¡sólo 48 horas de antelación!!!. Se pierde el 2,1% de poder adquisitivo (2.009-2015) para toda la plantilla (en el XVII Convenio se recuperaron 1,7 puntos por encima del IPC real), mientras los directivos se suben sus retribuciones ¡¡¡un 60%!!!. Han metido las ETTs en el proceso productivo (después de rechazar el 5000 x 5000 con la doble escala en el contrato de relevo en el 2001 y la fábrica fraktal de Superlópez en los 90), siendo Seat la única empresa del auto que las tiene (ni la Citroën). Se ha eliminado la votación directa por los trabajadores de los portavoces, ahora los candidatos los pone la empresa. Nos han metido la evaluación del “rendimiento individual” que se aplicará a partir del 2013, además de las RDEs y filmaciones (esta vez directas sin pruebas piloto). Se introduce la reforma laboral cargándose la prórroga indefinida del convenio y se permite la inaplicación de condiciones de convenio (salario, jornada etc.) con lo cual la empresa podrá reducir jornada y salario automáticamente.

En la aplicación ya del convenio, se han partido las vacaciones de agosto 2012 -1 semana- se ha modificado el calendario básico, pactando trabajar el ¡¡¡11 de septiembre!!! , por la noche, una línea entera de producción (Q3), pero por si fuera poco se pacta trabajar 10 días seguidos de trabajo para un turno entero, con sábado y domingo incluídos. Todo con la firma de UGT y la “nueva mayoría” en CC.OO. (EREs, horas extras, Convenio, RDE, filmaciones, ETT, calendarios, etc.).

La situación es la campincha para la empresa, sin oposición, ni movilización sindical. La única alternativa sindical, durante estos años, se da dentro de CC.OO., la nueva sensibilidad denominada mayoría confederal, que ha sido la única que ha planteado alternativas sindicales a las negociaciones, el cumplimiento de los acuerdos del Q3 (mantenimiento del empleo), la recuperación del salario congelado, la oposición a las ETTs y las RDEs, el mantenimiento de la votación directa de los portavoces de grupo, la defensa de que CC.OO. no firme el XVIII convenio, y por su puesto, la defensa en todo momento de las movilizaciones ante los conflictos y las negociaciones colectivas. Por desgracia, esta sensibilidad ha estado en minoría en los órganos de CC.OO., la “nueva mayoría” en CC.OO., ha dado un giro radikal hacia la derecha lo que ha llevado al sindicato a su peor resultado en las EE.SS. del 2011, consiguiendo UGT por primera vez la mayoría absoluta en el Cté. Intercentros, CGT en Martorell ha sido la gran derrotada con la pérdida de 5 delegados, y en Gearbox la “nueva mayoría” en CC.OO. ha pasado a 3ª fuerza sindical.

Por todo lo acontecido a posteriori , donde Diosdado Toledano ha guardado silencio, queda harto claro y demostrado la campaña sin sentido dirigida contra el sindicalismo de clase en Seat durante estos años atrás, y ahí tenemos el resultado: la patronal más fuerte.

 

Notas:

(1)   Ley de tendencia decreciente expuesta por Marx y causas contrarrestantes: “Con la progresiva disminución relativa del capital variable con respecto al capital constante, la producción capitalista genera una composición orgánica crecientemente más alta del capital global, cuya consecuencia directa es que la tasa del plusvalor, manteniéndose constante el grado de explotación del trabajo e inclusive si éste aumenta, se expresa en una tasa general de ganancia constantemente decreciente…La tendencia progresiva de la tasa general de ganancia a la baja sólo es, por tanto una expresión peculiar al modo de producción capitalista, al desarrollo progresivo de la fuerza productiva del trabajo” (El Capital pág. 271 libro III, vol. 6° Ed. Siglo XXI). “Deben actuar influencias contrarrestantes que interfieren la acción de la ley general y la anulan, dándole solamente el carácter de una tendencia, razón por la cual también hemos calificado a la baja de la tasa general de ganancia de baja tendencial. De estas causas las más generalizadas son las siguientes: I) Elevación del grado de explotación del trabajo.. II) Reducción del salario por debajo de su valor… III) Abaratamiento de los elementos del capital constante…IV) La superpoblación relativa… V) El comercio exterior…” (El Capital págs. 297, 301, 302 y 303, libro III, vol. 6° Ed. Siglo XXI).

(2)   Sobre la tendencia histórica de la acumulación capitalista: “El monopolio ejercido por el capital se convierte en traba del modo de producción que ha florecido con él y bajo él. La concentración de los medios de producción y la socialización del trabajo alcanzan un punto en que son incompatibles con su corteza capitalista…” ” (El Capital pág. 953 libro I, vol. 3° Ed. Siglo XXI).

(3)   “En cuanto al primer punto de la moción, estamos de acuerdo con ERC. Mostramos nuestra solidaridad con los afectados por los despidos, esperamos que esta situación sea llevada de la manera más fácil y que vuelvan al trabajo aquellos que lo deban hacer por las sentencias judiciales que en estos momentos hay sobre la mesa…Nuestra filosofía política sobre la libertad de empresa es conocida y no tengo que profundizar en ella. Creemos en la libertad de empresa y, también en la Administración de Justicia…” (Extracto de la intervención de Castelló Boronat, diputado del PP en apoyo de la moción de ERE sobre SEAT presentado por ERC, debate parlamentario 20-06-06, publicado en el Diario de sesiones del Congreso de diputados num. 185. VIII Legislatura. 2.006, pág. 9297).

(4)   Ver Unidad y Lucha, enero 2.006, 660 despidos en SEAT ¿responsabilidad o claudicación sindical?

(5)   “…hablamos también de que el Gobierno central, junto al Gobierno de Cataluña, medien para que se cumplan los acuerdos que hicieron UGT y CC.OO. y que están reflejados en el expediente. ¿Qué significa eso?. Que todos los trabajadores que optaron por entrar a trabajar, entren a trabajar…” (Extracto de la intervención de López i Chamosa, diputada del PSOE en apoyo de la moción de ERE sobre SEAT presentado por el PSOE, debate parlamentario 20-06-06, publicado en el Diario de sesiones del Congreso de diputados num. 185. VIII Legislatura. 2.006, pág. 9299).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s