APUNTES SOBRE LA ÉTICA LIBERAL DESDE LOS INICIOS DEL CAPITALISMO HASTA HOY

n127p08

MIGUEL A. MONTES (Marzo 1.985)

  1. Todo el mundo tiene una opinión diferenciada del ser o no ser de la libertad. Esta palabra comenzó a aparecer con gran resonancia cuando el espíritu liberal se debatía en lucha contra la ideología feudal y mas tarde contra el absolutismo monárquico. Una vez alcanzado el éxito, cuando el liberalismo como doctrina se asienta en el poder del estado, si bien vieron en el antes un enemigo para sus intereses, luego lo vieron como un instrumento para la defensa de sus intereses y mantener el nuevo orden social capitalista emergente. Para ello necesitaban unos marcos constitucionales y una legislación conforme a sus intereses clasistas, una policía y magistratura para la defensa de la propiedad privada. Todo el proceso se confirmó en nombre de la libertad, pero lo hicieron a espaldas del 75% que sudaban esa libertad para que el nuevo orden establecido pudiera engrosar sus bolsillos.
  2. Esas libertades constitucionales conquistadas por el empuje liberal, pudieron convencer a una clase de propietarios, librecambistas y explotadores, pero no pudieron llenar los sueños de quienes excepto su fuerza de trabajo no tenían nada de que vivir. Pero antes de entrar en materia, vamos a definir los principales puntos de la doctrina liberal dieciochesca:
  • Supremacía del individuo (omisión de la lucha de clases).
  • No intervención del estado en los asuntos económicos (abstracción sobre el papel clasista del estado).
  • Afirmación de los derechos del hombre (abstracción por encima de las clases, proposición del ciudadano no clasista).
  • Concepto de progreso basado en el perfeccionamiento de las actividades humanas (desarrollo económico y social, ausente del poder y las relaciones políticas de clase).
  • Reconocimiento de la propiedad indelegable, una vez tomado el poder se refugiaran en el para defenderla. “El estado no será mas que una sociedad de propietarios” (Breton) (convicto y confeso del carácter de clase del estado).
  • División del estado en poderes: ejecutivo, legislativo y judicial.
  • Es un pensamiento racionalista, la educación debe ser laica y promulga la separación de la Iglesia del estado, aunque una vez en el poder la Iglesia será uno de sus fines, una de las instituciones manejables para doblegar a la nación entera y a los explotados a sus intereses clasistas.
  1. Todos los filósofos liberales coincidieron y coinciden en que para que la libertad exista debe de existir la pobreza, porque la libertad es fruto de la pobreza, justificando la polarización de la sociedad y omitiendo la verdad: que la pobreza es fruto de sus libertades (explotación clasista).En 1.806 Patrick Colqhoun escribe: “Sin una gran proporción de pobreza no puede haber riqueza, puesto que las riquezas son producto de la pobreza. La pobreza es aquel que no tiene ni propiedad, ni medios de riqueza. La pobreza es indispensable en la sociedad, sin ella las necesidades y comunidades no podrían existir en un estado de civilización” . Esta es la “teoría moral” del liberalismo sobre la libertad: para que exista la libertad (propiedad y acumulación de riquezas en un polo), debe de haber pobreza (explotación y opresión en el otro polo).
  2. ¿Cuántas veces se ha utilizado a la iglesia para decirle a los pobres? “la salvación está en el otro mundo a cambio de una piadosa obediencia a tu amo”. Es un arma del burgués liberal para manejar a la clase productora a sus caprichos, manteniendo intacto el orden social, controlando la mentalidad por medio de la religión como opio del pueblo. Esta fue y no otra la “educación laica” que la burguesía predispuso a los pobres. Ello no impide pregonar la doble moral, según los ricos, estos harán una armonía más dulce a los oídos de Dios que si son pobres, ya que el hombre adinerado se levanta por encima de sus vecinos con la bendición de Dios. Digna filosofía de la ética protestante de los fines últimos.
  3. Adam Smith escribió “Las funciones principales de la justicia son la protección de la propiedad. La abundancia del rico excita la indignación del pobre y la necesidad alentada por la envidia impele a este a invadir las posesiones de aquel, sólo bajo la protección del magistrado civil, podrá descansar tranquilamente”. Esta cita es concluyente sobre el papel de la policía y la magistratura que el político liberal les depara en el orden social establecido, defender la propiedad privada, cuando dicha propiedad es fruto del esfuerzo y la explotación de la clase productora.
  4. Voltaire creía necesario predicar una religión para defender la seguridad de la burguesía. No cree que la igualdad tenga aplicación alguna, y que es imposible que el mundo no esté dividido en dos clases (ricos y pobres); porque sin los pobres no habrá civilización, y porque no todos son igual de talentosos, siendo la propiedad un lujo que solo puede percibir el hombre de talento. Voltaire omitía que la civilización que defiende se basa en la opresión contra las necesidades de los pobres que también son parte del género humano, y a los que no les llega el talento porque la misma burguesía le niega los medios del saber, y no disponen de capacidad imaginativa para emanciparse en la riqueza: Dios civilizatorio del orden establecido, libertad suprema del ethos liberal.
  5. Era necesaria una doctrina burguesa que justificara y embelleciera la explotación de los pobres, sin que este optara por la rebelión, para ello utiliza a la religión antaño combatida y no por razones de “divinidad”. Es el ideal de Locke, de cómo tiene que ser la educación en la sociedad de clases; quiere jornaleros que cumplan con su trabajo y acepten su puesto en el orden establecido; y no quiere intelectuales que le combatan, por eso ve con buenos ojos que se prohíba la educación al pobre, mientras el hijo del propietario irá a un lujoso instituto. El rico estudia para gobernar y el pobre para ser gobernado.
  6. Linguet dijo a Voltaire que el conocimiento de las artes y las letras era peligroso para la clase obrera. La condición de la sociedad le condena a usar sólo de su fuerza de trabajo. Todo se echaría a perder si supiera que dispone de celebro. No importaba que los pobres permanecieran bajo el dominio de la Iglesia, si hombres como los filósofos eran libres para especular a favor del lucro burgués. Tienen pánico que ese mismo sentido racionalista invada las mentes de los pobres, la burguesía rebaja su planteamientos “anticlericales” en aras del fruto de la explotación.
  7. Doscientos años después el problema de la enseñanza no ha desaparecido ni mucho menos. Tomando por ejemplo a España, donde la Iglesia se ha levantado en cólera contra una moderadísima LODE. El saber es la llave del poder, esto lo saben los tecnócratas Opusdeístas del régimen, y las libertades burguesas nunca han estado dispuestas a conferir ese saber a los pobres, por eso la burguesía mas reaccionaria se levanta apoyando a la Iglesia ante los ojos complacientes de la burguesía mas liberal que apoya la LODE porque sabe que ésta favorece a la inversión hacia los colegios privados (mayoritariamente controlados por la Iglesia) y no a los públicos.
  8. La libertad del liberalismo económico enmarca la victoria del comerciante y del propietario rural contra los principios feudales. Louvet decía “el objetivo principal de la revolución es regular los principios y derechos de propiedad”, es decir, que en la sociedad la propiedad sea sagrada e inviolable además de privada. De ahí se impulsan conflictos sociales de tipo clasista y marginal (pobreza, delincuencia, corrupción).
  9. Según los ricos el vagabundo no es una víctima de la sociedad, sino una carga que el mismo crea, y merece por ello castigo. Según esta filosofía liberal, los pobres no son víctimas de la desgracia, sino de su holgazanería y maldad, y esta es la punta de lanza para justificar la abolición de la asistencia pública; recurriendo a la modificación de las leyes que permitan moldear el orden liberal. Tienen tanta confianza en su propia energía que no les es posible que el proletario no participa de su propia visión. Les dice a los pobres que si llegaran a ser hombres de posición podrían participar de los beneficios del estado que se ha formado, lo que es una aventura imposible ya que si sus cercamientos arrancan al campesino de la tierra carecen de la agudeza imaginativa, y las reglas de propiedad privada y mercantiles no dejan al proletario otra cosa vendible que su propia fuerza de trabajo. El liberalismo hizo de la desigualdad un artículo implícito a su fe, para luego invitar cínicamente a quienes se les niegan los medios para alcanzarla.
  10. Para los burgueses el estado fue un medio para protegerse de las nuevas ideas revolucionarias del proletariado, y cuando se hizo el estado servisocial, se hizo para contrarrestar el crecimiento de la conciencia revolucionaria de la clase obrera. Rehusaron a utilizar el estado como un medio de “bien social público” para sufragar gastos sociales a las masas hasta que las ideas del socialismo hicieron mella en las mentes proletarias. Y cuando no tuvieron mas remedio que aplicar este sistema, se dieron cuenta de que necesitaban mas ganancias, mas mercados, dando rienda suelta a la expansión de la acumulación de capital fuera de las fronteras, al militarismo, a las guerras, a los coletazos de la libertad que pregonan en nombre de la civilización para sojuzgar a los pueblos, a la decadencia, al imperialismo.
  11. Pero esta decadencia liberal-burguesa arranca de los mismos cimientos de la doctrina, los liberales de épocas anteriores a la Revolución francesa tenían una teoría negativa del estado, era una tiranía de la que trataron de escapar. Después de su victoria lo vieron como un medio de protegerse de las masas y algo mas tarde como una técnica para distribuir concesiones a los que discutían su supremacía, lo que les permitiera mantener inalterable el sistema capitalista en sus líneas fundamentales. A la demanda de justicia y revolución social, se le respondió con la caridad. El liberalismo siempre ha estado afectado por su tendencia a considerar a los pobres como fracasados por su propia culpa. Siempre ha sufrido por su inhabilidad a darse cuenta de que las grandes posesiones significan poder sobre los demás. Siempre ha rehusado cuán poco significado existe en la libertad de contrato cuando está divorciada de la igualdad en la fuerza de contratación entre contratante y contratado. Toda su filosofía fue en concentración sobre los poderes, y las posibilidades del contratista propietario de capital con quien su elevación social está asociada.
  12. El Estado por razón de los intereses clasistas que contribuyeron a su formación tenía propósitos mas limitados que el bienestar general de la comunidad. Esto queda demostrado por su actitud hacia los pobres, hacia las organizaciones obreras. Se demuestra por las largas luchas para poder establecer un nivel educativo, de sanidad, de alojamiento y de protección del trabajo. Por naturaleza el estado liberal estaba edificado por y para la obtención de ganancias, y mientras pudiese utilizaría todos los medios a su alcance para lograrlo sin importarle la situación de los demás, sólo hasta cuando surge la respuesta de la clase explotada y cobra peligro el orden social dominante.
  13. Las reglamentaciones de las nuevas condiciones de trabajo ocupa un lugar muy modesto en la nueva sociedad liberal. Cuando surgen disputas entre propietario y obrero sólo la palabra del primero es valedera, toda clase de huelgas y reuniones sindicales están prohibidas. La palabra del propietario es más válida y legal que la del contrato firmado. Se deja libre al patrono para que imponga multas a los agitadores obreros, y se les despide. Y si son agitadores de huelgas cárcel entre 2 y 5 años, había gustos para todo. La burguesía había conseguido unas leyes que les facilitara la explotación de la nueva clase proletaria, sin derechos, sin voz ni voto dentro del marco civil y del estado, sin conciencia de clase. El trabajador era ignorado por el nuevo código civil liberal, se le prohibía organizarse, la palabra del patrono tiene un valor testimonial mucho mayor que la suya. Estamos describiendo la confirmación de un código liberal-burgués para una sociedad burguesa. El país era gobernado por hombres de propiedad que habían fabricado ellos mismos las leyes, unas leyes que protegen su propiedad de cualquier asalto agitador (Le Chapellier), reduciendo y desarmando a la clase obrera. Estos fueron los principios establecidos después de la derrota de los jacobinos.
  14. El S. XIX es el siglo de triunfo del capitalismo, en este siglo no era la facha feudal, ni la monarquía absoluta su enemigo ahora el ataque fundamental lo hizo el movimiento obrero guiado por el socialismo, comprobando que la idea liberal obtuvo para la burguesía su porción cabal del privilegio, mientras dejó al proletariado encadenado. La libertad del liberalismo (desigualdad absoluta) se hace incompatible con la libertad del socialismo (de cada cual sus capacidades a cada cual sus necesidades). La burguesía comenzó a ceder a la clase obrera el estado servi-social que surgió alrededor de 1.860 en Inglaterra, el cual sufragó una asistencia pública y caridad a los pobres. Pronto se comprobó que estas concesiones eran más grandes que la productividad y estorbaban a las ganancias del capital. Fue la crisis, llevando a la búsqueda de mercados exteriores (colonización del continente africano) para frenar y reformar las exigencias de la clase obrera frente al sistema capitalista. Despojando a punta de bayoneta a toda la población de un continente, en la búsqueda de más mercados, riquezas y materias primas, lo que provocó la competencia entre las potencias capitalistas europeas por el reparto del botín. Surgió el nacionalismo económico expansionista, donde cada estado en representación de su burguesía nacional esperaba obtener la mayor tajada de África, surgió el militarismo promovido por las necesidades de mercado de los capitalistas de los diferentes estados para asegurarse un control de mercados lo mas fuerte y grande posibles, se gestaban las bases del surgimiento del imperialismo en el modo de producción capitalista, estas disputas de origen económico-político aumentó la tensión internacional, estalló la guerra, desembocando en las crisis, el paro forzoso, el hambre, las muertes que las filas obreras tuvieron que dar al afán imperialista del burgués. Se los llevaron a la guerra en nombre de la patria imperialista, derramaron su sangre. ¿Qué patria le dejan al obrero, cuando las reglas comerciales no le dejan otra cosa que su fuerza de trabajo, mientras que los defensores de la desigualdad y la propiedad privada se engalanan de patrioterismo y envían en defensa de esa quimera al campo de batalla a quienes no tienen mas propiedad que defender la ajena, la que pertenece a los ricos?. Este es el sentido de la frase de Marx de que los obreros no tienen patria, distinguiéndolo de las naciones oprimidas.
  15. El liberalismo rompió la disciplina medieval a favor del lucro, se moldearon a su servicio la moralidad y la religión. Eran tan profundos los cimientos de los derechos de la propiedad privada que a las defensas de la nacionalización de la tierra se les atacaba diciendo que era inmoral. La propiedad es sagrada e inviolable aunque millones se mueran de hambre, es el símbolo de esta libertad, y en su nombre cuando saltó la revolución bolchevique hicieron lo que de cualquier régimen capitalista era de esperar, se armaron y combatieron a Lenin organizando una cruzada anti-comunista a la Rusia soviética. Estaban dispuestos a no reparar en medios en la lucha por sus intereses de clase. La noción de tolerancia o racionalismo se esfumó del ámbito liberal, fue sustituido por la contrarrevolución y el irracionalismo imperialista, la pasión del conflicto de clases esclavizó la razón de quienes viéndose dueños del mundo se veían ahora despojados de su poder y su fundamento sagrado de propiedad privada en la Rusia soviética y Europa central. Se había llegado a una lucha final entre el explotado y oprimido contra sus explotadores y opresores, y estos últimos estaban decididos a que triunfasen sus propósitos y no soportaban ni críticas ni oposición.
  16. No recordaban o decidieron olvidar que en su búsqueda de autoridad habían hecho la revolución y la guerra, tampoco recordaban en que hubo un tiempo en el que se vieron obligados a pedir justicia, piedad y compasión, que se vieron obligados a desplegar las banderas abstractas de la igualdad, la fraternidad y la libertad. Tampoco recordaban que la libertad de la que ahora disfrutaban era negada a la mayoría de sus conciudadanos, rehusando a ver que una sociedad justa es aquella en la que todos puedan compartir con equidad el bienestar material necesario. Se habían contentado para suponer una sociedad para la obtención de ganancias, para favorecer el afán de lucro de una minoría alimentado por la lógica capitalista de acumulación. Fueron incapaces, su ideología se lo impedía, de prever que las fuerzas productivas entrarían en conflicto con las relaciones de producción capitalistas, que la marcha de la historia impedía la continuidad eterna de sus costumbres y normas. Cuando sobrevino el conflicto no estaban preparados para él, fue la caída del liberalismo, vino la etapa imperialista como un giro de tuerca del orden capitalista, con nuevas formas de dominio y explotación de los trabajadores y los pueblos oprimidos. En su afán de ganancias tenían en sus manos la elección de la paz o de la guerra. Pero la idea de obtener ganancias en nombre de la libertad, idea gobernada por la lógica del capital, eligieron la guerra, para destapar de una vez por todas que lo que ellos llaman libertad no es más que la voracidad a la que sirven.
  17. En algunos países para asegurarse el bienestar civil de los propietarios como en Italia encontraron al fascismo y en Alemania el nazismo, que fueron un concierto del capital y los terratenientes para salvaguardar sus propiedades del ataque obrero. La política liberal desapareció de estos estados, tanto partidos obreros como sindicatos fueron prohibidos al igual que las libertades civiles. El estado pasó al control económico, político, social y militar. El capitalismo yanqui entró en la misma fase de contracción crítica, llegó el momento de que los postulados de su sistema de propiedad privada eran incompatibles con la democracia, o se cambian las relaciones de clase o se verán obligados a cambiar la base democrática de la sociedad con el objeto de realizar los objetivos de la acumulación de capital: el crecimiento de las ganancias. De ahí que el derecho político del presidente y del congreso de los EE.UU esté tan limitado como no lo está en otra parte del mundo para decretar medidas “socialistas”. El temor a la democracia a principios del S. XX fue a que su extensión destruyera la seguridad de la clase explotadora. De ahí que surgiera el fascismo, porque las masas estaban agitándose y organizándose en consejos obreros (contra poder del estado capitalista) y era necesario aplastarlas. En los EE.UU al acrecentar su poder económico y su estado servi-social ocurrirá lo mismo que en Europa, pero no encontrará oponente para extender su dominio neo-colonial por toda América, dificultad que los estados europeos en competencia si encontraron en África. Los EE.UU colonizaran América para sufragar su estado servi-social, acrecentando a su vez su poderío económico y monopolista, extendiendo su apoyo a dictaduras militares por toda Latinoamérica, interfiriéndose en las relaciones políticas de estados soberanos, matando en nombre de la libertad del Tío Sam, arruinando a países económicamente inferiores, haciéndolos mas dependientes, costeando y sosteniendo a oligarquías corruptas, colocándolas en el poder político y militar por medio del soborno y la intervención directa si es preciso, para dar carta blanca a la exportación de capitales, la implantación de multinacionales yanquis y el saqueo. En nombre de la libertad el imperialismo yanqui se reproduce a costa de la opresión de los pueblos y naciones. Hoy el presidente USA podrá presumir de que su país es mas rico, poderoso y libre, ignorando que dentro del imperio USA se ha desmontado el estado servi-social a pedazos, hay grandes bolsas de pobreza y desigualdades sociales, que la corrupción se ha instaurado en la esfera política, con 35 mill. de pobres y vagabundos, dependiendo su poderío de las decenas de pueblos y países que exprime. Hoy en día los EE.UU son la aristocracia del capitalismo monopolista, su moneda el dólar es la imagen de la economía capitalista mundial, es la imagen de la hegemonía política y económica del imperialismo USA, es la imagen del hambre, de las guerras, de la expoliación de gran parte del mundo. La imagen de la “libertad” de oprimir, explotar, invadir, masacrar, expoliar, conspirar, someter…es la aplicación actualizada de la ética liberal, debe existir la pobreza para que exista la libertad de unos pocos. Derecho de los pobres a ser explotados para hacer posible y viable la libertad de sus explotadores.
  18. Hasta ahora hemos visto que la libertad del burgués no es más que la defensa y la acumulación de su propiedad, traducido en el encadenamiento en las fábricas de los obreros que fomentan una libertad que no podrán percibir. No obstante, la situación de la clase obrera ha evolucionado en la sociedad capitalista, tiene ciertas concesiones sociales (enseñanza, seguridad social, etc), libertades políticas y de asociación sindical. Y no ha sido precisamente la bondad del burgués, ni la moral del liberalismo que antes hemos expuesto, sino la lucha de clases que se ha definido durante dos siglos de luchas, de sangría que la clase obrera ha tenido que derramar para poder “situarse” dentro de la sociedad capitalista, como ciudadano, como parte del género humano en abstracto. La igualdad que propugnaba la doctrina liberal, ha sido y sigue siendo falsa, en la praxis es desigualdad, y eso no se podrá superar en los marcos de la sociedad capitalista. Sigue habiendo desigualdad de oportunidades, paro, marginación social, opresión social y nacional, explotación de clase, gran concentración de riqueza frente a enorme pobreza. La clase obrera produce plusvalía como nunca para el burgués. La única salida a esta encrucijada histórico-social es el derrumbe político y social del sistema de explotación capitalista, sistema que sustenta los principios de la voracidad social y que es un peligro declarado incluso para la propia supervivencia de la humanidad (amenaza ecológica y nuclear).
  19. La burguesía siempre se refugió en instituciones de beneficios demasiado limitados para la clase a la que pretendió dirigir además de oprimir y explotar, la utilizó para sus fines entonces revolucionarios, apartándola de los beneficios de la libertad. El individuo al que la doctrina liberal-burguesa ha pretendido siempre proteger no es más que aquel que dentro de sus capacidades y cavidad social es siempre libre para comprar su libertad. Convirtiendo la libertad en una mera mercancía, mientras el proletariado que no pueden comprar tan preciada mercancía no tiene más remedio que venderse, que prostituir su fuerza de trabajo, amarga ironía de la libertad liberal-burguesa. El precio de la libertad lo pagará una minoría que es la que dispone de los recursos para procurársela, recursos producidos por la mayoría, mientras que esa mayoría se come las cáscaras de esa libertad que no es mas que la injusticia, la opresión, el paro, el hambre, etc.
  20. Hoy en día se conoce al filósofo liberal español Julián Marías el cual continúa manifestando la misma basura liberal a través de los tiempos: “para que haya libertad en un lugar tiene que haber pobreza, sino la libertad no existe”. La libertad ¿de quién? ¿cómo se puede llamar libertad donde el 75% del mundo padecen enfermedades curables, desnutrición, paro y hambre? ¿Es ese acaso el tributo que hay que pagar por la libertad de los “libertadores capitalistas” y de sus “prósperas sociedades”? ¿Cómo se puede decir que para que haya libertad debe de existir la pobreza y quedarse uno tan tranquilo? ¿Somos tan poco cultos para poder comprender la ética liberal inteligible para los pobres?. Quienes gozan de la libertad negada a otros, obtenida del trabajo de la mayoría, no pueden envidiar mucho a los traficantes de esclavos de siglos pasados. O es que son tan poco científicos, para no querer reconocer la verdad objetiva de que la libertad que ellos defienden no es mas que la opresión fundamentada en la explotación de clase y que ello es la antítesis de la libertad misma, entendida como desarrollo integral de la persona libre de explotación y calamidades, para expandir sus capacidades y desarrollar sus necesidades sin límites. La filosofía liberal dibuja la sociedad desigual para invitar después a la libertad a quienes se les niegan los medios indispensables para alcanzarla. Es un juego donde las reglas las establece el más fuerte, eso no es libertad.
  21. El estado liberal dejaba correr la libre empresa y no se interfería en nada, la tendencia decreciente de las ganancias provocó la sobreproducción de capital, lo que provocó la inflación, un aumento bárbaro del déficit, la reducción de la capacidad adquisitiva de la población por el alza de carestía de la vida, fue la época de un mercado capitalista sin compradores, lo que había detrás del mercado se hundió, fue el crac económico de 1.929. A partir de ahí el estado burgués entra en una nueva etapa, trata de intervenir para frenar la inflación, mantener el déficit regulando los salarios y la economía, es el neocapitalismo fundamentado en la estrategia del keynesianismo, con presupuestos de estado obligatorios donde la clase obrera aporta el 80% de los impuestos, que luego la burguesía a través de su gobierno logrará una redistribución de la renta en su favor a decreto legislativo. Es el comienzo del neocapitalismo, la segunda etapa del S. XX gestada en los años 30, donde el estado regula de una manera mas directa la economía para intentar mantener la seguridad de la propiedad desde políticas anti-crisis para recuperar la tasa de beneficios del capital, contener la inflación y el déficit presupuestario llegando al recorte social y la congelación salarial como recurso automático, es una política de estado que el liberalismo tardó 200 años en descubrir, es el capitalismo monopolista de estado, en el cual el estado es el primer empresario del país. ¿Hasta cuando se va a poder seguir conteniendo las tasas inflacionistas y los déficits públicos?, tan necesaria para la economía de un país capitalista de “prosperidad”.
  22. Cada día se extrae del “tercer mundo” la máxima producción y riqueza con la palanca del intercambio desigual que los países ricos disponen, mientras que allí el género humano se muere de hambre. También provienen parte de los recursos que la clase capitalista se apropia para contentar las exigencias de la clase obrera europea que sus luchas provocan, cediendo unos servicios públicos, pero a su vez gestando división e insolidaridad frente al internacionalismo de clase, sobornando a una fracción obrera “aristocrática” que ideológica y políticamente está integrada en el sistema imperialista. Y no es que en el tercer mundo no existan recursos para el desarrollo, es que el triángulo de la economía capitalista impone la explotación de los países pobres, la extracción de materias primas a precio de saldo, la fabricación de productos semielaborados o fases productivas con fuerza de trabajo barata y sobreexplotada, la importación de productos elaborados en las metrópolis que desnivelan la balanza comercial de los países pobres, la exportación de capitales, el dominio de las multinacionales en la planificación de la economía, la expatriación de los beneficios, la inflación, el déficit público, el dogal de la deuda externa, etc. Y eso que no hemos hablado del negocio de la compra-venta de armas que pesa como losa sobre los países pobres en sus presupuestos estatales. Traduciendo la situación a un idioma más llano, los países ricos (imperialistas) saquean a los países pobres (oprimidos) sus recursos y dirigen su economía, y estos sin recursos ni economía propia se mueven en la dependencia, y no tienen más remedio que ceder ante la lógica de la economía capitalista. Este es el precio de la libertad en los países del tercer mundo.
  23. Multinacionales poderosas en países sub y desarrollados que fomentan la importación de capitales, tecnología y productos elaborados, destruye sectores de la economía nacional, sube la inflación, aumenta el coste de la vida y quiebra a la economía nacional con deudas exteriores. Este circulo mercantil capitalista, se inició con el triangulo comercial en el S. XVIII con el comercio de esclavos y perdura de manera sofisticada hasta nuestros días. Para mas datos, añadir que el nivel de vida en África antes del S. XIX (siglo de la colonización europea) era casi tan alto como en Europa, pero a partir del triunfo del capitalismo a escala mundial hasta nuestros días, el tercer mundo y en especial África, donde hay que añadir las sequías, ya no es igual que antes del capitalismo, es peor. No es cierto que gracias al capitalismo las condiciones de vida hayan mejorado, ello es una verdad a medias, el progreso social y productivo sólo está disponible para una cuarta parte del mundo acosta del atraso del resto, que antes del triunfo mundial del capitalismo vivía tan bien como esa cuarta parte.
  24. También en esas sociedades ricas o desarrolladas cada día hay mas población excedente del mercado de trabajo y como consecuencia mas subempleo y paro, cada día las necesidades de la economía privada se procura mas publicidad potenciando la cultura consumista de masas, imbuyen una ideología individualista y competitiva que lejos de perseguir la perfección humana, se sumerge en un montón de productos decepcionantes imaginados para deslumbrar al público que no obtiene mas que el vil precio, que aliena al obrero a perderse en horas que le agotan, convirtiéndolo en un hambriento ciego de consumo, matando su moralidad de clase con el ejemplo de los pocos escrúpulos, se socializa el consumismo, es el estado máximo de la degradación moral y supra-clasista del individuo. Se ignora, que la competencia sólo deja vencer al que tiene mas dinero, que después de la lucha conduce al monopolio del vencedor y a la retirada de los buenos precios, donde sólo bastan unos cuantos productos de lujo para deslumbrar al consumidor, cuando hay una parte que no tiene ni para el pan. Es la cizalla anti-clase, la discordia de la solidaridad de clase, una herramienta de opresión más del capital, para elevar sus ganancias a la par de mantener difusa la respuesta obrera. La publicidad burguesa invade las mentes de los consumidores obreros y evade los problemas reales, es la nueva arma del capitalismo. Comedura de coco, su lema es ser y tener mas que el vecino fomentando la competitividad por el consumo, estado supremo de la ideología consumista, lo que es totalmente negativo para los intereses de clase del proletariado, pero para el estado de desigualdad y el burgués al cual lo único que le interesa políticamente es que no le combatan a él, sino que la clase obrera se divida y diluya en el orden social imperante, que consuman y aspiren a tener buenas condiciones salariales, que se confundan como aristocracia obrera tanto en las ideas como en el modo de vida, que entiendan la liberad liberal y luchen sólo por ella.
  25. Cada día a los capitalistas les es más rentable contener los salarios, cada día les es más rentable el desarrollo tecnológico para desprenderse de más trabajo vivo, utilizando más trabajo muerto, para aumentar los beneficios y acelerar la competencia entre los trabajadores, nivelando a la baja sus conquistas. Cuanto mas avanza la tecnología industrial mas peligro para mantener la unidad de los trabajadores, es un dilema que subsiste a lo largo de la historia del capitalismo, donde la máquina en vez de enriquecer al productor, lo empobrece, en vez de quitarle tiempo lo esclaviza aún mas, y en vez de ayudarle para el ocio y estudio, lo sustituye para el paro funesto, ello no es culpa del progreso productivo, es producto de las relaciones de producción capitalistas, únicas responsables de tal contradicción. Las disputas estamentales acabaron con la sociedad feudal, la burguesía fue producto de ella, como lo es el proletariado de la sociedad burguesa, tarde o temprano perecerá porque las espaldas donde aguantan su libertad no soportaran in estremis eternamente más opresión, engaño y desigualdades. Como ocurrió en el feudalismo ocurrirá en el capitalismo, es la lógica del progreso social de la historia, pueden haber retrocesos, pero la tendencia histórica siempre va hacia delante.
  26. La libertad, es esa libertad liberal que goza espiritual y materialmente la minoría de la sociedad. Somos una sociedad “libre”, pero ¿a cuántos alcanza esa libertad? a la clase poseedora de las leyes, de la economía, de los medios de producción, a los dueños del estado. Ahí es donde acaba el límite de la libertad como entidad clasista. Por que para cualquier miembro de la clase obrera ¿es libre por estar en paro, por pasar hambre, por tener bajos salarios, por no tener una enseñanza y servicios asequibles? ¿es que el proletariado es tan bromista que ha escogido libremente la pobreza para demostrar la hipocresía de la pretendida libertad supraclasista?. La clase obrera no es pobre per se, sino por que la estructura de la sociedad capitalista le niega los medios. La libertad individual de competencia, la ley del mas fuerte en la selva, ese es el significado de la libertad burguesa, el darwinismo social. A los que pasan hambre y no tienen trabajo de nada les sirve que esa libertad exista, es mas la ignoran, son tan “incultos” que no conocen la ética liberal, no saben que son libres, sólo los pensadores liberales lo saben. La libertad entonces ¿para qué? Sino alcanza a todos. Los filósofos liberales siempre han rehusado en ver que la verdadera libertad está basado en el pleno desarrollo de las capacidades y la plena satisfacción de las necesidades de la sociedad ¿qué mayor libertad que la libertad común para la libertad de cada individuo? ¿Puede considerarse libre un individuo cuando el resto es pasto de la opresión y de la necesidad?. Las libertades individuales de unos pocos son la opresión de quienes sudan esas libertades y no las gozan. ¿Cómo puede existir la libertad entre dos negociantes cuando no hay igualdad en la fuerza de negociación entre el capitalista propietario del capital y el obrero propietario de la fuerza de trabajo? O ¿es libre el obrero de elegir su salario, profesión, vacaciones, centros de enseñanza tal como le plazca? Hoy sabemos que no es así, porque las reglas mercantiles no le dejan mas fuerza y medio de vida que su fuerza de trabajo quedando derrotado antes del combate comercial en manos del burgués. Mientras el patrono puede gozar de ciertas libertades al ser los beneficiarios de las relaciones de producción capitalistas. SÓLO EL COMUNISMO ALCANZARÁ EL REINO DE LA LIBERTAD.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s